Inauguración de la escuela de periodismo de la Iglesia  :   
 Presidieron el acto el Primado, el Ministro de Información y Turismo, Sr. Arias Salgado. 
 ABC.    03/11/1960.  Página: 47-48. Páginas: 2. Párrafos: 17. 

ABC. JUEVES 3 ,DE NOVIEMBRE DE 1960. EDICIÓN DE LA MAÑANA.

PAG. 47

INAUGURACION DE LA ESCUELA DE PERIODISMO DE LA IGLESIA

PRESIDIERON EL ACTO EL PRIMADO, EL MINISTRO DE INFORMACION Y TURISMO. SR ARIAS

SALGADO, Y VARIOS PRELADOS

Interesante, discurso del obispo de Huelva. D. Pedro Cantero

Con gran solemnidad se celebro anoche. en él salón de actos de la Cámara Oficial

de Comercio, la inauguración de la. Escuela de Periodismo de la Iglesia. Una

numerosa y sélécta concurrencia llenaba totalmente la sala y los pasillos de

acceso a 1a misma.

Ocuparon la presidencia el cardenal primado y arzobispo de Toledo, doctor Pla y

Deniel; el ministró de Información y Turismo, D. Gabriel Arias Salgado; el

nuncio de Su Santidad, monseñor Antoniutti; el arzobispo de Valladolid, doctor

García de Goldaraz, y los prelados de Málaga, D. Arigel Herrera, y de Madrid,

doctores García de Lahiguera y Ricote, y el obispo de S ión, doctor Muñoyerro, y

el director general de Prensa, Sr. Muñoz Alonso;

Entre las persorialidadés asistentes figuraban el ex ministro D: Alberto Martín

Artajo, D. Luis Ortiz Muñoz, D. Tornas Cerro Corrochano, Sr. Gómez Aparicio, así

como todo, el profesorado de la Escuela Oficial de Periodistas,y los profesores

y alumnos de la nueva Escuela.

Previamente se .procedió a la lectura del acuerdo de creación: de la Escuela y

del texto del decreto promulgado por el mínistro de Informació y Turismo sobren

las relaciones entre ambos centros docentes: el del Éstado y el de la Iglesia.

Don Pedro Catero Cuadrado, obispo de Huelva y presidente de la. Junta. Nacional

de Prensa Católica; disertó sobre el tema "Necesidad, oportunidad, carácter y

fin de la Escuela dée´Periodismo de la Iglesia".

"Está Escuela—comenzó diciendo—es en es tos momentos tenía de comentario, en la

opinión española. Por tanto, bien vale la pena de que expongamos aquí con

fidelidad las lineas generales dé los propósitos" y pensatnientos de las

jerarquías de la Iglesia al acordar crearla. Tenemos grandes motivos de

esperanza al inaugurar la Escuela de Periodismo de la Iglesia, fundada al

servicio del bien común.

El periodismo actual, exige nuevos cauces y métodos nuevos. Aparte de su

capacidad, técnica, precisa de una moral y una cultur adecuadas para la misión

que le compete. Han pasado los tiempos románticos del periodismo del

aprendizaje, en las salas de Redacción; el periodismo se ensambla más que en las

Bellas Artes en la esencia de las ciencias política, económicas y sociales. Por

ser el vehículo más sutil y delicado de contacto con la opinión, ha de

procurarse que el periodismo se a lo que debe ser y la sociedad y la Iglesia no

pueden permanecer indiferentes ante el hecho de que el periodismo pueda ser

manejado para el bíen o para el mal, para la verdad ,o para la mentira.

Entienden las jerarquías eclesiásticas, y con. razón, que hay que formar

periodista en todas las dimensiones. Hoy en el mundo se siente la necesidad de

grandes centro culturales de carácter universitario para -preparar a los

periodistas. El periodista ha de ser objetivo en sus informaciones y ha de decir

la verdad por el bien común y en interés de los problemas del interior del país

y del exterior; La técnica es necesaría, pero después de un aprendizaje ade-

cuado se requiere un estudio oriental y mora. Muchas escuelas furicionan ya en

el mundo, y he de destacar las dos creadas por la U. Ñ. E. S. C. O. de carácter

internacional.

que buscaron intercambios de opinión con otros países para deducir las debidas

consecuencias. Los representantes de veinticinco países sé reunieron en la U. N.

