Don Juan Carlos de Borbón     
 
 Informaciones.    23/07/1969.  Página: 1-5. Páginas: 5. Párrafos: 55. 

DOCUMENTO

INFORMACION

Don Juan Carlos de Borbón

EL palacete de La Zarzuela tiene una entrada difícil, como a desmano de los

primeros metros de la autopista de La Coruña; sólo una caseta de guarda señala

la entrada de la carrete-rita, que orillando el Parque Sindical acerca al

palacio. Ni vigilancia, ni señalización especial, ni atisbo alguno de

protocolo...

Ni siquiera las personas que por allí viven o trabajan aciertan u dar

indicaciones exactas sobre el emplazamiento de La Zarzuela. -Hay que meterse en

el monte bajo de El Pardo para encontrar a uno de esos guardas forestales, con

chambergo y cenefas rojas, que .los enviados especiales de la Prensa europea

confunden con la Guardia Civil. Basta con dar verbalmente el nombre para seguir

adelante, aproximadamente otros dos kilómetros, hasta otro guarda forestal, que

durante el trayecto, intermedio ha sido avisado telefó nicamente por su

compañero de las personas que van al palacio, para comprobar sus apellidos en la

lista de audiencias. El segundo guarda saluda, sin más, con la mano, antes de

arribar a, una pequeña explanada, ajardinada, con algún parterre, frente a la

puerta ya entornada por, un criado con chaqueta y guantes blancos,-, a la

espera. Vn pequeño «hall», con las bicicletas de los niños en un rincón; una

sala con tapices y una habitación rectangular con un piano, recuerdos orientales

y placas dedicadas; al otro lado de la puerta doble se escucha un i-umor

apagado: don Juan Carlos de Borbón y Borbón habla con alguno de´ sus ayudantes.

El palacete de La Zarzuela es un gran chalet de dos plantas, o más bien de una

planta con amplias mansardas, levantado a cinco kilóme-,tros de El Pardo. Fue

edificado por Felipe IV en el siglo XVIII, como pabellón de caza. Durante la

guerra civil fue ocupado por tropas republicanas y quedó destruido en un

bombardeo aéreo nacional; En 1960, los 600 metros cuadrados >le la edificación

fueron reconstruidos por el Patrimonio Artístico Nacional a instancias del

propio Jefe del Estado. La lista de teléfonos interiores revela etf seguida que

el palacio no es grande ni ocupa a muchas personas: un par de cocineras, un par

de doncellas, un par de camareros, la «nursey», chófer y jardineros. Dos de los

.teléfonos corresponden a la Policía y a la Guardia Civil, aunque, repetimos,

nada en torno al palacete suscita alguna idea de «control» o «seguridad».

Tras la casa hay una buena piscina y apenas nada más. El-campo abierto, pocos

automóviles," pocas personas, tranquilidad y silencio.

Roma 1938

EL 5 de enero de 1938 nace en Roma el principe Juan Carlos Víctor María de

Borbón y Borbón; es el primer hijo varón del conde de Barcelona, don Juan de

Borbón, y de doña María dé las Mercedes de Borbón-Dos Sicilias y Orleans, y

nieto, por tanto, del Rey Alfonso XIII. Es bautizado por el cardenal Eugenio

Pacelli, secretario de Estado Vaticano y posteriormente Papa Pío XII, en el

palacio de 10 Orden de Malta, en la Vía Condotti,, de Roma. España aún está

trabada´ en una .guerra civil de resultado Incierto, y a Alfonso XIII, el Rey

exiliado, sólo le quedan tres años de vida.

En 1941, muerto el Rey y declarada la beligerancia, de Italia en ´la segunda

guerra mundial, la Reina madre, Victoria Eugenia, los condes de Barcelona y sus

hijos Pilar (nacida en 1936, Margarita (nacida en 193S), Juan Carlos y Alfonso

(nacido en ese mismo año), dejan Roma paía instalarse en. Suiza; doña Victoria

Eugenia, en «Vieille Fontaine»; los condes de Barcelona y sus hijos, ea «Les

´Rocailles», ambas casas en Lausana. en las riberas del lago Leman.

