Autor: Sáenz-Díez, Margarita. 
   Dimite otro miembro de la Asociación de la Prensa de Barcelona     
 
 Informaciones.    17/05/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

Dimite otro miembro de la Asociación de la Prensa de Barcelona

CONTINUA LA POLÉMICA EN TORNO A LA ULTIMA JUNTA

BARCELONA, 17. (INFORMACIONES, por Margarita Sáez-Diez.) — Continúa la polémica suscitada por la última Junta general´ extraordinaria de la Asociación de la Prensa de Barcelona. A la dimisión de Pedro O. Costa, subdirector de «Tele-Exprés», se sumó ayer la de otro miembro de la Junta directiva, José María Cadena, jefe del Servicio dé Documentación de «Diario de Barcelona». El señor Cadena envió al presidente de la Asociación de la Prensa una extensa carta en la que, entre otras cosas, dice: «No puedo pertenecer a ana Junta directiva que por presión de algunos de sus miembros —mayoritariamente o no, tanto da— se apoya en un Reglamento restrictivo y confuso, utilizado para la inútil y encendida polémica para demorar acuerdos de base sobre la defensa de la libertad de información.»

A última hora de ayer tarde llegó a los periódicos barceloneses una nota de la Junta directiva de la Asociación de la Prensa, relacionada con la citada asamblea de socios. «Ante determinadas: e Incompletas informaciones aparecidas en los periódicos y agencias de Prensa con respecto a la última asamblea extraordinaria se cree en el deber de puntualizar:

1. El presidente de la Asociación de la Prensa deBarcelona y su Junta directiva niegan rotundamente compartir cualquier criterio que signifique la mas mínima restricción a la libertad Informativa. Antes al contrario, la han pedido reiteradamente en otras ocasiones y llevado la Iniciativa y participado en la elaboración de la ponencia que en este sentádo se aprobó en la reciente Asamblea Nacional de la Federación de las Asociaciones de la Prensa de Córdoba.

2. Con respecto al largo texto que se leyó en la asamblea extraordinaria del pasado miércoles y que era ignorado por la Junta directiva, pues sólo habla tenido acceso al mismo un sector de la entidad, se entendió que, por su gravedad y rebasar los marcos profesionales, debería ser sometido al conocimiento de todos los, socios. Por lo cual se solicitó la entrega de dicho texto para repartirlo entre la totalidad de los miembros de la Asociación, y una vez informados convocar nueva asamblea y proceder a su análisis, eventuales enmiendas y votación.

3. Que el referido texto no se circunscribirá a la libertad de información, sino que aludía entre; otros aspectos a la organización de paros en los periódicos, «boicot» a la información de actos oficiales, así como formulaba ciertas consideraciones, sobre las instituciones y las empresas periodísticas privadas.

La Junta directiva continúa esperando que se le entregue el texto, que sólo conoce de viva voz, para, proceder a su distribución entre los socios de la entidad.

4. La Junta directiva lamenta la dimisión de dos queridos compañeros, como son don Pedro O. Costa y don José María Cadena. Y sin entrar en las razones que han tenido para llevar a cabo su decisión, siente profundamente verse privada de tan valiosas colaboraciones.

Varios periódicos barceloneses de la mañana han añadido, a la nota, de la Junta directiva, otra suscrita por treinta periodistas, miembros de la Asociación y asistentes a la citada asamblea, en la que puntualiza lo expresado por la Directiva.

«Los abajo firmantes —dicen--, periodistas de Barcelona, pertenecientes a la Asociación de la Prensa, ante la sorprendente nota oficial de la Junta directiva de la entidad, nos vemos precisados a subrayar que la moción presentada en la reciente asamblea extraordinaria de socios era simplemente una propuesta a considerar en diálogo abierto, diálogo que reiteradamente fue impedido por la Directiva» y cuya presentación no presuponía en absoluto la aprobación íntegra ni en los mismos términos; por otra parte, en ningún momento la moción rebasó el marco profesional. Prueba fehaciente de ello es que el delegado gubernativo no advirtió en ningún momento acerca de esta inadmisible acusación que se vierte en la nota de la Junta. Es más, incluso el directivo señor García Castell proclamó públicamente que él se mostraba totalmente favorable al texto y votaría afirmativamente en una próxima asamblea.

En cuanto a destacar, como se hace en la nota de la Junta, únicamente aspectos secundarios de la .propuesta, redactados en función de hipotéticas dificultades en el cumplimiento de nuestra tarea profesional, nos parece, en el mejor de los casos, de tal ligereza por parte de la Directiva que olvida conscientemente los puntos sustanciales: 1. Creación de una comisión de defensa profesional, como existe ya en la Asociación de Madrid; y 2. Difundir a través de la «Hoja del Lunes» cuanto pueda conducir a una mayor libertad informativa.

Por lo que respecta a la pretendida alusión a instituciones y empresas periodísticas privadas, queremos suponer que precisamente por no haber escuchado atentamente el texto se pueden lanzar tales aseveraciones, carentes de fundamento y cuya afirmación pública en la nota nos parece otra ligereza por lo que entraña de acusación a los promotores de la propuesta y a la Inmensa mayoría de los asociados que se manifestaron allí favorables a la misma.

Si algún ataque se vertió contra las empresas periodísticas privadas fue lanzado justamente desde la mesa presidencial y por un miembro de la Directiva.

Dada la premura del tiempo, esta carta no puede ser suscrita por cuantos compañeros —estamos convencidos— se sumarían a la misma.

A la vista de la grave actuación de la Junta en la Asamblea general y de la difusión de la referida nota, creemos que ha quedado suficientemente demostrada la incapacidad de la misma para seguir rigiendo los destinos de una entidad tan importante y querida como es la Asociación de la Prensa, que tiene como misión primordial la defensa de los intereses profesionales, servidores, en definitiva, de la verdad en pro de todos los ciudadanos.

 

< Volver