Autor: Pernáu, José. 
   El pabellón americano, en la línea de "La nueva frontera"  :   
 Este año no vienen a enseñar, sino a vender. 
 Ya.     Páginas: 2. Párrafos: 13. 

EL PABELLÓN AMERICANO, EN LA LINEA DE "LA NUEVA FRONTERA"

Por José Pernáu

Este año no vienen a enseñar; sino a vender.

UNO de los delegados del Departamento de Comercio de Jos Estados Unidos, llegado

a la ciudad condal para la Feria, de Muestras, iba explicando los .pormenores

del de EU país en el certamen barcelonés.

Decía que hasta hoy, con la participación en la Feria, se había pretendido

mostrar diversos aspectos de la vida americana, y que el pabellón de los Estados

Unidos se ha convertido ahora . en un gran centro de negocios al exponer unos

productos que recientes estudios mercadológicos han demostrado que el público

español ha de acoger bien. "Los Estados Unidos—decía un compañero—han dejado de

hacer pabellones para países subdesarrollados."

Dentro de aquella tónica general, que inspiraba la participación de los Estados

Unidos en todas las ferias, tuvimos ocasión de conocer un gran supermercado con

varios centenares de productos. Otro se mostra-

ron en un gran pabellón las múltiples aplicaciones" del algodón en la vida

americana. Nada se vendía ni se representaban intereses de ninguna empresa. Se

pretendía orientar al visitante, por ejemplo, en lo que debe ser un

supermercado; y cuáles son las aplicaciones del algodón.

Esto costaba mucho dinero y el rendimiento era muy escaso. Nada de dinero. En

todo caso, el pueblo americano se captaba algún nuevo admirador, aunque también

podía ocurrir lo contrario.

CAMBIO TOTAL DE POSICIÓN

En estos momentos, en que también los Estados Unidos necesitan divisas para

compensar sus fabulosos dispendios, y cuando ´han de enfrentarse ya con una gran

competencia en los mercados europeos, que se abastecen con su propia producción;

cuando existe un Japón que lanía sus productos al mercado con evidente ventaja

sobre los norteamericanos; cuando existen unos pueblos que recientemente han

logrado la independencia que lo que.quieren de Estados ´Unidos no son

costumbres, gino.

EL PABELLÓN AMERICANO

Salas de conferencias y proyecciones, librería comercial y oficina de ventas

bienes de equipo, en estos momentos la concepción de ?os pabellones oficiales de

los Estados Unidos en las ferias internacionales ha cambiado totalmente. Por una

decisión del propio Presidente Kennedy, la participación en las ferias

internacionales reviste ahora un aspecto netamente comercial y ha perdido lo que

antes tenia de documental costumbrista en technicolor.

Dentro de esta línea, parte integrante de la "nueva frontera" de la política del

Presidente, los Estados Unidos han participado ya en tres ferias europeas:

Utrech (del 11 al 19 de marzo), Lyón (del 31 de marzo al 8 de abril) y

Barcelona, siendo esta última, por extensión y valor de las mercancías

expuestas, superior a las otras dos.

Dentro del gran pabellón, que ocupa una superficie de 3.300 metros cuadrados,

cada una de las sesenta empresas representadas ha instalado su correspondiente

"stand". Las mercancías expuestas son de una gran variedad. Van desde una

excavadora de sesenta toneladas de peso y de una gigantesca planta para secar

cereales hasta los piensos compuestos para la ganadería o los minúsculos

transistores, pasando por máquinas automáticas de venta, herramientas,

tractores, electrodomésticos, etc.

UN GRAN CENTRO DE NEGOCIOS

Algunas de las empresas que exponen no tienen una representación en España.

Cuenta el pabellón con unos servicios generales para todos los expositores, como

son sala de conferencias, sala de proyecciones, librería comercial y oficina de

ventas, todo magníficamente instalado. El pabellón quiere ser un gran centro de

negocios, donde los hombres de empresa americanos se pongan en contacto con sus

colegas españoles. Cada empresa cuenta con un buzón, a través del que cualquier

persona puede formalizar una

cita con uno de los delegados norteamericanos en el caso de que éste se halle

ausente. En el pabellón, además, se da amplia información sobre las restantes

doscientas setenta firmas norteamericanas que se hallan esparcidas por el

recinto.

Este año los americanos no vienen a enseñar nada.Vienen a vender sus productos,

si realmente pueden interesar, como han demostrado los estudios previos, al

mercado español. Su presencia viene a ser un reconocimiento tácito de las

posibilidades que ofrece el mercado nacional. Quizá su pabellón haya perdido

espectacularidad. Pero precisamente por ello ha ganado mucho...

MENSAJE DE KENNEDY

A la entrada del pabellón oficial, un mensaje del Presidente Kennedy da la

bienvenida al visitante: "Al transmitirle mi más cordial bienvenida a esta

exposición de productos norteamericanos quiero destacar que considero la Feria

Oficial e Internacional de Muestras de Barcelona como uno de los acontecimientos

comerciales más importantes de cuantos se celebran en el mundo, y es claro

exponente del considerable auge conseguido después de sus treinta ferias hasta

ahora celebradas para fomentar e incrementar las transacciones comerciales

interiores e internacionales.

Deseo toda clase de prosperidades y éxitos a este y sucesivos certámenes, y

gustoso aprovecho la oportunidad para invitarle a visitar detenidamente las

mercancías norteamericanas que ofrecemos hoy al mercado mundial.—John. F.

Kennedy, Presidente de los Estados Unidos de América."

Han vuelto los Estados Unidos después de dos- años de ausencia. Son los dos años

de presidencia de John F. Kennedy. Dos años que han servido para preparar este

cambio, que los "visitantes del certamen barcelonés han sabido interpretar,

 

< Volver