Informe Reale en el Consejo de europa. 
 Un régimen democrático, garantía de estabilidad en España     
 
 Informaciones.     Páginas: 1. Párrafos: 13. 

«INFORME REALE» EN EL CONSEJO DE EUROPA

UN RÉGIMEN DEMOCRÁTICO, GARANTÍA DE ESTABILIDAD EN ESPAÑA

ESTRASBURGO, 27. (EFE.)

EL próximo día 29 se hará público en la sede del Consejo de Europa de esta

ciudad el informe elaborado por el miembro del Parlamento italiano señor Reale

acerca de la situación actual española, informe que le fue encargado por el

Consejo

Según ha podido saber Efe de fuente competente, el Informe está dividido en tres

capitillos, en los que se analizan las perspectivas de cambio, las peticiones de

la oposición y los problemas relativos a las relaciones exteriores de España.

En la introducción, según las fuentes informantes, el señor Reale explica que su

trabajo está fundamentado en tres entrevistas mantenidas con miembros de la

oposición —el 16 de diciembre de 1975—, con representantes de la Junta

Democrática, Plataforma de Convergencia e independientes—, con los procuradores

en Cortes don Ignacio Satrústegui y don Manuel Escudero, y con el ministro de

Asuntos Exteriores, señor Areilza.

En el primer capítulo, el informe se refiere al testamento de Franco, a las

primeras opciones, políticas del Rey Juan Carlos y al nuevo Gobierno, y dice que

el último mensaje de Franco ha prestado servicio a su sucesor y a su pueblo

apelando, como cristiano, a la reconciliación con sus enemigos.

Al referirse a las primeras opciones políticas del Rey don Juan Carlos, el

informe señala que el discurso pronunciado por el Rey ante las Cortes y los

consejeros del Reino, el 22 de noviembre, después de haber prestado juramento,

no encaraba medidas concretas, y dice que ni el marco ni las circunstancias han

sido considerados en absoluto apropiados para citar e! futuro indulto. Reale

habla de que de dicho discurso se desprendía un equilibrio sutil entre el

lenguaje tradicional e ideas menos familiares y más modernas, y dice que el

mensaje de la Corona fue acogido generalmente como síntoma del cambio.

Sobre el decreto de indulto, tras señalar que se produjo alguna decepción entre

los partidos de la oposición y la Iglesia, destaca que el aspecto auténticamente

más positivo de la medida fue el conmutar automáticamente las penas de muerte

solicitadas contra quince jóvenes en virtud del decreto ley Antiterrorista.

Opina el informante que la exigencia de una verdadera amnistía y la abolición

del citado decreto ley se mantienen como la primera reivindicación de la

oposición, sostenida por la Iglesia con ocasión de la Asamblea Episcopal, el

pasado 20 de diciembre.

El informe comenta, más adelante, la necesidad de una reforma de las

instituciones y del establecimiento de las libertades individuales y políticas,

asi como la conveniencia de recoger las realidades regionales en una política

deseen trallzadora.

LA OTRA ESPAÑA

En el segundo capitulo de su informe, el señor Reale, bajo el titulo de «La otra

España», aborda la situación y la postura de la que llama «oposición española»,

y simplificando —comenta—, se podría decir que un cierto centro-derecha es el

que actualmente está en el Poder.

Hace una comparación entre las tácticas de la Junta Democrática, la Plataforma

de Convergencia y los liberales, y respecto a la Plataforma, expresa la idea

básica de su accion, que es, según Reale, que

el cambio se debe realizar en profundidad y en paz, excluyendo los movimientos

de masas y el riesgo de provocar una confrontación sangrienta. Finaliza el

capítulo con unas consideraciones sobre el movimiento obrero español y los

sindicatos clandestinos.

ESPAÑA, EL MUNDO Y EUROPA

El tercer capitulo del informe, titulado «España, el mundo y Europa», está

dedicado a comentar la política española ante los problemas del Sahara, las

relaciones con los Estados Unidos y la proyección europea.

Sobre el Sahara, dice que la prisa por resolver este problema, incluso a riesgo

de tener dificultades con Argelia, importante suministrador de gas y petróleo a

España, refleja la convicción de que, en el momento de efectuar la difícil

transición, España no podía permitirse ninguna distracción exterior y, sobre

todo una. guerra colonial.

Destaca las declaraciones del ministro de Asuntos Exteriores español, señor

Areilza, respecto a la postura de la potencia norteamericana hacia el pueblo

español, en la nueva época, y dice que se tratarla de una ayuda militar y

económica muy importante.

Al tratar de las relaciones España - Europa, opina Reale que es un deber del

Consejo de Europa, garante de la concepción europea de los derechos del hombre,

perseverar en este llamamiento: el sistema jurídico español, al respetar las

Leyes Fundamentales que rigen el Estado, tiene ocasión de respetar su propia

legitimidad. Más allá de cualquier Justificación humanitaria, social y

religiosa, tal aspecto político facilitaría ciertamente el acercamiento entre

España y Europa. Para el señor Reale es satisfactoria la prioridad dada en el

programa del Gobierno a la reforma de las instituciones representativas para

ampliar sus bases, de manera que el conjunto del sistema jurídico - político

español tenga una homogeneidad con la Comunidad occidental. Pero esta referencia

sólo tiene sentido si deja prever el establecimiento del sufragio universal y de

la democracia política.

En sus párrafos finales, el informe Reale puntualiza la actitud de la asamblea

que, en su resolución 595, del 2 de octubre de 1975, reafirmó su condición de

que la adhesión de una España democrática a las organizaciones europeas seria

beneficiosa tanto para España como para los Estados miembros de estas

organizaciones, y concluye diciendo que los ministros de Asuntos Exteriores, al

término de la LVII reunión del Comité d« los- ministros del Consejo de Europa,

el 27 de noviembre, se mostraron satisfechos por las perspectivas abiertas

entre, España y la Europa democrática. Podría añadirse que un régimen

democrático ofrecería la mejor garantía de estabilidad de este país, que ha

sufrido tanto por sus divisiones internas y que, por su historia, su

civilización, su importancia demográfica, industrial estratégica, está, sin

duda, llamado a desempeñar un papel importante en la construcción política de la

Europa del mañana.

 

< Volver