En 1946, acabada la guerra mundial, la familia —a excepción de doña Victoria

.Eugenia, que permanecería en Lausana hasta su muerte— se traslada a Portugal, a

Estoril; primero viven en «Villa Papoila», una tasa alquilada; después, en

«Villa Giralda», un chalet encargado expresad mente y bautizado con el nombre

del yate real de Alfonso XIII.

El principe, que ya ha pasado por el colegio suizo de Rolle, estudia en los

Maríanistas de Lisboa, a pocos kilómetros de Estoril, preparando un acceso al

bachillerato que dará un giro de 180 grados a su vida.

La primera entrevista

EL 25 de agosto de 1948, dos yates se encuentran en el Cantábrico a la altura de

San Sebastián: son el «Azor» y el «Saltillo»; en el primero viaja el Jefe del

Estado español; en el segundo, don Juan de Borbón.

Es la primera vez que estos dos hombres van a encontrarse. Don Juan sube al

«Azor» acompañado por don Julio Danvila —que habla preparado la, entrevista—, el

duque de Sotomayor, don Pedro Galíndez don Eduardc Real de Asúa y don Jesús

Corcho. De la entrevista, celebrada a solas en un camarote, no se dio

comunicado, aunque don Juan reveló que había sido extremadamente cordial. En

aquel camarote del «Azor» quedó decidido que el principe Juan Carlos cursaría el

bachillerato en España. Posteriormente, don Juan de Borbón explicó así aquella

decisión: «En 1948, cuando el principe estaba en edad de comenzar sus .estudios,

fuimos conscientes de lo gravé que sería la separación del ambiente español.

Los precedentes de otras dinastías ex-tanjeras en el exilio -eran

suficientemente ;claros. Si no se está dentro del país, de alguna manera se

acaba por perder el contacto,con la realidad. Por otra ´parte, era necesario que

el príncipe escapase a la comodidad de una solución burguesa.»

Ese mismo año, el pincipe Juan Carlos y su hermano el infante Alfonso cruzan la

frontera portuguesa en un tren guiado por el conde de Alcubierre. Los dos niños

se apean al llegar a Fuenlabrada, y en coche se acercan al Cerro de los Ángeles.

Los dos niños han pisado por primera vez tierra española; el príncipe tiene diez

años; su hermano Alfonso, siete. ´

El príncipe hace su examen de ingreso en el Instituto madrileño de San Isidro,

hospedándose en la finca «Las Jarillas», propiedad de la fa milia Urquijo, antes

de marchar a San Sebastián, al-´palacio de Miramar (residencia de verano de la

Reina María Cristina), donde vivirá cuatro años, viniendo a la capital solamente

para los exámenes. De 1952 a 1954, el príncipe se instala en Madrid, en el

palacio del duque de Montellano, entre las calles de Eduardo Dato, Fortuny y la

Castellana. Aquí termina el bachillerato y prepara su ingreso en la Academia

General Militar,

Los preceptores

Don Juan de Borbón, antes de separarse de su hijo, le nombra un tutor, el

general don Carlos Martínez de Campos y Serrano, duque de la Torre, conde de

Llovera, conde de San Antonio y Grande de España, un veterano de la guerra de

Africa, gran artillero y académico de la Lengua; él será su preceptor a lo largo

de todos sus estudios.

Otras personas rodean al principe, enfocando su vida y su formación; don Nicolás

Cotoner y Cotoner, marqués de Mondéjar, militar de Ca-bailería y medalla

Militar. en la batalla del Ebro; don Matín de Riquer Morera, conde de

Casadávalos, de la Real Academia Española y experto en literatura medieval; don

Eugenio Vegas Latapié, letrado del Consejo de Estado, don Ángel López Amo,

catedrático, ensayista y premio nacional de Literatura; don Alvaro Fontanals,

marino; don Alfonso Armada artillero y diplomada en Estado Mayor, combatiente en

la gue-rra civil y en Rusia; don Emilio García Conde, laureada colectiva y

veterano de los bombarderos del general Gallarza; don Joaquín Valenzuela,

oficial de la Legión, primer marqués de Va´lenzuela de Tahuarda, hijo del jefe

del Tercio de Extranjeros, coronel Valenzuela, que murió en la roca de Tahuarda

y fue sustituido por Franco al frente de la Legión: don José Garrido, el duGue

de Alburquerque y el dominico padre José Manuel Aguilar. formado en Buenos Aires

y Dublín.

