Perspectivas alentadoras del consumo textil en Europa  :   
 En los próximos diez años puede aumentar en cinco mil o seis mil millones de dólares. 
 Ya.     Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Perspectivas alentadoras del consumo textil en Europa.

En los próximos diez años puede aumentar en cinco mil o seis mil millones de

dólares.

TODA Europa está viviendo un impresionante proceso de desarrollo económico. Los

mercados se ensanchan y la competencia crece a medida que aumentan los ingresos

del consumidor y la producción industrial. Una vez y otra se hace necesaria la

renovación o rectificación de los sistemas para adecuarlos a nacientes

exigencias. Pero el fenómeno no es nuevo — el Nuevo Continente, abocado desde el

comienzo de sus nacionalidades al progreso técnico, nos precedió en estas

experiencias—. Para ellos la ascensión fue difícil, pero la culminaron. Para

Europa no es más fácil, pero tenemos la ventaja de poder consultar en la

experiencia de Norteamérica. Dia a día se hace más palpable la repetición de

situaciones y se comprueba que, en mayoría de casos, las soluciones encontradas

en Estados Unidos son también efectivas en esencia en el Viejo Continente.

El doctor Hans Koedam, director de la Central Europea de Investigación de

Mercados del

International Cotton Council, ha anunciado que el mercado total de textiles de

Europa occidental puede aumentar en cinco mil o seis mil millones de dólares en

los próximos diez años. Una guía esencial para el éxito en la producción textil

y la comercialización en la nueva Europa, según el doctor Koedam, la constituye

un cuidadoso estudio constante del mercado, que permita a la industria estar en

todo momento al corriente de los cambios existentes o previsibles en la economía

y en los mercados.

El doctor Koedam, que pronunció estas declaraciones durante una reciente

conferencia en Rotterdam, ilustró sus afirmaciones con la proyección de los

gráficos que reproducimos a continuación.´ Ni que (decir tiene que la

comparación con países plenamente desarrollados es siempre válida, ya que éstos

representan una meta hacia la que tienden las otras economías.

El consumo "per capita" de vestuario masculino en U. S. A. es aproximadamente

dos veces y media mayor que en Bélgica, Francia y España, que pueden

considerarse bastante representativos del consumo total de Europa.

Los respectivos institutos algodoneros de Alemania, Bélgica, España, Francia,

Holanda y Estados Unidos han encontrado que en estos países un promedio del 50

por 100 del consumo total de algodón se destina a vestuario: un mercado muy apto

para promoción. Un mercado, no obstante, que requiere un completo conocimiento

de los factores competitivos para que la promoción sea efectiva.

La distribución por usos finales en España presenta ciertas anomalías. Los

porcentajes correspondientes a los usos finales y de vestuario—referidos a

artículos terminados, confeccionados—resultan proporcionalmente muy bajos: un 35

por 100; en tanto que debemos consignar un capítulo aparte, de considerable

importancia, dedicado a la venta de tejidos diversos por metros. De ello se

deduce que la primera tarea a desarrollar consiste en incrementar la tendencia

ya existente hacia la delimitación de tipos y a la confección, para llegar a

campos más promocionales.

 

< Volver