Despliegue policial para impedir la manifestación de ayer en Madrid  :   
 La Policía disolvió a algunos grupos con gases lacrimógenos y detuvo a siete peronas. 
 ABC.    21/01/1976.  Página: 80. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

ABC. MIÉRCOLES 21 DE ENERO DE 1976.

ULTIMA HORA EN ABC

DESPLIEGUE POLICIAL PARA IMPEDIR LA MANIFESTACIÓN DE

AYER EN MADRID

La Policía disolvió a algunos grupos con gases lacrimógenos y detuvo a siete

personas

Madrid. (De nuestra Redacción.)

Un espectacular despliegue policial Impidió anoche que la manifestación

convocada por la Junta y la Plataforma Democrática sobre la plaza de Colón

llegase la sede de la Presidencia del Gobierno, en la que se Iba a solicitar,

entre otras cosas, amnistía y descongelación salarial.

Desde primeras horas de la tarde, numerosas dotaciones de «jeeps» y autocares de

fe Policía Armada, dotadas con equipos antidisturbios, así como fuerzas a

caballo, hablan tomado materialmente la plaza de Colón y sus alrededores en que

radio de más de medio kilómetro, desde las principales calles del barrio de

Salamanca a las glorietas de Alonso Martínez y Bilbao, y desde la plaza de

Castelar a la de Neptuno.

DOS LINEAS DE METRO, CERRADAS.

Numerosos coches celulares se hallaban apostados en todas las confluencias de

las calles de la. zona y gran cantidad de policías (incluidos los de la Brigada

Político Social) procedían a la disolución de los grupos y a la identificación

de algunas personas, al tiempo que obligaban a cerrar todos los establecimientos

y bares de la zona próxima a Colón y las lineas del Metro IV (Argüelles-Alfonso

XIII) y V (Ciudad Lineal Carabanchel) habían sido cerradas con anterioridad a

la hora anunciada. El tráfico por la zona era bastante fluido en todo momento.

BOMBAS DE HUMO.

Ante la imposibilidad de concentrarse en la plaza de Cotón, los manifestantes se

dispersaron por las calles adyacentes, formando grupos que en Alguna ocasión

llegaron a ser de varios centenares de personas.El más numeroso de ellos,

alrededor de unas 1.000 personas, logró formarse poco después de las ocho de la

tarde en el paseo de Recoletos, entre Cibeles y Colón, y proferir distintos

gritos a tiempo que lanzaban octavillas, para ser dispersados poco después por

los efectivos policiales, que emplearon bombas de humo y granadas lacrimogenas.

PEQUEÑOS «SALTOS».

En numerosos puntos de la zona, preferentemente en las calles de Serrano. Jorge

Juan Lagasca Almagro.

Hermosilla, Alcalá, Goya se produjeron diversos «saltos» de varios centenares de

personas que en algunos puntos intentaron cortar el tráfico con carreras entre

manifestantes y Policía, cuyos efectivos llevaron a cabo distintas cargas.

Hubo otros incidentes de escaso relieve, que fueron cortados enérgicamente por

Policia. Los manifestantes no llegaron en ninguna ocasion la plaza de Colón ni

al edificio de la Presidencia del Gobierno.

Poco despues de las nueve y cuarto de la noche, la zona fue recobrando poco a

poco la normalidad.

SIETE DETENCIONES.

Con anterioridad. a las siete de la tarde, pequeños grupos habían sido disueltos

en la avenida de la Ciudad de Barcelona, Vallecas. Alcalá.y Retiro, así como en

Callao y la avenida de José Antonio.

Según Cifra, la Policía practicó siete detenciones, y el número total de

manifestantes en los distintos puntos de la capital alcanzó las ocho mil

personas. A las nueve y media se reanudó el servicio del Metro de las lineas IV

y V abrieron con normalidad los bares y cafeterías de la zona.

RUEDA DE PRENSA.

A las diez de la noche tuvo lugar una rueda de Prensa convocada por los

organizadores de la manifestación, en el curso de la cual se dio /a conocer la

carta enviada a las seis de la tarde al ministro de la Gobernación, don Manuel

Fraga Iribarne, y al director general de Radio Televisión Española, don Gabriel

Peña Aranda.

En dicha carta se rechazaba qué se tratara de fuerzas subversivas y afirmaban su

voluntad de realizar una marcha pacífica por el bulevar que discurre entre la

plaza de Colón y Cibeles y no ante la Presidencia del Gobierno, sin producir en

ningún caso un caos circulatorio, tal como se había deducido.

Tras asegurar que la convocatoria a la manifestación no estaba firmada en virtud

de actitudes negativas, sino solicitando la inmediata liberación de presos y

detenidos políticos y sindicales y el retorno de los exiliados, así como otros

derechos del ciudadano, la carta era signada nominalmente por miembros de la

Comisión de Coordinación de las ilegales Junta Democrática y Plataforma de

Convergencia Democrática.

INCIDENCIAS.

Durante la rueda de Prensa se narraron las incidencias producidas durante las

últimas horas de la tarde, asegurando dichas fuentes que la manifestación,

aunque quebrada —debido al amplio dispositivo policial—, se había podido

efectuar en el bulevar de Recoletos, en la Puerta de Alcalá, en la confluencia

de Barquillo con la Gran Vía, en Serrano, en la plaza de Neptuno y en Callao y

Puerta del Sol, entre otros puntos.

Dieron los nombre» de cuantos participaron en el intento de manifestación a

nivel de componentes destacados de los ilegales grupos políticos, entre los que

se encontraba un procurador en Cortes.

 

< Volver