Los señores Bau, Luca de Tena, García Valdecasas, García Valiño, Fanjul, Navarro Rubio, Marqués de Valdeiglesias, Marañon y Coronel de Palma explican su voto     
 
 ABC.    23/07/1969.  Página: 22-23. Páginas: 2. Párrafos: 45. 

ABC. MIÉRCOLES 23- DE JULIO DE 1989. EDICIÓN DE LA MAÑANA.

PAG. 23.

LOS SEÑORES BAU, LUCA DE TENA, GARCÍA VALDECASAS, GARCÍA VALIÑO, FANJUL, NAVARRO

RUBIO, MARQUES DE VALDEIGLESIAS, MARAÑON Y CORONEL DE PALMA EXPLICAN SU VOTO

En los pasillos de las Cortes la animación es grande. Todo son comentarios sobre

lo que acaba de ocurrir.

Grupos de procuradores que comentan el mensaje de S. E. el Jefe del Estado, Nos

acercamos a algunos de ellos.

JOAQUIN HONOR A MIS CONVICCIONES POLÍTICAS

Rodeado de varios procuradores está el presidente del Consejo de Estado, don

Joaquín Bau, a quien preguntamos:

—Señor presídante, ¿cuál ha sido su voto y por qué?

—He votado afirmativamente por las siguientes razones: Primero, porque ´eon ello

hago honor a mis convicciones políticas de toda la vida. En segundo higar, por

hacer honor al juramento que en tantas ocasiones presté de ser leal a los

Principios d%l´ Movimiento Nacional, Y, finalmente, por devoción « la persona

del Caudillo, cuyas decisiones han sido siempre acertadas, y para la mayor

grandeza de España y la continuidad del régimen.

VALDEGASAS ES UN ACTO Di CRECIMIENTO Y APERTURA -

El catedrático don Alfonso García Valdecasas se presta amablemente a nuestras

´preguntas:

—¿Cuál ha sido su voto?

—Afirniativo, naturalmente.

—¡ Cuálss han sido sus razones ? .

—Hay tantas razones que podríamos hablar y hablar sin agotarlas. Pero no hay

necesidad de muchas palahras. Este es «n acto de cara al futuro; un acto de

crecimiento y de apertura, que ensancha el horizonte. Lo que se ha hecho

responde al sentido profundo de nuestra Historia y a la presencia de las nuevas

generaciones. Tiende a renovar energías y a unir voluntades. Pide también

sacrificios, eomo toda gran obra. Esos sacrificios contribuirán a que Dios

quiera que la obra se logre en bien de España,

YO SIRVO A LA PATRIA EN DONDE CREO QUE LA PATRIA ESTA

Don Gregorio Marañon, ante las mismas preguntas, nos afirma:

—Mi voto ha sido sí.

"La vida de los pueblos está hecha de guerra, de paz y de Sucesión, la cual

culmina el proceso de la propia paz.

"La Historia de España del siglo XX tiene tres fechas fundamentales: el 14 de

abril de 1931, el 18 de julio de 1936 y el 22 de julio de 1969.

"Yo sirvo a.la Patria en donde creo que la Patria está.

DE EL ORDEN SUCESORIO ES LA MAYOR Y MAS PERFECTA VIRTUD DE LA MONARQUÍA.

ACATO LA DECISIÓN HISTÓRICA DE LAS CORTES ADOPTADA CON MI VOTO EN CONTRA

Un poco más allá, con algún compañero de la Prensa, el procurador señor Luca de

Tena, A él nos dirigimos: —¿Cuál ha sido su voto? —Negativo.

—¿Es contraria su posición a las Leyes Fundaménteles del Reino? —En modo alguno.

Acato y acataré siempre en mis actuaciones personales y en mi vida pública las

leyes de mi país. Dentro de este marco legal, el Jefe del Estado ha hecho «na

propuesta a las Cortes, y yo, como procurador, he respondido a !a pregunta que

me ha sido formulada de acuerdo con mi conciencia. —l Por qué ha sido su voto

negativo?

—Perqué considero la Monarquía como la más perfecta institución para España y

considero el Orden Sucesorio como la mayor y más perfecta virtud de la

Monarquía.

—Las Cortes, con amplísima mayoría, ha n votado afirmativamente. ¿ Cuál será a

partir de ahora su actitud?

