Autor: Moreno Nieto, Luis . 
   Imposición al cardenal primado de la medalla de oro al mérito en el trabajo  :   
 Al acto, celebrado en Toledo, asistieron los ministros de Trabajo, secretario general del Movimiento y de la Vivienda. 
 ABC.    13/07/1960.  Página: 42. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

A B C. MIERCOLES 13 DE 3 JUlIO DE 1960. EDICIÓN DE LA

MAÑANA. PAG. 42

IMPOSICIÓN AL CARDENAL PRIMADO DE LA MEDALLA DE ORO AL MÉRITO EN EL

TRABAJO

Al acto, celebrado en Toledo, asistieron los ministro de Trabajo, secretario

general del Movimiento y de la Vivienda.

Toledo 12. (Crónica telefónica de nuestro corresponsal.) La Medalla de; Oro al

Mérito en el Trabajo, el más alto galardón con que se premia en España a la

tenacidad en el esfuerzo físico, o intelectual, le ha sido impuesta esta tarde

al cardenal primado, doctor Pla y Deníel, por el ministro de Trabajo, señor Sanz

Orrio. El acto, sencillo y sobrio, ha tenido lugar en el Salón del Trono del

Palacio arzobispal, en presencia del ministro secretario general del Movimiento,

señor Solís Ruiz; .ministro de la Vivienda, señor Sánchez-Arjona; obispo

auxiliar de Toledo, doctor Granados; gobernadores civiles dé Toledo y de

Segovia; las restantes autoridades y centenares de trabajadores toledanos, que

han querido estar junto a su prelado en los instantes en que recibía esta

distinción para testimoniar con cuánta justicia se ha reconocido oficialmente la

absoluta dedicación al trabajó del primado de España, cualidad distintiva entre

el cúmulo de virtudes que conforman y distinguen la figura ejemplar de este

anciano . príncipe de la Iglesia, que a los ochenta y tres años trabaja doce

horas diarias sin haber disfrutado jamas vacaciones en los dieciocho años que

viene rigiendo la archidiócesis de Toledo.

Los emblemas, adquiridos por suscripción

popular entre los Sindicatos y Hermandades de Labradores toledanos, de "quienes

partió la iniciativa, le fueron ofrecidos al doctor Pla y Deniel por el

presidente de la Sección Social del Sindicato del Combustible, don Enrique

Gutiérrez Santiago. El delegado provincial de Trabajo, don Ángel Salas, leyó el

decreto de concesión, acordado en Consejo, de Ministros. En nombre del Jefe del

Estado, el ministro de Trabajo impuso la Medalla al doctor Pla y Deniel. A

continuación, el señor Sanz Orrio pronunció un discurso, en el que dijo "que con

emoción respetuosa y legítimo contento, iba a prender en las ropas talares la

más alta condecoración al Mérito en el trabajo, que el Gobierno del Caudillo

había otorgado a Su Eminencia a petición de los trabajadores toledanos". Se

refirió luego al concepto de trabajo que algunas gentes tienen, para afirmar:

"Estimamos trabajo y actividad laboriosa cuanto : el hombre realiza

adecuadamente para conseguir los objetivos que la Providencia le asignó durante

el tracto terrenal de su vida".

Exaltó a continuación personalidad del cardenal primado, de quien dijo: "Líder,

sí, pero dé la causa de la Iglesia. Apóstol siempre, pero de la verdad

evangélica. Conductor enérgico pero con la vista puesta en la realidad de su

Patria y en las posibilidades del momento,sin entregarse ni al desaliento ni a

la utopía." El señor Sanz Orrio terminó así su discurso : "Que Dios os conceda,

Eminentísimo señor, largos años con salud y energías físicas y morales, para

continuar rigiendo eficazmente los graves intereses que Su "Santidad os confió,

desdé esa Silla Primada, que contribuyó decisivamente a la unidad española a lo

largo de la historia nacional. Permitidme, finalmente, que felicite a las

autoridades y a los Sindicatos de Toledo, por su participación en la iniciativa

que aquí ,y ahora tiene remate."

El cardenal primado contestó con unas palabras para agradecer al Caudillo la

distinción concedida. Se extendió en consideraciones sobre el concepto cristiano

de trabajo, y dijo que fueron los cristianos los que dignificaron el trabajo,

pues con la gentilidad era considerado como signo de esclavitud. Llamo

seguidamente la atención sobre el hecho de que Dios eligiese para esposo de la

Madre de Jesús a un obrero manual, y que el mismo Jesús quiso ser llamado el

Hijo del Carpintero. Habló después de 3a empresa, y dijo que el amor debe

presidir e informar las tareas de todos los trabajadores y directivos.

Posteriormente, el cardenal Pla y Deniel y los ministros se trasladaron a la

nueva Casa Sindical, que se levanta frente a las ruinas del Alcázar, que quedó

inaugurada oficialmente. El doctor Pla, y Deníel oficio en la ceremonia de

bendición del edificio, que tiene cuatro plantas y ha costado 10.884.000

pesetas. Él delegado provincial de Sindicatos, señor García Bernal, hizo la

consagración de las organizaciones sindicales toledanas al Corazón de Jesús. Más

tarde, desde el balcón, central de la Casa Sindical, pronunciaron discursos el

"delegado provincial de Sindicatos y el ministro secretario general del

Movimiento. El, señor Solís dijo que la tarde ofrecía motivos especiales de

júbilo, porque el ministro de Trabajo había premiado una vida entregada al

servicio de Dios y de la Patria. El cardenal Primado es uno de los primeros y

grandes trabajadores de España y la condecoración otorgada significa el

reconocimiento de nuestro Gobierno a la labor de la Iglesia por el

engrandecimiento de España. Por otro lado, se ha inaugurado ésta casa, que es

vuestra, porque es la casa del trabajo, donde se ha de forjar la unidad y la

hermandad-entré los obreros y empresarios.

El señor Solís fue ovacionado largamente al final de su discurso por los

millares de trabajadores y dirigentes sindicales que ocupaban los accesos a la

Casa Sindical, en las inmediaciones del Alcázar.—

Luir MORENO NIETO.

 

< Volver