Ante las Cortes del 22 de julio     
 
 Madrid.    24/07/1969.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

Ante las Cortes del 22 de julio

El "Boletín Oficial del Estado" del día 17 de julio publicaba una convocatoria

del Pleno de las Cortes para el próximo día 22 de julio, dada la determinación

del Jefe del Estado de dirigir personalmente un mensaje en relación con el

artículo 6.0 de la Ley de Sucesión.

EN los círculos allegados,al Gobierno, especialmente a ciertos Departamentos, se

especulaba hace ya algún hueco con la posibilidad de que el Generalísimo Franco

hiciese uso a lo largo de este año de la prerrogativa sucesoria que le otorgó la

Ley votada en referéndum en 1947. Estos últimos días arreciaban las sospechas

que tan sólo se filtraron a la prensa a través de la visita del Vicepresidente

de) Gobierno, almirante Carrero, al presidente de las Cortes. Los periódicos han

recogido en grandes- titulares la noticia de la convocatoria, pero se han

abstenido de hacer conjeturas acerba del contenido del mensaje.

Han,´mencionado el nombre del Príncipe Don Juan Carlos de Borbón. Al pueblo

español en general la noticia le ha producido sorpresa, y aunque barrunta, .te

dirección que la´ sesión del martes va a imprimir en la política del país,

espera enterarse del mensaje a las Cortes.

DESDE las columnas de ,un periódico cabe informar acerca de, cuáles son las-

posibilidades que ofrece el artículo 6.° de la Ley de Sucesión al Jefe del

Estado español y aventurar la opinión de cuál de. estas posibilidades

constituiría la mejor solución al problema sucesorio español, hoy por hoy.

La flexibilidad de las Leyes Fundamentales españolas en relación con las

potestades de la Jefatura del Estado y del sistema sucesorio permite adoptar en

cada caso concreto la solución más adecuada. Permite, .incluso, que, una vez

adoptada una solución, se "-´aríe norque las circunstancias ¡o aconsejen. En

realidad puede afirmarse que la única salida que cierra la constitución española

es la de una solución republicana.

Poi lo demás hay soluciones para antes y después de cumplirse fas previsiones

sucesorias; papa que Ja Jefatura del Estado ía ostente un Rey o´ un Regente;

para que la Regencia sea condicionada o ño; para que el sucesor sea o no de

estirpe regia, y para que recaiga la designación en cualquier persona que reúna

unos requisitos mínimos de sexo, edad, nacionalidad y confesionalidad.

EL hecho, sin embargo, de la convocatoria parece que acota la solución anterior

a las previsiones sucesorias. El Jefe del Estado ha notificado al presidente de

las Cortes que ha determinado "dirigir personalmente un mensaje en relación con

el artículo 6.° de la Ley de Sucesión en la Jefatura del Estado".

Y el artículo 6.° de este cuerpo legal dice que, "en cualquier momento el Jefe

del Estado podrá proponer a las Cortes la persona que estime deba ser llamada en

su día sucederle; a título de Rey o de Regente, con las condiciones exigidas en

esta Ley".

ES un simple mensaje en relación con el artículo 6.° o el mensaje va a incluir,

la propuesta prevista por tal precepto? La primero sería una posibilidad

teórica,; aunque no contraria a la ley, en la que el Jefe del Estado hiciera una

declaración cualquiera en relación con el artículo 6.°, pero no hiciera una

proposición formal. Lo segundo sería asegurar ya quien sería el llamado a ía

sucesión "en su día", cuando se cumplieran 1 á S previsiones sucesorias. Sería.

otorgar una expectativa de sucesión a una persona.

Colocarla en la situación que el Derecho económico conceptúa como spe

succedendi. PERO aun suponiendo este último caso, ¿sería llamada a título de

Rey. o de Regenté? Lo segundo da unas posibilidades de designación más amplias

que lo primero. Pero tiene´ él inconveniente de que está gama hace más difícil y

harto más inesperada la designación. Lo primero, la designación para´ ser

llamado como sucesor a título de Rey, tiene la ventaja de una mayor concreción.

Nunca nadie ha pensado que Franco nombrase Rey a una persona que no fuese de

estirpe regia. Pero presenta el inconveniente de cerrar—contra lo ocurrido hasta

ahora—toda posibilidad institucional y personal de opción.-

ENTONCES la so 1 u c ion, conforme con la Ley, sintetizadora de todas las

ventajas que esta ofrece, y que no descarta otra solución posterior, es la del

nombramiento de un Príncipe Regente.

PRINCIPE en cuanto que fuera de estirpe regia. Regente en cuanto que se

concediera un tiempo después de Franco para que la,« Cortés decidieran el

momento de seguir con la Regencia o consolidar, la monarquía en un Rev

QUE esto mantendría la incertidumbre? No. En primer lugar porqué es una

solución puente, pero solución. . Segundó, porque hay otros procedimientos

legales para reducir al máximo la incertidumbre.

POR ei contrario, la solución del Príncipe Regente vendría a consolidar con

certidumbre indubitada la solución monárquica, la única que está exactamente

definida en Leyes y Principios. La Regencia aseguraría la continuidad del

Régimen y el empalme con la monarquía. El desgaste indudable que, cuando

desaparezca la fuerte personalidad política de Franco ha de sufrir el sucesor

inmediato, se evitaría así al

Rey definitivamente instaurado.

 

< Volver