Autor: Martín Morales, José. 
   Tres millones de indemnización a un trabajador     
 
 Pueblo.    11/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

TRIBUNALES

TRES MILLONES DE INDEMNIZACIÓN A UN TRABAJADOR

MADRID. (PUEBLO por José MARTIN MORALES.)

Don José Martín Martín, nacido en 1917, trabajaba para la empresa Jareño de Construcciones Metálicas,

Sociedad Anónima, desde el año 1934, últimamente con la categoría de jefe administrativo de segunda y

retribución por todos los conceptos de 32.764 pesetas mensuales, más 1.750 pesetas por gastos de

locomoción; 10.000 pesetas de paga especial anual y las dos extraordinarias obligatorias, de 26.614

pesetas cada una.

El señor Martín desempeñaba en 1975 el cargo de jefe de compras y jefe de almacén. Fue proclamado

candidato para cargo sindical en junio de ése mismo año y el director de la empresa le hizo la sugerencia

de que no se presentase, agregándole que la entidad indicaría a los trabajadores que no le votaran. A pesar

de todo ello, el señor Martín resultó elegido. La empresa le despidió. Demandó el señor Martin a la

empresa y la Magistratura de Trabajo número 2 de las de Madrid declaró nulo el despido y condenó a

Jareño a readmitir al señor Martín en su puesto de trabajo.

Se dedicó la empresa a, vejar y perseguir al trabajador, hasta el extremo de tenerle sin trabajo en su

despacho y luego encargarle, labor de listero en cabina de uno de los talleres.

El señor Martín se cansó un día de la conducta de la empresa para con él después de más de cuarenta años

de servicios leales a la misma y demandó a Jareño en solicitud de la resolución de su contrato de trabajo.

Dictada sentencia por la Magistratura de Trabajo número 9 de las de Madrid, el juzgador declara, de

acuerdo con la tesis mantenida por el abosado del trabajador, don Arturo Manrique, que el señor Martin

tiene más de cincuenta y cinco años, que ha de considerarse el caso como si se tratase de despido

improcedente, que por razón de la edad los mínimos de indemnización han de multiplicarse por dos y que

las circunstancias del caso aconsejan el máximo.

Por todo ello, el magistrado condena, a Jareño a indemnizar al señor Martín con 3.194.982 pesetas,

después de declarar resuelto el contrato de trabajo denunciado.

 

< Volver