La existencia dei príncipe durante sus estudios es sobria; se levanta a las

siete para, oír misa antes de desayunar; hasta la una de la tarde estudia y hace

gimnasia; cíe una a dos y media, almuerzo y descanso antes de marchar al Club de

Campo para montar a caballo y practicar e´, deporte de tiro. El resto de la

tarde queda dedicado al estudio, hasta la cena servida a las nueve y media. A

las diez y media, invariablemente, el príncipe se retira a descansar. Sólo est-

exigente horario explica que el príncipe presenciara su primera película a los

diecisiete

En su cuarto de trabajo, entre los libros de" texto y una fotografía de su

padre, algunos volúmenes de cabecera: «Jeromin» de Coloma; el «Quijote», Tirso.

Calderón; «Defensa de la Hispanidad», de Maeztu.

«El Estado nuevo» de Víctor Pradera; algunos «Episodios», dé Galdós; las «Vidas

paralelas» de Plutarco; los textos completos de José Antonio y el «Discurso a

las juventudes de España», de Ramiro Ledesma Ramos.

Durante los exámenes, Radio Nacional hace públicas sus calificaciones a través

de sus diarios hablados.

En 1954, el príncipe supera con un sobresaliente la reválida final del

bachillerato, al tiempo que su hermano, el infante Alfonso, termina el

bachillerato elemental.

La segunda entrevista

EL Jefe del Estado y don Juan de Borbón se reúnen por segunda vez el 29 de

diciembre de 1954 para hablar de la educación militar del principe. La

entrevista se desarrolla en la, finca «Las Cabezas», del conde de Ruiseñada, en

la provincia de Cáceres. Entre los asistentes se encuentran el conde de los

Andes, el conde de Fontanar, don Julio Danvila, el almirante Nieto Antúnez y don

Ramón Padilla.

En virtud de lo acordado en esta reunión, el 21 de julio del siguiente año el

«Boletín Oficial del Estado» nombra, al principe caballero cadete tíe la XIV

promoción de Zaragoza. Meses antes de ingresar en la Academia General Militar de

Zaragoza se prepara en el Colegio de Huérfanos de la Marina de Nuestra Señora

del Carmen. En Zaragoza, e´ principe sé somete al mismo tipo, de vitía de sus

283 compañeros estudio, deporte y prácticas desde las seis de la mañana a las

diez de la noche, con una hora y media de descanso, durante seis días a la

semana— en los dos años que pasó en la Academia.

En la Semana Santa de 1956 el príncipe, junto con su hermano Alfonso, se reúne

con su familia en Estéril; en la tarde del 29 de marzo, después de asistir a los

oficios del Jueves Santof el principe charla en una habitación de "Villa

Giralda" con-sus hermanos Alfonso y Margarita, que es invidente. Doña María, la

medre, en otra habitación, está quitándose la mantilla española con que ha

acudido a la iglesia. El infante Alfonso juega con una pistola de balines, de

tiro de barraca, que le han regalado: se escucha un disparo y un grito del

príncipe. El infante ha muerto instantáneamente.

El príncipe don Juan Carlos, que segundos antes de producirse el disparo había

advertido a su hermano que tuviera cuidado con el arma cambió de carácter a raíz

del incidente, según reconocen sus propios familiares y amigos. Quería

entrañablemente a su hermano. El infante Alfonso, recién cumplidos tos catorce

anos, es enterrado es Cascaes, bajo tierra española traída d« Extremadura en

sacos confeccionados con la bandera española. Al día siguiente, el príncipe sé

incorpora nuevamente a la Academia Militar de Zaragoza.

En 1957, el 13 de junio, recibe su despacho de alférez de Infantería, Al mes

siguiente es recibido en el palacio de El Pardo por el Jefe del Estado y durante

algunas semanas gira visitas a Ministerios y organismos oficiales, hasta que en

el mes de septiembre ingresa en-la Escuela Naval de Marín, en la tercera

brigada, con la que dio la vuelta al mundo a bordo del "Juan Sebastián Eleano".

Al pasar por Canaria, el principe visita a los soldados españoles heridos en

campaña; aún no ha pasado mucho tiempo desde la pacificación del enclave de

Ifni.

