Autor: Salas y Guirior, José. 
 Eco internacional de la designación de sucesor en la Jefatura del Estado Español. 
 Lisboa: Unánime objetividad de la prensa al informar sobre los acontecimientos políticos     
 
 ABC.    24/07/1969.  Página: 22. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

LISBOA: UNÁNIME OBJETIVIDAD DE LA PRENSA AL INFORMAR SOBRE LOS ACONTECIMIENTOS

POLÍTICOS HISPANOS

Lisboa 23. (Crónica telefónica de nuestro corresponsal.) Toda la Prensa

portuguesa se hace eco nuevamente de la actualidad española en espacios y

titulares sólo comparables a las informaciones que dedican a la gran aventura

lunar de los astronautas americanos. También la radio y la televisión han sido

amplias en esta dedicación. Los últimos telediarios de anoche ofrecían´ ya una

versión bastante completa del discurso del Jefe del Estado en las Cortes, así

como una síntesis biográfica del Generalísimo Franco y del Príncipe Don Juan

Carlos.

Estas informaciones de la Prensa portuguesa han sido objetivas en grado sumo. Se

percibe claramente que su único deseo es tener a los portugueses debidamente

informados de cuanto en el país vecino ocurre, utilizando para ello las noticias

procedentes de Madrid, recogidas a través de los corresponsales y agencias

internacionales residentes en la capital de España. Con ello queda dicho que al

adoptar una actitud estrictamente informativa escasean, en cambio, los

comentarios, editoriales o artículos que, al explicar lo simplemente noticiable,

pudieran llevar consigo una toma de posiciones.

lina excepción pudiera ser anotada en este aspecto. Esta es la del diario de la

mañana "O Seculo", que bajo el título de "Portugal y España" publica un

editorial en el que, después de recordar que nada de lo que ocurre en uno de los

dos países ibéricos puede resultar indiferente al otro, hace historia de las

relaciones peninsulares. Como resultado de ese recorrido histórico y del mutuo

deseo de mantener la independencia y la libertad de ambos pueblos en el marco de

la estrecha amistad que la intimidad geográfica impone, llega a una conclusión.

Esta es la de que en España no existe una tradición republicana, por lo que es

lógico que la Monarquía siga su ruta histórica.

Este editorial acaso constituya el latido portugués en relación con los actuales

acontecimientos españoles y explica, sobre.cualquier otro matiz, el interés que

se siente por ellos.—José SALAS Y GUIRIOR.

 

< Volver