El Conde de Barcelona disuelve su Consejo Privado y su secretariado político  :   
 Dice Don Juan Borbón en unas recientes declaraciones. 
 ABC.    20/07/1969.  Página: 15. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

A. B C. DOMING O 20 BE JULIO BE 1969. EDICIÓN BE LA MAÑANA.

PAG. 15.

OPINIONES AJENAS, POLEMICAS, CARTAS, PUNTUALIZACIONES, COMENTARIOS.

UNIVERSIDAD, INVESTIGACION Y TRAMITES ADUANEROS

La palabra investigación y lo que ella lleva consigo ha empezado a extenderse

por nuestro país y a ser respetada y comprendida. Tiene, como vulgarmente se

dice ahora, "buen clima".

Ahora bien, investigar es difícil y costoso y si la materia objeto de

investigación es la física, aún lo es más. Salvo en contadas ocasiones precisa

de equipos y accesorios que en las más de las veces es necesario importar. Aquí

es donde suele comenzar el calvario y las preocupaciones de los que investigamos

en problemas relacionados con aquella rama del saber.

Para muchos es bien conocido lo aue sucedió en el caso de nuestro llorado

colega, el eminente profesor Arturo Duperier, Después de algunos años de

estancia en Inglaterra, fue posible recuperarlo y se reintegró a su cátedra.

Durante su estancia en e! Reino Unido, las investigaciones que llevó a cabo en

el campo de los rayos cósmicos llamaron la atención de todo el mundo científico.

Sus resultados permitieron ensanchan considerablemente los conocimientos que se

tenían sobre algunas facetas de los tales rayos cósmicos. El nombre de Duperier

ha quedado asociado para siempre con esta rama de la ciencia y es muy raro que

en las publicaciones sobre esta materia no aparezca siempre su nombre.

Inglaterra no es dadivosa, nos lo está demostrando desde hace siglos, pero cala

hondo en la importancia de la Ciencia y de la Investigación. A título personal

regaló al profesor Duperier todo el equipo experimental que utilizó para sus

investigaciones. El objeto que perseguía era que no se interrumpiera la

magnífica tarea cue estaba llevando a cabo.

El material salió de Londres y, vía Southampton. llegó sin novedad a Bilbao,

pero allí se quedó. Se hicieron multitud de gestiones a escala ascendente,

decano, rector, director general y ministro, pero sin éxito. Los aparatos, erre

que erre, continuaban detenidos allí. El caso no estaba, al parecer, previsto en

ningún apartado de ningún artículo del voluminoso Reglamento de Aduanas. Por-

fin, después de meses y más meses, el material fue despachado. La vida hizo

entonces su pirueta trágica, los aparatos comenzaron a llegar a la Universidad

pocos días antes de que el traidor infarto se llevara a Duperier para siempre,

Todo lo anterior, bien conocido, se recordó recientemente en el homenaje que la

casa de Ávila rindió a nuestro compañero al cumplirse el décimo aniversario de

su muerte.

En nuestra Cátedra de física del estado sólido y en el servicio de microscópica

electrónica de la Universidad, estamos llevando a cabo una serie de

investigaciones que creemos han conducido a resultados de cierto interés. Su

confirmación requiere trabajar con vacíos mucho más elevados que los que

permitían las instalaciones que poseíamos. Afortunadamente, .la Comisión

Nacional de Investigación nos concedió un crédito de millón y medio de pesetas,

que ha permitido importar, sin traba alguna, una unidad de ultra alto vacío que

tenemos instalada desde el pasado mes de septiembre. Ahora bien, para continuar

aquellas investigaciones se precisan unos accesorios que no vinieron con aquella

unidad ds vacío. La casa productora fue tan amable y la Universidad tiene en

Suiza el suficiente crédito como para que lo¿ citados accesorios fueran enviados

sin necesidad de pagarlos por adelantado, ¿Aqui fue donde se cometió el gran

error! En la aduana de la estación de Peñuelas se encuentra un paquete de poco

más de un decímetro cúbico de volumen y el valor de, cuyo contenido es de

alrededor de 30.000 pesetas, aue desde enero pasado tratamos de rescatar y eme

aún no hemos podido lograrlo. (Ya se lia conseguido el certificado de que el

material no se fabrica en España, la licencia de importación y aún no sé si la

exención arancelaria.)

Sí de verdad queremos darle a la investigación la importancia que tiene y el

respeto que merece, ayudemos todos. Demos & la Universidad el grado dé confianza

ete que es buena acreedora. Pero la Administración es fría e inflexible y ha de

seguir el camino que le ha trazado la legislación.

Nuestros jóvenes estudiosos no llegan a comprender todo esto. Afortunadamente

son todavía idealistas, y los que fijan su atención en la física se encuentran

conque comprueban que es verdad lo que les explicamos en los primeros cursos, la

diferencia de fase tiene existencia real.-Luis BRU.

 

< Volver