ABC en París. 
 Poniatowski pide atención al nuevo rumbo en París  :   
 Los medios informativos franceses destacan la prometedora entrevista entre Fraga y el ministro galo del Interior. 
 ABC.    20/01/1976.  Página: 19. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

MARTES 20 DE ENERO DE 1976. PAG. 19

Internacional en ABC

ABC EN PARÍS

PONIATOWSKI PIDE ATENCIÓN AL NUEVO RUMBO ESPAÑOL

Los medios informativos franceses destacan la prometedora entrevista entre Fraga

y el ministro galo del Interior

PARÍS, 19. (Crónica recibida por télex.) A partir de ahora habrá que estar

atento a los fines de semana franco-españoles. La razon de esta vigilancia

periodística es simple: el pasado día 10, en París, se reunieron los ministros

de Asuntos Exteriores de ambos países, José María de Areilza y Jean

Sauvagnargues, y el sábado último, en Niza, celebraban una entrevista los

ministros del Interior, Manuel Fraga Iribarne y Michel Poniatowski, que a sus

puestos ministeriales suman una condición política peculiar, ya que el primero

es vicepresidente del Gobierno y el segundo ministro de Estado. Pero, al margen

de esas consideraciones, lo cierto es que tanto en el Quai d´Orsay como en la

Costa Azul se han subrayado los dos elementos determinantes de este prometedor

coloquio: «Lo amistad estrecha y profunda" y «La identidad de puntos de vista»,

entre los dos países.

Indudablemente, la primera piedra de esta nueva etapa de la cooperación franco-

española la puso Valery Giscard d´Estaing el 28 de noviembre último, cuando en

el ya histórico desayuno de la Zarzuela se anticipó a los acontecimientos con su

visita al Rey Juan Carlos, que en el fondo no era más que una prolongación y una

ratificación de las jornadas de Chambord, en febrero del pasado año.

NUEVA ETAPA.—Los ministros del Interior, por su condición oficial, están

obligados a mantener una actitud discreta, por no decir secreta, en sus

actividades políticas. De ahí que la reunión de Niza sorprendiese a todo el

mundo. No obstante, Michel Poniatowski ha «revelado» un poco de ese diálogo cuya

importancia es inequívoca: «El Gobierno español —ha dicho— lleva a cabo

actualmente una acción de reforma y de liberalización democrática progresiva,

que debe ser seguida con atención y simpatía.»

Asimismo indicó que en adelante este tipo de encuentro se inscribirá en un orden

de «contactos regulares».

Los periódicos y los medios audiovisuales le han concedido a esta entrevista de

Niza, una particular importancia, con el honor de las primeras páginas, como en

«France-Soir», que al tiempo que anota que «das ministros del Interior se han

ocupado de asuntos exteriores», titula: «Se pasarán más fácilmente los

Pirineos». El titular se refiere a la posibilidad de que en un futuro inmediato

sólo sea necesario el Documento Nacional de Identidad para pasar la frontera.

Este es un primer paso para darle la razón, al cabo de tantas vicisitudes y

peripecias, a la famdsa frase del rey Sol: «No hay Pirineos.»

La cuestión es que mientras platicaban Fraga y Poniatowski, que son viejos

amigos, según afirma. «Le Monde», se anunciaba que esos Pirineos que nos separan

de Francia, como dicen los textos escolares, van a disponer —ya era hora— del

famoso túnel Aragnouet-Bielsa, que ha necesitado para ser una realidad (na hay

que cantar victoria, porque hasta el otoño próximo no estará abierto a la

circulación) dieciocho años, cuatro gobernadores españoles y seis prefectos

franceses. Durante todo ese tiempo no han faltado los líos económicos y las

discusiones peregrinas, pero no hay mal que por bien no venga, el túnel que

perfora el Marioules y que unirá a través de los Pirineos centrales los altos

Pirineos, dos vastas regiones económicas de Francia v España, estará listo en

septiembre. — INTERINO.

 

< Volver