Autor: Contreras, Lorenzo. 
   Cádiz: Crecieron las peticiones a los reyes     
 
 Informaciones.    02/04/1976.  Página: 1,3. Páginas: 2. Párrafos: 19. 

DON JUAN CARLOS DE BORBON, EN ALGECERAS GIBRALTAR, "OBJETIVO

IRRENUNCIABLE"

(Para lograr este anhelo nacional no os ha de faltar el apoyo de vuestro Rey»

Por Lorenzo CONTRERAS (Enviado especial da INFORMACIONES.)

Cádiz: CRECIERON LAS PETICIONES A LOS REYES SUS MAJESTADES PRESIDIERON UN

ACTO UNIVERSITARIO SEÑOR ROBLES PIQUER: «UNA EDUCACIÓN PARA LA

CONVIVENCIA, CAPAZ DE FORTALECER LA COMPRENSIÓN Y EL MUTUO RESPETO»

CÁDIZ, 2,

ESTA tarde, después de presidir el Consejo de ministros en los Reales Alcazares,

don Juan Carlos y doña Sofia van a recorrer la zona agrícola del valle del

Guadalquivir, A la caida da la Jornada, él Rey celebrará uno reunión con

representantes de la guarnicion en Capitania Genera1.

Siempre dentro de una acogida fervorosa y popular, el recorrido de los Reyes por

el Campo de Gibraltar no ha presentado las caracteristicas de desbordamiento de

Sevilla y su provincia. En Algeciras, Arcos de la Frontera, Cadiz y Jerez la

fuerza pública no tuvo excesivos problemas ni los periodistas padecieron las

consecuencias da la rotura de los cordones de seguridad, como fue el caso de

Carmena, por ejemplo.

La Jornada de ayer, sin embargo, fúe un calco intensificado de las anteriores en

punto al despliegue de peticiones y de quejas. En Algeciras, donde se exhibió la

bandera andaluza, blanca y verde, las pancartas tenían un fondo más alusivo a

problemas sociales y a reivindicaciones de Intensidad territorial, aunque no

faltaron, » la vista del Peñon, estas últimas. El tema de Glbraltar era allí

coprotagonista con otros muchos. Una pancarta decía: >>Ciudad de San Roque

Gibraltar, nuestra meta», y otra proclamaba: >>Juan Carlos, la Linea tambien es

España Contamos contigo.»

El alcalde de Algeciras al dar la bienvenida a los Monarcas, en 1a plaza Alta

puso en su discurso el contrapunto de las reivindicaciones sociales cuando

empezo diciendo que el Campo de Gibraltar, hoy, debido a la atencion del

Gobierno, «contempla halagueñas perspectivas de trabajo y prosperidad». Sin

embargo, acto seguido, hizo ver que el crecimiento de la zona ha acarreado una

serle de problemas coñetes, de manera que >>los 250.000 habitantes del Campo de

Gibraltar gravitan sobre nuestro ciudad de tal forma que ni las viviendas, ni

los centros escolares, ni los servicios, ni la infraestructura de nuestra ciudad

son suficientes para absorber tanta demanda». A partir de este momento, el

discurso del alcalde se convirtió en un breve repaso de las localidades con

problemas. Llamó a La Línea «ciudad mártir», porque «en su mismo nombre lleva

ínsito el concepto de separación entre lo que es España y lo que nunca debió

dejar de serlo». El Rey, que visitó hace ocho años, cuando era príncipe, los

«complejos industriales que empezaban a levantarse» en la zona, agradeció la

brevedad del alcalde y prometió ayudas del Gobierno.

GIBRALTAR

Correspondería al alcalde de San Roque la misión de poner el énfasis en la

cuestión de Gibraltar, «esa perenne llama reivindicatoría que, si todo español

la lleva en su corazón —dijo»--, a nosotros nos quema, señor». El alcalde

hablaba en el salón de recepciones del Ayuntamiento de Algeciras, a donde se

había desplazado la comitiva. Al final de su breve parlamento hizo entrega al

Monarca de un pergamino que le nombra «alcalde de la ciudad de Gibraltar en San

Roque». A la vista del obsequio, don Juan Carlos dijo que agradecía en él la

referencia a su discurso en las Cortes, el día de su juramento, y señaló que

«este pergamino me traerá cada día el recuerdo de la tarea noble y esforzada que

todos vosotros, en este Campo, lleváis a cabo para que un día sea posible, en la

paz y la concordia, el logro de este anhelo nacional». Añadió que en la

reivindicación gibraltareña «no os ha de faltar la ayuda de mi Gobierno y el

apoyo de vuestro Rey». - En el vestíbulo del Ayuntamiento se mostró a los

Monarcas una serie de paneles sobre los problemas sociales .v económicos de la

zona. Los datos fueron expuestos y analizados por el general gobernardo del

Campo don Carlos Oliete.

