Don Juan Carlos acepta la sucesión     
 
 Informaciones.    23/07/1969.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

Diego Segura

EL INFANTE FELIPE DIO SUS PRIMEROS PASOS

A principio de la solemne ceremonia, el infante Felipe —-que apenas cuenta año y

medio de edad escajvó de los brazos de su madre, doña Sofía, y se dirigió hacia

su padre, que. se disponía a firmar su aceptación como Principe de España y

sucesor a la Jefatura del Estado. Hoy precisamente el infante Felipe ha

comenzado a dar sus primeros pasos. Al margen del protocolo, el niño fue

retirado por una de las «nurses»

DON JUAN CARLOS acepta la sucesión

MADRID, 23. (INFORMACIÓN ES.) «Sí, acepto», ha dicho con voz firme el Príncipe

don Juan Carlos de Borbón a las once y cuarto de la mañana, de hoy, en el

palacio de La Zarzuela, ante el presidente y Mesa de las Cortes y con el

ministro de Justicia por testigo, como notario mayor del Reino. Con este si» y

cuatro firmas trazadas poco después en el «acta de aceptación», el príncipe don

Juan Carlos de Bordón y Borbón ha aceptado la Corona ae España para el día en

que se produzca, la vacante en la Jefatura del Estado.

«Acepto —dijo el Príncipe don Juan Carlos en un breve discurso, que duró

exactamente tres minutos para el día, que pido a Dios sea muy lejano, en el que

falte el Jefe del Estado.» El texto íntegro del discurso es como sigue: «Estoy

profundamente emocionado por la gran confianza que ha depositado en mi Su

Excelencia el Jefe del Estado, al proponer a las Cortes, ha* tiendo uso de ía

facultad que le concede el artículo sexto de la ley de Sucesión, mi nombramiento

como sucesor al tí.tulo de Rey, asi como el altísimo honor que me ha hecho el

supremo órgano legislativo del país al aprobar la propuesta, que, sancionada, ha

quedado convertida en ley.

Me acabáis de comunicar oficialmente su contenido, y plenamente consciente de la

enorme responsabilidad que sobre mi va a recaer, acepto, en mi nombre y en el de

mis sucesores, las obligaciones y deberes que me impone esta designación, pues

considero que en definitiva se trata de obedecer un mandato de nuestro pueblo,

expresado en forma legítima y fehaciente, a través de su representación germina,

que son las Cortes Españolas.

Formado en !a España, surgida el 18 de julio, he conocido paso a paso las

importantes realizaciones que se han conseguido bajo el mandato magistral del

Generalísimo.

Este acto, trascendental para mí, representa mi entre, ga total al servicio de

la Patria.

Mi aceptación incluye una promesa firme, que formulo ante vuestras excelencias

para el día, que deseo tarde mucho tiempo, en que tenga qne desempeñar las altas

misiones para las que se me designa, dedicando todas mis fuerzas, no sólo al

cumplimiento del deber, velando por que los Principios de nuestro Movímiento y

leyes Fundamentales del Reino sean observadas, sino también para que, dentro de

esas normas jurídicas, los españoles vivan en paz y logren cada día un

desarrollo creciente, en lo socia!, en i® Cultural y en lo económico.

Os ruego, pues, señor vicepresidente del Gobierno y señor presidente de las

Cortes, q««i asi lo comuniquéis, respectivamente, a Su Excelencia el Jefe del

Estado y a las Cortes Españolas.

Que Dios me ilumine y me ayude en un perseverante ser* vicio a nuestra amada

España, y que cada día sean una realidad plena nuestros anhelos de unidad,

grandeza y libertad de la Patria. »

Durante él discurso de aceptación Su Alteza Real habló erguido, casi firme, en

postura militar, con voz clara, y terminante y vuelto hacia el presidente y Mesa

da las Cortes.

ASISTENCIA

Al solemne acto, que comenzó a las onca en punto, asistió el vicepresidente del

Gobierno. A la derecha del Príncipe se encontraba la Princesa doña Sofía y los

in. fantas Felipe, Elena y Cristina, así como el infante don. Luis Alfonso de

Baviera y Borbón, general de división y gobernador militar de Barcelona; los

príncipes don Alfonso, y don Gonzalo de Borbón Dampierre. Ante el Principe se

situaron el capitán general de la I Región Militar, almirante-jefe de la

Jurisdición Central de Merina, teniente general de la I Región Aérea, arzobispo

de Madrid y autoridades provincia, les y locales,

Tras el Príncipe, que vestía uniforme de teniente de navio con el Toisón de Oro

y la Gran Cruz de la Orden de Carlos III, se encontraban, el que fue su

preceptor, teniente general Martínez Campos, duque de la Torre; jefe de la Casa

del Príncipe, marqués de Mondéjar, y ayudantes de don Juan Carlos.

La ceremonia ha tenido lugar en el salón de fondo del vestíbulo del palacio de

La Zarzuela. En la pared había unos retratos de don Juan Carlos y de la Princesa

Sofía firmados por Agustín Segura, un retrato de Alfonso XIII y un paisaje de El

Escorial. Al acto asistieron con los directores de los medios informativos de

Prensa, Hadío y TV., numerosos periodistas españoles y extranjeros.

El ministro de Justicia, señor Oriol, leyó elacta que, en cuatro ejemplares,

fue firmada, en primer lugar, por don Juan Carlos de Borbón y los infantes don

Luis Alfonso de Baviera, don Alfonso de Borbón Dampierre, por la familia real, y

seguidamente por el presidente de las Cortes y Mesa de las mismas.

Estos cuatro ejemplares son uno para el Principe don Juan Carlos, otro para el

presidente de las Cortes, otro para el Jefe del Estado y un cuarto para

incorporarlo al protocolo de la familia real en el Ministerio de Justicia.

Terminado el acto de la firma, el Príncipe fue abrazado efusivamente por el

vicepresidente del Gobierno.

 

< Volver