Un año después de ingresar en Marín lo hace en la Academia General del Aire, en

San Javier, donde pasa otro año. Los profesores de la Academia estiman que son

suficientes cuarenta horas de vuelo para "soltar" solo al príncipe, pero el

duque de la Torre se niega y exige. el doble. El príncipe es un buen piloto,

pero aún así se le niega, pese a su insistencia, el permiso para pilotar

aparatos a reacción.

Graduado en San Javier, hace un curso de prácticas en Italia, y el 3 de mayo de

1959 es portaestandarte en el desfile de la Victoria, en Madrid. El 10 de

diciembre; en la Academia Militar de Zaragoza, recibe los despachos de alférez

de navio (entregado por el vicealmirante Nieto Antúnez), de teniente de

Infantería (entregado por el entonces ministro del Ejército, teniente general

Barroso) y de teniente de Aviación (entregado por el teniente general Lacalle

Larraga).

La tercera entrevista

EL 29 de marzo de 1960 volvieron a encontrarse en «Las Cabezas» el Jefe del

Estado y don Juan de Borbón. para tratar de los estudios civiles del principe. A

la entrevista asistieron el duque de Alburquerque, don Ramón . Padilla, don José

Meria Ramón de Sámpedro. el marqués de Comillas, el conde de Casa Loja, el

coronel de Aviación--señor Lapuente, don Fernando Fuertes de Villavicencio y los

ministros don Jorge Vigón y don Jesús Rubio García Mina.

A raíz de la entrevista, el Jefe del Estado ordena restaurar y acondicionar el

palacete de La Zarzuela oara residencia madrileña del príncipe, que comienza una

etapa de estudios en las facultades de Derecho y Ciencias Politicas y Económicas

de Madrid y Barcelona.

El príncipe, lejos ya de la disciplina de las

Documento INFORMACIONES

En 1951, el príncipe acudió a examinarse al Instituto San Isidro, de Madrid

Documento INFORMACIONES

Don Juan Carlos siempre ha gozado del cariño popular. Aguí vemos al principe en

1955. siendo despedido por un numeroso grupo de amigos, al partir para un viaje

Documento INFORMACIONES

DON JUAN CARLOS DE BORBON

Academias Militares y con veintitrés años cumplidos, comienza a ser noticia para

la Prensa europea.

Sucesivamente se le relaciona con las princesas Isabel de Francia y María

Gabriela ote Saboya, amigas de la infancia, hasta que el 13 de septiembre de

1961 se hace público en Lausana su compromiso matrimonial con la princesa Sofía

de Grecia (Sofía Schleswig Holstein Sonderburg Gluscksburg y Hannover), hija de

los Reyés Pablo I y Federica,

Una princesa griega

AL emanciparse Grecia del Imperio turco a mediados del siglo XIX, se constituyó

en reino y buscó una dinastía. En 1863, ia Asamblea Nacional ofreció el trono de

Grecia a Guillermo de Schleswig Holstein. hijo del Rey de Dinamarca. El príncipe

danés aceptó, convirtiéndose en Jorge I de Grecia, bisabuelo de la princesa

Sofía.

Jorge I contrajo matrimonio con la gran duquesa Olga de Rusia y reinó en Grecia

durante medio siglo, siendo asesinado en Salónica en 1913. Le sucedió su hijo

Constantmo I, casado con la princesa imperial Sofía de Hohenzollern, hermana del

Kaiser Guillermo II Al estallar la primera guerra mundial, los aliados

occidentales presionaron sobre el Gobierno griego de Venizelos buscando la

abdicación de un Rey casado con una princesa alemana. Venizelos accedió a la

pretensión de los aliados, y Constantino I y su primogénito Jorge fueron

deportados, subiendo al trono Alejandro I, segundo hijo del monarca.

Alejandro I se casó con la princesa Aspasia Manos, aristócrata griega,

descendiente de emperadores greco-bizantinos, y en Tatoi. residencia de verano

de los reyes griegos, mientras trataba de separar a una mona y un perro

enzarzados en una pelea, fue mordido por el simio en una pierna. £1 25 de

octubre de 1920, veintinueve días después de resultar herido en este accidente

aparentemente sin importancia, fallecía Alejandro I coa la pierna gangrenada. La

única hija del Rey Alejandro está casada actualmente con el ex Rey Pedro de

Yugoslavia.

