La Hermandad Nacional de Labradores y Ganaderos apela al Rey. 
 El campo, abandonado     
 
 El Alcázar.    02/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 33. 

La Hermandad Nacional de Labradores y Ganaderos apela al Rey

EL CAMPO, ABANDONADO

MADRID, (Redacción).—S.M. el Rey recibió ayer en audiencia al presidente de la Hermandad Nacional

de Labradores y Ganaderos, don Luis Mombiedro de la Torre, quién informó a S.M. el Rey

detalladamente de la grave situación por la que atraviesa el campo español.

En el curso de la audiencia, y como resumen informativo de su exposición y de las aspiraciones de los

hombres del campo, el presidente de la Hermandad, entregó a S.M. un documento en el que se da cuenta

del descontento existente en el campo, que se manifiesta estos días con la presidencia de los tractores en

las carreteras.

Por el nivel de renta personal bajo comparado con otros sectores, y por la creciente necesidad de

alimentos y de materias primas agrícolas, coincidente con un desequilibrio creciente de la balanza

comercial la causa de los agricultores debe merecer la atención de los Gobiernos de S.M. el Rey para

formar una nueva política agraria que necesitamos en la nueva democracia española.

Así mismo, entendemos que cada agricultor, territorialmente y por cuencas hidrográficas, debe tener su

propia política, coordinada democráticamente a nivel nacional, haciendo una política de rentas con

explotación mínima vital, agrícola, forestal o ganadera. Esto es necesario en situaciones de alta inflación

como la actual, que perjudican especialmente a los agricultores y jubilados.

El presupuesto del Ministerio de Agricultura se ha alejado del 14 ó 16 por ciento del total nacional que le

corresponde, descendiendo en doce años al 6,2 por ciento en beneficio de otras actividades

presupuestarias, también indispensables. Por lo cual nuestros pueblos se ven faltos de medios modernos

que junto con las rigideces administrativas hacen apretar como un dogal a la vida campesina.

Por otra parte, los obreros ven difícil el acceso a la propiedad de la tierra y en regiones determinadas

carecen de seguro de paro, cuando es así que no hay suficientes puestos de trabajo, ni en el campo, ni en

la industria y no se aplica la Ley de Fincas Mejorables.

También hay fallos entre nosotros mismos porque no hemos desarrollado adecuadamente el movimiento

cooperativo, pero también nos falla el instrumento financiero pues, tradicional mente; han sido las Cajas

de Ahorro y los Bancos los que han canalizado el crédito oficial, marginándose desde la administración a

las Cajas Rurales, que están injustamente discriminadas en muchos aspectos técnicos. Por ello las Cajas

Rurales pueden atender difícilmente a nuestras cooperativas en su financiación.

PETICIONES PARA UN CONVENIO NACIONAL

En consecuencia estimamos necesario conseguir un convenio nacional para la política agraria que

contenga como mínimo:

1°.— Una política de rentas hacia la explotación familiar con aumento simultáneo de la superficie y unos

precios que garanticen el mínimo vital de los campesinos. Primer objetivo puede ser el doblar en cinco

años el tamaño de las explotaciones.

2°.— Una dotación hasta el 16 por ciento del total de los presupuestos del Ministerio con destino a los

agricultores y ganaderos para su mejora de explotaciones. Y una puesta de riego de un millón de

hectáreas.

3°.— Que los presupuestos generales del Estado atiendan las necesidades de la Seguridad Social Agraria

para formar un plan de jubilaciones y acceso de los jóvenes a las mismas.

4°.— Una preferencia absoluta para la instalación de industrias en las zonas de eventualidad obrera.

5°.— Unos planes elaborados conjuntamente por la administración y la profesión, dotados de

presupuestos del Estado, para la renovación del hábitat rural en todos sus aspectos.

6°.— Un enlace democrático de las organizaciones profesionales de los agricultores con todos los centros

de decisión territoriales.

7°.— Canalización de los fondos oficiales para el campo a través de nuestras Cajas Rurales, que deberán

equipararse con las otras entidades de crédito y ahorro.

SITUACIÓN ACTUAL EN PROVINCIAS

• El presupuesto del Ministerio de Agricultura pasó en doce años del 16 por ciento del total nacional al

6,2 por ciento

• Cada zona agrícola debe tener su propia política

Mombiedro de la Torre expuso a Juan Carlos los puntos para un convenio nacional

La situación de la acción reivindicativa agraria actual ofrece una tendencia a la extensión, según se

desprende de las reuniones y acuerdos adoptados por los representantes agrarios convocadas por las

Cámaras provinciales y las Hermandades locales.

Así mismo, la acción de grupos minoritarios que persiguen la politización del conflicto está siendo aislada

por los agricultores.

La situación de las provincias es la siguiente:

EN PALENCIA, continúan en las carreteras más de 3.000 tractores, sin interferir la circulación y sin

incidentes.

EN ZAMORA, a raíz de la reunión de los presidentes de las Hermandades locales, se supone que mañana

se sumarán a la acción reivindicativa las Hermandades de la provincia.

EN VALLADOLID, la Guardia Civil consiguió dejar expeditas las vías de comunicación. A pesar de ello,

continúan en los arcenes 5.000 tractores.

Por otra parte, ha causado malestar la retención en las dependencias policiales del presidente de la

Cámara Agraria, del presidente de la Unión de Empresarios y del presidente de la Caja Rural, que han

encabezado la acción reivindicativa y que no han podido asistir a la reunión de representantes de los

labradores celebrada en la Casa Sindical.

EN ÁLAVA, también las Hermandades locales se han sumado a la acción reivindicativa. En las carreteras

habían más de 2.000 tractores.

EN NAVARRA, el número de tractores se mantiene, al tiempo que se lleva a cabo la protesta en términos

pacíficos, y son los propios labradores los que han impedido intentos de interrumpir el tráfico.

EN SORIA, aunque han salido a las carreteras pocos tractores, se prevee que se sumen las restantes

Hermandades locales, dependiendo de la reunión que celebró la comisión de la Cámara Agraria para

estudiar la situación.

EN SEGOVIA, también los presidentes de las Hermandades locales, a requerimiento de su presidente,

han acordado sacar los tractores y por consiguiente sumarse a la huelga.

EN AVILA, CIUDAD REAL, ZARAGOZA, LÉRIDA Y TARRAGONA; se encuentran a la espera para

sumarse a la huelga, según lo que decidan las respectivas cámaras agrarias y hermandades locales.

EN BURGOS, unos 200 tractores permanecen dentro de la capital, en las carreteras siguen más de 4.000.

La acción se mantiene con firmeza, especialmente después de conocerse la dimisión de la comisión

ejecutiva decisión tomada después de la entrevista mantenida con el Ministerio de Agricultura.

EN LEÓN, vuelven a salir a las carreteras los tractores que el lunes habían abandonado, reintegrándose a

los pueblos.

Al tiempo, la Cámara Agraria y los presidentes de las Hermandades locales coordinan la acción para

evitar infiltraciones e incidentes provocados por agitadores.

2 —MARZO —1977

 

< Volver