—Reconocer la decisión histórica que ha sido tomada y sacrificar mi pesadumbre

al acatamiento y servicio de lo que, con mi voto en contra, han resuelto las

Cortes. Hay que entender, pogjanto, mi voto como formulado en defensa.de !a

pureza de la institución que encarnará algún día-—y confío que para gloria y

grandeza de España—el Príncipe Don Juan Carlos.

GARCÍA VALIÑO´

EL AUTOMATISMO SUCESORIO ES LA COLUMNA VERTEBRAL QUE SOSTIENE LA INSTITUCIÓN

MONÁRQUICA

Un ilustre general, un hombre que desde -el principio estuvo en el 18 de Julio,

el teniente general García Valiño, nos dice,;

—¿Cuál ha sido su´voto?

—Negativo.

— Por qué ha sido su voto negativo ?

—Mire, estimé que el acto de emitir un Juicio por medío de un voto era tan

trascendente para el porvenir -de ia vida de España que pospuse a ello toda otra

clase de obligaciones y creí que debía regularse la propuesta del Jefe del

Estado a la forma que yo entiendo las Leyes Fundamentales: España, declaran

dichas Leyes, es un Reino; siendo ello así es preciso designar un Rey en el

momento por ellas previsto.

Rey que, por serlo, está sometido al automatismo sucesorio, columna vertebra!

que sostiene la Institución Monárquica; si ésta se rompe, rompe ¡a Institución y

entramos en el campo de la República, da una u otra clase, y, al hacerlo así,

hemos contradicho nuestros Principios Fundamentales. No le niego que la

exteriorizado», con mi voto, de este criterio !o he considerado como un acto más

de patriotismo, que en mí carece de importancia, como lo certifican las

eicaírices que adornan mi cuerpo.

ESTÁ FORMULA TIENE TODO LO QUE EN LA TRADICIÓN ES RESPETABLE

El ex ministro don Mariano Navarro Rubio también es quien más comenta el

resultado de´ la votación. A él nos dirigimos:

—¿ Qué ha votado usted ?

—Sí.

—¿ Por aué ha votado así r

—Todos fuimos conscientes de que la propuesta de sucesor por el Jefe del Estado

constituía uno de los puntos esenciales de la Ley Orgánica del Estado. No

olvidemos que la Ley Orgánica fue refrendada por -la inmensa mayoría del pueblo

español. Me consta el gran sentido de responsabilidad —muchas veces

emocionantes—del Generalísimo Franco. Veo perfectamente hermanados en esta

fórmula todo lo que la tradición tiene de respetable, la continuidad del

presente de constructivo y la perspectiva del porvenir de justo progreso. Tengo

también la personal convicción de que el sucesor designado reúne condiciones más

que suficientes para darle a la Monarquía el nuevo estilo que la evolución

histórica del mundo exige. Y me quedo muy tranquil», además, de no dejar esta

decisión al juego, siempre azaroso, de los distintos grupos o grupitos políticos

que pudieran existir en el momento en que nos faltase el prestigio sin igual que

envuelve la figura de Franco.

FANJUL

LA GENTE QUiERE PAZ, TRANQUILIDAD Y SEGURIDAD ECONÓMICA Y JURÍDICA

De entre los procuradores familiares distinguimos & don Juan Manuel Fanjul.

Corta un momento su conversación y nos permite preguntarle:

—Señor Fanjul: ¿cuál ha sido su voto y por qué?

—He dicho sí a la propuesta del Jefe del Estado. De las dos soluciones previstas

en la Ley de Sucesión—Rey o Regente—, Franco ha optado por la primera, Hubiera

sido inconcebible votar en contra ante una coyuntura histórica como la que sé

nos ha ofrecido,

—¿ Existe alguna, otra explicación que haya condicionado su voto?

—Además de esta reacción personal debo añadir la que me impone la representación

que ostento de las familias madrileñas. La gente quiere paz, tranquilidad,

seguridad económica, y jurídica. La designación del sucesor, en vida, del

Generalísimo reduce los riesgos de nuevos sobresaltos históricos.

—¿Alguna reserva en su decisión?

—Mejor diría pesadumbre, derivada de mis convicciones de todos conocidas. Pero

reserva, ninguna. Hay que servir a Don Juan Carlos con lealtad y entusiasmo. Es

la Historia de España que continúa.

DE IGLESIAS

LOS REGENCIALISTAS´´ SON REPUBLICANOS A PLAZOS

Un hombre conocido, el marqués de Valdeiglesias, nos permite nuestras preguntas:

—¿ Cuál ha sido sai voto ?