Volvió a ocupar el trono Constantino I, hasta que abdicó, en 1923, en su

primogénito Jorge u, que fue destronado en 1924, pasando Grecia a constituirse

en República. La familia real se exilió en Italia.

Después de oace años de República, Grecia volvió a llamar al trono a Jorge II,

hasta que en 1940,

ocupada Grecia .por la" Italia fascista, tuvo de nuevo que emprender el camino

del exilio en unas condiciones penosas, instalándose precariamente en

Alejandría, primero, y en Ciudad del Cabo, después.

En septiembre de 1944 Jorge II fue nueva, mente llamado al trono, tras la.

liberación del país por los ingleses. Tres años después fallecía sin sucesión

directa. Inmediatamente fue proclamado Rey su hermano, como Pablo I.

El nuevo Rey, durante su exilio, había trabajado como obrero, con el nombre de

Beck, en la Armstrong-Whitworth, de Coventry, y posteriormente se había casado

con la princesa Federica de Hannover y Hohenzollern-Sigmeringhen, hija de los

duques de Brunswic. Luneburg, El matrimonio tuvo tres hijos: Sofía, Constantino

(actual monarca griego, exiliado) e Irene, que nació en el exilio sudafricano.

La princesa Sofía nació el 2 de noviembre de 1938 en el barrio ateniense de

Psychico y tuvo la educación de una -familia que- sabía de muchas privaciones.

Su padre, Pablo I, era conocido como "el rey con menos protocolo de Europa", y

envió a la princesa Sofía a una fescuela publica de Psychico. Cuatro años más

tarde fue enviada a Suiza para aprender idiomas, al mismo colegio en que estudió

su tío el príncipe Felipa de Grecia, actual duque de Edimburgo y rey consorte de

Gran Bretaña. Posteriormente participó en. las actividades de las "girl-scouts"

(en Grecia, Asociación de Guías Helenas) y estudió puericultura

con el famoso pediatra griego Spyros Doxiadis.

El 13 de septiembre de 1961 la Prensa europea se llevó una buena sorpresa, ya

que la ligaba sentimentalmente al príncipe Harald de Noruega.

Matrimonio

EN septiembre de 1954 los Reyes Pablo y Fetíefica de Grecia organizan un.

crucero por el Mediterráneo a bordo del "Agamenón". A él asiste el príncipe Juan

Carlos y por primera vez conoce a la" princesa Sofía; ella nene quince añosj él,

dieciséis. En 1960 vuelven a encontrarse en Ñapóles, cuando el actual Rey

Constantino II ganaba una medalla de oro en la Olimpíada da Roma, en Isa regatas

"dragón", y un año después se especula por primera vez sobre su posible

compromiso durante la boda en York del duque de Kent Pocos meses después, el

príncipe Juan Carlos es invitado a "Mon Repos", en la isla de Corfú, por los

reyes griegos, y ese mismo año, en una cena de gala de la Feria Suiza de

Muestras a la que asistía Pablo I. el príncipe solicita su permiso para casarse

con la princesa Sofía, En la mañana del día 13 de septiembre de 1961 los condes

de Barcelona salen para Suiza y el príncipe Constantino, regente en ausencia de

su padre, hace pública la noticia en una conferencia de Prensa. En el mismo día,

desde Lausana, don Juan de Borbón pide comunicación con el yate "Azor", a través

del pazo de Meirás, para informar al Jefe del Estado español.

Los novios son primos terceros; el conde de Barcelona es primo segundo del Rey

Pablo I de Grecia, ya que los dos son bisnietas de la Reina Victoria I de Gran

Bretaña (la "abuela de Europa"); la Reina madre Victoria Eugenia, nieta de la

soberana inglesa, es prima hermana del último Kaiser y, por tanto, de la

princesa imperial Sofía de Alemania, madre del Rey Pablo I. Por otra parte, como

el Bey Pablo I es tío segundo de su esposa (Federica de Grecia es por línea

materna nieta del Kaiser y sobrina nieta de la princesa imperial Sofía de

Alemania, madre de Pablo I), el príncipe Juan Carlos es tío en cuarto grado de

le princesa Sofía, al ser primo tercero de la Reina Federica de Grecia.