Don Juan Carlos y doña Sofía habían llegado en helicóptero a Algeciras, y en el

mismo medio se desplazaron. Arcos de la Frontera, donde estaba previsto un acto

en el Ayuntamiento. Tras almorzar en el parador, se dirigieron en automóvil a

Cádiz. Allí se hizo todavía más ostensible el despliegue de reclamaciones que

delatan los problemas de las provincias. Varias pancartas acreditaron esta

preocupación junto con otras de bienvenida v esperarla.

He aqui algunos letreros: "Unos jóvenes Reyes para una España joven", "Los

sufridos pescadores de Conil piden al Rey un puerto refugio", "Parábate de

Franco, al denunciar los problemas, pide soluciones".

"Lo último de España, Andalucía; lo último de Andalucía. Vejer, ¿por qué,

Majestad?" "6.000 parados, no; carretera a Huelva, sí". "¡Ole!, los Reyes de

España, en tierras de Andalucía, ¡ole! Juan Carlos I, ¡ole! la Reina Sofía", "35

años de trabajo y aun somos eventuales; los obreros del depósito de tabaco de

Cádiz piden justicia".

El alcalde de Cádiz, desde el balcón del Ayuntamiento, y a la vista de una gran

masa que esta vez no desbordaba a la fuerza pública, hizo historia de la ciudad,

que, pese a la presión napoleónica, sólo reconoció como Rey a Fernando VII.

Luego entró en el capítulo de peticiones, desde una actuación que permita

reducir el peaje del puente que cruza la bahía gaditana hasta la expansión

urbanística al otro lado del puente, pasando por una normativa que permita una

mejor explotación del puerto, en "difícil competitividad con otros próximos". El

alcalde se refirió también a la reparación de la catedral y de la plaza de

toros, para acabar solicitando una Universidad en Cádiz.

El Rey respondió en su discurso "que las dificultades se salvarán y que se hará

todo lo necesario para lo-

grar un orden justo en la prosperidad". Dijo también que "en este viaje por

algunas provincias andaluzas y en el que en cuanto sea posible realizaremos por

las otras cuatro, queremos penetrar en profundidad en la Andalucía auténtica,

esta tierra que con su gran capacidad creadora ha dado una especial dimensión al

alma de España y que guarda todavía un arsenal enorme de posibilidades pensando

en nuestro futuro".

Durante la estancia de ¡oí Reyes en Cádiz, el presidente de la Diputación y el

vicepresidente de la Comisión Provincia] de Servicios Técnicos expuso en una

reunión de trabajo la problemática de la zona atlántica y de la campiña de

Jerez. Los Monarcas hicieron "escala" en Jerez de la Frontera durante su regreso

en automóvil a Sevilla. Dijo el presidente de la Diputación que "las regiones

más prósperas se han beneficiado de nuestros hombres, de nuestros ahorros v de

nuestro mercado consumidor, para conseguir su estado actúa! de desarrollo

industrial".

Añadir que «la agricultura, principa´ riqueza de Andalucía, ha sido también la

gran sacrificada en nuestros planes de desarrollo». A juicio del presidente de

la Diputación, la consecuencia de ello ha sido el paro con índices constantes

por encima de lo normal y en la actualidad alarmante, asi como la emigración de

los hombres del Sur.

A continuación dijo que la solidaridad nacional exige más que nunca una ayuda

excepcional a Andalucía, y que mejorando sus infraestructuras, potencie el

desarrollo agrícola e industrial v la iguale, o por lo menos la acerque; a la

España desarrollada.

En otro momento de su discurso el presidente de la Diputación gaditana llego a

decir «Hace falta favorecer la industrialización de las zonas más reprimidas del

país, y creemos que ha llegado el momento de cortar, o por lo menos limitar, el

crecimiento industrial de determinadas regiones, en donde el proceso de

crecimiento está creando grandes problemas de congestión v contaminación, v en

donde dichas industrias solamente pueden ponerse en marcha a base del trasvase

de mano de obra de otras regiones, con la secuela de problemas de viviendas y

equipamiento social que ello origina, aparte del sufrimiento de los hombres

obligados a emigrar »

ACTO UNIVERSIDAD

En Cádiz se celebro también un acto académico en la Facultad de Medicina En

dicho acto hable el rector de la Universidad de Sevilla y entre otras cosas

pidió una solución urgente para los problemas del Hospital Universitario de la

citada Facultad.

El ministro de Educación y Ciencia, don Carlos Robles Piquer pronuncio un breve

discurso en respuesta a los conceptos expresados por el rector y por el decano

del centro Dijo el ministro en presencia de los Reyes, que ¡a educación debe

marcarse tres objetivos «Ser para cada hombre v para cada familia el más noble

camino del propio pérfeccionamiento y proporción; ser, además, una educacion

para la convivencia capaz de fortalecer la comprensión y el mutuo respeto por

encima de las naturales discrepancias, v por último, contribuir al progreso de

la comunidad local, de la regional v de la nacional, dentro de la comunidad

mundial.»

El Rey cogió del brazo al académico, escritor y político monárquico don José

Marta Pemán.

 

< Volver