—Sin vacilación, un sí rotundo.

—¿ Qué razones ha tenido para ello ?

—Las mismas que tuve para contribuir con todo mi esfuerzo al levantamiento del

18 de Julio y al triunfo

posterior del Movimiento.

—Explíqueme esa identidad de "motivos.

—Mire, yo respeto mucho la actitud de algunas personas que se consideran hombres

del Movimiento sin aceptar su continuidad monárquica. Pero, en mi opinión,

existe una imposibilidad casi metafísica dv que sin Franco y sin Monarquía

subsistiera la proyección del 18 de Julio en el tiempo..

—Sin embargo, ´no puede negarse que sonbastantes los que se han caracterizado

en los últimos años por una fervorosa adhesión al Régimen, creyéndola

compatible con un, acentuado; antimonarquismo.

—Exactamente todos los que al ligar el Régimen a la vida de un hombre sabían que

tenía un final previsto a plazo más o menos largo, y nada temían más que su

definitivo, institucionalisación.

—Bueno, pero aun dentro del campo monárquico, ¿no cree usted que aigunos

hubieran preferido otra fórmula más respetuosa que la actual con el derecho

dinástico ?

—No_ se trata de lo que hubieran podido preferir. anos u otros,, sino de aceptar

la única pctfibittdad existente de instauración de una Monarquía. En todo caso,

creo que1 los chambcrdisfas españoles ´de 1969 que_ hubieron deseado retrotraer

la- Historia a una fecha anterior al 14 de abril tenían truchas menos -

probabilidades de imponer su criterio que. los gorrofrigisjas que_ hubieran

querftlo empalmar precisamente con el sistema establecido aquel día.

—¿No cree usted que junto a esas dos Lcategorías dé discrepantes habría que

dejar sitio para- una tercera, la de, los regencia-listas ?

—Son republicanos a plazos. Y esta •fórmula de aplazamiento es menos aceptable,

todavía. La incertidumbre sobre el fur turo es lo que, a mi juicio, resultaría

más desagradable, y con razón, para el pueblo español y lo que produciría peores

efectos.

DE ADMIRO LA SENCILLEZ HUMANA Y LA EXQUISITA- PRUDENCIA DE DON JUAN CARLOS

Y por último, don Luis Coronel de Palma: , —¿Qué ha votado usted esta tar´de? ´

—He votado sí, con un sí rotundo y fuerte, y créame que pacas veces me ha

molestado tanto un Reglamento como este día, porque hubiera deseado poder

añadir, en mi nombre y en el de mis cinco hijos, un "Dios bendiga a Franco".

—¿Por qué ha votado sí?

—Porque acepto con entusiasmo nuestras Leyes Orgánicas, porque la Monarquía

católica, social y representativa es el régimen .tradicional de España y, en

consecuencia, su instauración en la persona del Príncipe Don Juan Carlos asegura

la continuidad evolutiva del Régimen vigente, en el que los españoles hemos

recobrado el orgullo de serlo, los trabajadores han conseguido la estabilidad en

el empleo, las ventajas de una seguridad soca al moderna, las vacaciones

retribuidas, la posibilidad de ser propietarios de una vivienda, de un

automóvil, etc., y, en definitiva, el sentirse plenamente integrados en la

sociedad; los estudiantes y los estudiosos gozan de becas, colegios mayores y de

la ayuda del Consejo Superior de Investigaciones Científicas; los empresarios

pueden planear sus inversiones con tranquilidad de futuro; la Iglesia ha podido,

con total independencia del poder civil, realizar su misión apostólica y, en

resumen, todos los ciudadanos gozamos de unas libertades de las que nos -privó

el sistema que, paradójicamente, exaltaba la "libertad".

"He dicho que sí a la persona del Príncipe Don Juan Carlos porque personalmente

conozco sus calidades humanas, su identificación absoluta con los Principios

Fundamentales deí Movimiento, de los que será fiel depositario, y su gran

preocupación por lo social, al tiempo que admiro su sencillez humana y su

exquisita prudencia.

"Cualquier español consciente puede meditar sobre la difícil situación en que

e,l Príncipe se ha encontrado en estos años pasados y llegará a la conclusión de

que nadie hubiera sido capaz de desempeñar su papel con más acierto.

 

< Volver