La boda se celebra el 14 de mayo de 1962, en la catedral ateniense de San

Dionisio, ante monseñor Brindisi, por el rito católico, y en la catedral

ortodoxa de Atenas, ante el arzobispo Crisóstomog, por el rito ortodoxo. Los

nuevos esposos adoptan como lema "Plus ultra", "más allá".

El Gobierno español envía a la boda una representación diplomática, e bordo^ del

crucero "Canarias", presidida por el ministro ´de Marina, almirante Abárzuza.

Diez días después de su boda, y aunque el matrimonio por ambos ritos había sido

autorizado por el Vaticano, la princesa Sofía entra en la religión católica, en

una discreta ceremonia celebrada sn la isla de Corfú ante monseñor Benedicto

Printesis, arzobispo católico de Atenas. El 29, los príncipes son recibidos por

el Papa Juan XXIII.

Al hablar de pobreza o riqueza es necesario emplear términos comparativos; así

puede hablarse de "monarquías pobres" o de "reyes pobres". Evidentemente, en

comparación con otras coronas reinantes, la griega es una "monarquía pobre", con

una lista civil muy reducida. Así el Parlamento griego aprueba conceder a la

princesa una dote de algo más de 21 millones de pesetas;. por su parte, el

Gobierno español concede al príncipe una dote de algo más de 42 millones de

pesetas. El Jefe del Estado español regala a la princesa una pulsera, y al

príncipe, una escribanía; el Rey Pablo les regala un castillo en Atenas, y la

Reina Federica, una de sus fincas austríacas; los príncipes de Monaco les

regalan un yate.

Inmediatamente después de la conversión de la princesa al catolicismo, el nuevo

matrimonio viaja por las, islas griegas en el "Creóle", el yate negro del

armador Niarchos, en el que llegan a Capri y Monaco, donde recogen el regalo de

los príncipes Rainiero y Grace. Después visitan Roma, Tokio, Honolulú, Nueva

York (por cuyas calles se pierden), Washington, Cabo Kennedy (entonces aún Cabo

Cañaveral), San Francisco, etc.

EI príncipe Juan Carlos dice a los periodistas: "Me enamoré de Sofía desde que

me la presentaron en el "Agamenón"; después fui a Grecia porque me seduce ese

país, y allí pude apreciar la sencillez y el sentido del deber cíe mi esposa. Es

una de las pocas jóvenes que conozco que puede llevar con toda dignidad una

corona real."

Efectivamente, la princesa Sofía posee un carácter serio y reflexivo, fuerte

personalidad y sentido de la responsabilidad; se interesa más por el estudio o

el trabajo que por las diversiones. ES aficionada a la equitación, a la

arqueología y la puericultura. Tiene los ojos azules y los cabellos dorados,

siempre cortos; mide 1,73 de altura y pesa 58 kilos. Prefiere los vestidos

floreados o en tonos pastel, y está acostumbrada a preparar frecuentemente los

menús del príncipe, especialmente platos chinos, a los que es aficionada.

Como puerieultora diplomada, atiende personalmente la crianza de sus tres hijoa

La princesa habla francés, alemán, inglés, italiano, griego y castellano. Con

el principe habla habituafinente en castellano.

En La Zarzuela

LOS príncipes se instalan en La Zarauela, donde para don Juan Carlos comienza

una nueva vida; aún frecuenta los seminarios de algunas Facultades, pero su

preparación como posible hombre de Estado tiene prioridad. Viaja con frecuencia

por el país, visita instituciones y toma contacto con las gentes.

Más adelante el príncipe emprendería un plan de trabajo en los Ministerios,

pasando varias semanas en cada uno de ellos, a fin de tener un conocimiento de

primera mano sobre su funcionamiento.

El primer hijo, la Infanta Elena, nacio el 20 de diciembre de 1963 y fue

apadrinada en La Zarzuela por la condesa de Barcelona y el infante Alfonso de

Orleáns; el bautizo se celebra sobre la pila bautismal de Santo Domingo de

Guarnan y ío oficia monseñor Riberi, entonces nuncio de Su Santidad en España.

El 1 de abril de 1964 se oficia en eJ Valle de los Caídos un «tedeum» para

conmemorar los veinticinco años de paz y a él asiste el principe en un sitial en

la Epístola, frente al del Jefe del Estado.