E. S. C..O., y," el intercambio de opiniones dio lugar a un libro en el qué

figura el criterio firme de cuál habia de ser la función del periodista y cuáles

las misiones que correspondían a las Escuelas para su formación. La lectura del

citado libro ofrece como resultado un estudio constructivo y orientador con las

correspondientes conclusiones sobre la formación del periodista y la posibilidad

de que tenga conocimientos amplios sobre las cuestiones que haya de tratar en el

periódico.

Cita el Dr. Cantero como primeras escuelas la Oficial de Periodismo, el Estudio

de Navarra y la de "El Debate".

Aparece esta Escuela, pues, que ahora inauguramos como una institución

eclesiástica-para atender a la plena formación moral, técnica y cultural, de los

periodistas católicos. En la Conferencia de Metropolitanos se acordó la

creación, y más tarde, a través de oíros organismos, se ha llegado a esta

inauguración. No podernos por menos de expresar nuestra gratitud al Jefe del

Estado por haber reconocido esta necesidad de la Iglesia, y al ministro dé

Información y Turismo que redactó el decreto correspondiente.

El Dr. Cantero pasa a explicar las razones que justifican la creación de la

Espuela, y dice que el ejercicio del periodismo creado por la Iglesia lia de ser

perfectamente católico, y a eso tiende la Escuela que ahora se crea. No se puede

improvisar el periodismo católico; hay qué ir a una formación intelectual

católica para cumplir los fines de la misión específica de la Prensa Católica;

ha de empaparse de las enseñanzas de la Iglesia para transmitir al mundo el

Mensaje cristiano. "La verdad, decía Pío XII, necesita una voz, y la más potente

es la de la Prensa." La Prensa católica no se diferencia por sus lectores o por

su presentación sino por su espíritu. El contenido de la Prensa es y debe ser la

actualidad. La Prensa que no informa a la opinión, que rio refleja la opinión,

está abocada al fracaso. Ha de tener una visión clara y orientadora y ha de

responder con esa claridad y esa orientación al público que la lee. En

definitiva, ha de dar a conocer la imagen de la Iglesia al mundo, y. a la

Iglesia, la imagen del, mundo. Ha de servir a la verdad "y ser presencia activa

y testimonió ante los problemas que envuelven al mundo. Para esa finalidad se

funda esta Escuela.

Pasa a ocuparse de los planes de estudio y afirma que el periodismo católico

será lo que el periodista católico sea, pero que su finalidad es la de servir a

la Iglesia y en definitiva a la Patria, El espíritu de esta Escuela que hoy

inauguramos, agrega, no quiere desgarrarse de la órbita de la Universidad,

quiere cooperar con la. Escuela Oficial de Periodismo, viene a servir a la

opinión, y a servir a la Iglesia con competencia y fidelidad."

Grandes aplausos, subrayaron las palabras finales del prelado de Huelva.

INTERVENCIÓN DEL CARDENAL, PRIMADO

Seguidamente se levantó a hablar el, cardénal-arzobispó de Toledo, Dr. Pía, y

Deniel.

"No debía hacer uso de la palabra después de esta magnifica leccion del obispo

d.

Huélva—empezó diciendo el primado- pero la trascendencia del acto es tal, que me

veo en la necesidad de hacerlo. El Gobierno: ha reconocido el derecho de la

Iglesia a crear este centro,y al propio tiempo ha establecido las bases de

relación entre ella y la Escuela Oficial. Ello es consecuencia de que vivimos un

Estado confesional que proclama- que la Iglesia es una sociedad perfecta. Pues

bien: yo tengo que añadir que la Escuela es un verdadero apostolado. Puede

haber, una Prensa no anticatólica y hasta que sea favorable a las obras de la

Iglesia. Pero la Prensa católica es un apostolado, y de ahí la creación de esta

Escuela. Por eso un periódico católico debe serlo en su finalidad en su

integridad," absolutamente en todo; en la noticia, en el comentario de la

noticia y hasta en la publicidad, porque, la misión del periodista católico es

puro apostolado.

Esta Escuela que hoy inauguramos tanbrillantemente prestará, un gran servicio a

la Iglesia y a nuestra querida España. España ha tenido una leyenda negra y

sigue teniéndola ¡Ojalá dispusiéramos de poderosas agencias para deshacer todas

esas crónicas que por ahí circulan!

El apostolado requiere un ideal y sacrificios. Insisto, perdonadme, en que con

la Escuela se va servir a la Iglesia, pero no funcionará menos al servicio de

nuestra querida España."

E1 Dr. Pía y. Deniel fue largamente aplaudido.

 

< Volver