Autor: Valverde, Alberto. 
 Setenta y siete millones de dólares. 
 Iberia, implicada en los sobornos de la Boeing     
 
 Diario 16.    04/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

Setenta y siete millones de dólares

Iberia, implicada en los sobornos de la Boeing

Alberto Valverde

WASHINGTON, 4 (Corresponsal D16).—Siete contratos de venta de aviones comerciales entre la

compañía Iberia y la norteamericana Boeing Co., están siendo investigadas por una agencia ejecutiva

norteamericana como presuntos encubridores de sobornos a funcionarios de la empresa española, según

supo ayer D16 en la capital norteamericana.

Los contratos se firmaron en fechas distintas que van desde el 29 de abril de 1967, el primero, hasta el 21

de diciembre de 1973, el último. El resto abarca fechas diversas durante los años 1967, 1968, 1969, 1971

y 1973.

Según informó D16 el pasado 7 de enero, fuentes confidenciales familiarizadas con estos contratos están

convencidas de que algunos incluyen varias comisiones, cuya legalidad correspondería establecer a los

tribunales apropiados, de hasta varios millones de dólares. La mayor parte de estos pagos fueron a parar a

los bolsillos de funcionarios de la línea aérea nacional Iberia.

Al margen de Iberia, la compañía norteamericana Boeing ha admitido haber pagado un total de sesenta y

siete millones de dólares desde 1966 en calidad de supuestos sobornos, que se repartieron presuntamente

entre un total de 52 compañías de aviación comercial y por lo menos media docena de funcionarios

gubernamentales en dieciocho países.

Prohibido dar nombres

Una orden judicial de un Tribunal Federal de Apelaciones de los Estados Unidos prohibió la semana

pasada a la Boeing y a la Securities and Exchange Commission (SEC), agencia investigadora del

Gobierno norteamericano en casos de irregularidades corporativas, hacer públicos los nombres de estos

dieciocho agentes, bajo el argumento esgrimido por el Departamento de Estado de que ello causaría un

daño irreparable a la política exterior de los Estados Unidos.

La inesperada intervención del Departamento de Estado en esta cuestión se justificó en círculos

económicos y políticos de Washington bajo, la sospecha de que, en algunos casos, los sobornos de la

Boeing fueron a parar a manos de agentes de la compañía que también han colaborado con la Agencia

Central de Inteligencia (CÍA). Entre estos, se citábanlos casos de Irán y Kuwait.

Sin embargo, al conocerse ayer los nombres de las compañías y de los países involucrados, varios

Gobiernos (entre ellos Canadá, Japón y Holanda) requirieron al Gobierno del presidente Jimmy Cárter

que "haga todo lo posible por clarificar cuanto antes la cuestión y ordene una investigación pública a

fondo del tema".

Setenta y siete millones de dólares

El caso de la Boeing, dadas las cantidades envueltas y el hecho de que, a su vez, también incluya a un

príncipe (de Arabia Saudí), amenaza con convertirse en un escándalo mucho mayor que el de la empresa

aeronáutica Lockheed. Medios comerciales indican que mientras en el caso de la Lockheed los sobornos

no pasaron de veinticinco millones de dólares, en el de la Boeing los presuntos pagos ilegales se elevan a

77 millones.

Pese a lo espectacular del caso, y al hecho de que hasta el propio Gobierno norteamericano esté

presionando para mantener secretos algunos capitulos del escándalo, un portavoz de la Boeing advirtió

ayer que "la simple inclusión de algunas compañías y países no implicaba expresamente que éstas estén

involucradas". En tal sentido, el portavoz rechazó algunas insinuaciones ya publicadas como "puras

especulaciones", al tiempo que defendió lo que llamó derecho de la empresa a mantener secretas sus

operaciones.

En el caso español, la existencia de varios pagos en calidad de "comisiones" al margen del contrato en sí

apreció en éste mismo periódico en una información desde Washington el pasado 7 de enero.

En aquella oqasión, un portavoz de Iberia desmintió la recepción por parte de sus empleados de

comisiones o sobornos de cualquier tipo.

Durante años

Pero fuentes neoyorquinas insistieron ayer que los pagos se realizaron durante varios años, algunos

incluso con anterioridad a las fechas que existen en los siete contratos mencionados, que hoy son causa ds

investigación. Algunos de estos pagos, según las mismas fuentes, se encubrieron bajó acuerdos de dudosa

legalidad en la concesión de préstamos y en el tipo de interés en los que éstos se concedían. Las fuentes

mencionaron varios nombres de las personas envueltas en estas transacciones.

Por parte norteamericana, todo el caso de la Boeing está pendiente de los Tribunales y sometido a una

orden de un Tribunal federal que prohibe terminantemente a la Securities and Exchange Commission la

publicación de los nombres y de ciertos documentos confidenciales de la compañía.

Un portavoz de esta agencia declaró ayer a D16 que es muy difícil que estos nombres sean hechos

públicos por parte de la SEC en un plazo relativamente corto. Pero el portavoz insistió en que la SEC ha

apelado el fallo previo de la Corte inferior y, en tal sentido, todo el caso se aclarará algún día.

Los nombres de las 52 compañías mencionadas en d o c u m entos del Tribunal incluyen, además, a los

Gobiernos de Portugal, Canadá, Egipto y Venezuela como directamente participantes en diversas compras

a la Boeing. En lo que respecta a las compañías, están incluidas Air France, Air Canadá. Lan Chile,

Olimpic, Sabena y un largo etcétera.

 

< Volver