Paulatinamente el Jefe del Estado invita al principe a los actos oficiales,

situándolo en lugar preferente, y su presencia en inauguraciones —que muchas

veces él mismo lleva a cabo— y ceremonias públicas se incrementa. En 1967 nace

otra infanta: Cristina, y restablecida doña Sofía, los príncipes giran una

visita de diecisiete días de duración a los Estados Unidos, siendo recibidos por

el Presidente.

A finales de año contrae matrimonio la infanta Pilar, hermana del principe, con

el aristócrata español don Jaime Gomez Acebo, hijo del marqués dé la Deleitosa.

A la infanta se le otorga el título de duquesa de Badajoz.

El 5 de enero de 1968, el príncipe cumple treinta años de edad y según la ley de

Sucesión pasa a ser un ciudadano español con todos ios requisitos para ser

llamado a reinar en su día.

El 30 de enero nace el infante Felipe, cercer hijo de los principes, un diario

catalán tituló así la noticia: «Nace un futuro Rey de España.» Al bautizo del

infante acude, como a los de sus hermanas, el Jefe del Estado; esta vea los

padrinos son doña Victoria Eugenia, que regresa a España por primera vez desde

1931. y e! conde de Barcelona.

A lo largo del año el principe prosigue su programa de toma de contacto con la

realidad social, política y económica del país; en Tarragona asiste al Congreso

Sindical, y en la Cámara de Comercio e Industria de Barcelona dice: «Una de las

tareas más apasionantes con que nos enfrentamos hoy es lograr raía cada vea más

justa distribución de la riqueza.»

El último día de 1968 es ascendido a capitán de Infantería, capitán de aviación

(servicio de vuelo) y teniente de navio (escala de mar).

El día 6 de enero del presente año la agencia Efe distribuye sus declaraciones a

don Carlos Mentío, recogidas por toda la Prensa nacional y numerosas diarios

extranjeros, en las que el príncipe muestra su conformidad con las leyes

Fundamentales españolas.

Perfil humano

EL príncipe se levanta & las siete de la mañaña para acudir al gimnasio de

Heliodoro Ruiz, en la calle de Hortaleza: allí hace judo y tárate antes de

regresar a La Zarzuela para desayunar coa la princesa. Despide a las infantas

Elena y Cristina, que acuden a un parvulario, y comienza a despachar

correspondencia y estudiar los asuntos que le son pasados por sus ayudantes. Don

Juan Carlos dispone oficiosamente de una Casa Civil y una Casa Militar, así como

de una Secretaria Política. A partir de las once de la mañana recibe visitas.

Después de almorzar trabaja sobre la Prensa nacional y extranjera —la princesa

colabora con él y en ocasiones se preocupa de seleccionarle noticias o artículos

interesantes—. De no tener que asistir a algún acto oficial, el príncipe

continúa su trabajo de despacho hasta la hora de la cena.

El príncipe recibe a sus visitas en pie y con un cordial apretón de manos. Su

despacho es reducido y claro; en él abundan las maquetas de aviones, sin faltar

una réplica a escala del cohete «Saturno». El ayudante que pasa las visitas no

advteite sobre el tratamiento a usar con el principe; por lo común se empieza

empleando el «alteza», sé continua por el usted y entrados en la conversación

hay que reprimir las referencias en segunda persona, que prácticamente se hacen

embarazosamente inevitables. En efecto, el príncipe no es un hombre que marque

distancias ni establezca barreras; en todo momento aparece sencillo, atento y

afable. Sincero, sin olvidar la prudencia, e interesado en todo y por todos.

Es alto y delgado —mide 1,92 y pesa 80 kilos—, de facciones menos marcadas que

las que muestran las fotografías y con soltura de hombre habituado al deporte.

Domina el francés, inglés, portugués, italiano, además de su propio idioma, que

emplea con parsimonia y meditación. Le apasionan la caza, la equitación, la

natación, las regatas y los aviones —recientemente lia obtenido el título de

piloto de helicópteros ligeros—; fuma regularmente cigarrillos de tabaco negro y

no gusta de las bebidas alcohólicas.

Le preocupa que su imagen pública sea sincera y prefiere ser retratado en mangas

de camisa o sudando en el jardín después de hacer ejercicio, mejor que con

artíficiosidad o protocolo.

Documento INFORMACIONES

 

< Volver