Autor: A. H. . 
   El señor Areilza no cancela su viaje a Roma     
 
 Informaciones.    03/04/1976.  Página: 36. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

El señor Areilza no cancela su viaje a Roma

MADRID, 3. (INFORMACIONES, por A. H.)

EL jefe de la diplomacia española, don José María de Areilza, no ha pensado en

dimitir ni ha cancelado su viaje a Roma, en contra de ciertos rumores desatados

estos dias pasados, a propósito de algunas diferencias en el seno del Gobierno

Arias, según hemos sabido en fuentes dignas de todo crédito.

En las alturas de la Administración se minimiza la anécdota de la decisión

presidencial de «congelar», por razones de oportunidad, las declaraciones del

conde de Motrico a TVE. El malhumor ha sido pasajero y al hecho no se le da

mayor importancia.

Tampoco parece que han sido graves, en contra de algunas especulaciones, las

fricciones entre el ministro de Asuntos Exteriores y el vicepresidente del

Interior, señor Praga, a propósito de algunas medidas de gobierno y en torno al

ritmo y al contenido de la reforma política. Puentes fidedignas nos aseguran que

se trata de pequeñas discrepancias accidentales, lógicas y positivas. Por encima

de ellas, entre el señor Areilza y el señor Praga (dos de los principales

«motores» del cambio) hay concordia en lo fundamental. Ni el señor Areilza se ha

escorado a la izquierda ni el señor Fraga a la derecha inmovilista. Ambos

mantienen posturas similares en el proceso político en marcha.

Ayer, en Luxemburgo, se paliaron, al parecer, algunas reticencias ante la marcha

de la evolución política española y se propició el viaje del ministro español de

Asuntos Exteriores a Roma, última capital del Mercado Común que debe visitar el

conde de Motrico. La Europa comunitaria, en general, a pesar de los últimos

acontecimientos ocurridos en Madrid, sigue apoyando la evolucion iniciada en

España por el primer Gobierno da la Monarquía. Esta noticia ha sido como

una bolsa de oxígeno para el palacio da Santa Cruz, donde esta mañana había

un ambiente más optimista. Oficialmente no se conoce aún la fecha del viaje del

señor Areilza a Roma, aunque bien podría llevarse a cabo en los primeros días de

la Semana Santa.

 

< Volver