Autor: M. S. D.. 
   Concejales catalanes piden al Presidente el aplazamiento de las elecciones     
 
 Informaciones.    17/12/1975.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Problemas municipales

Concejales catalanes piden al presidente el aplazamiento de las elecciones

BARCELONA, 17. (INFORMACIONES, por M. S.D.) — La declaración programática del

Gobierno, dada a conocer poco después del primer Consejo de ministros presidido

por el Jefe del Estado, ha encontrado rápida respuesta en Cataluña.

Ante las rotundas sugerencias contenidas respecto a la participación de la

colectividad en los asuntos públicos y a la crítica constructiva, un grupo de

concejales de diversos Ayuntamientos catalanes se ha apresurado a contribuir en

esta importante tarea, escribiendo a don Carlos Arias a fin de expresar su

repulsa por la convocatoria, hecha por el anterior Gabinete, de elecciones para

concejales municipales y diputados provinciales.

Los quince concejales firnante consideran que la citada convocatoria «constituye

un grave obstáculo a la aspiración del pueblo de Cataluña de conseguir

rápidamente, por fin, una administración absolutamente representativa en el

marco de un régimen democrático»

En opinión de estos 15 concejales, que de hecho representan a un número mucho

mayor que no ha podido suscribir el texto por la dificultad que entraña su

circulación por las cuatro provincias, .la aplicación continuista que se

pretende dar a la nueva ley de Bases de Régimen Local contradice las esperanzas

colectivas de una rápida democratización. E1 que se proceda a la elección de los

presidentes de las Diputaciones y alcaldes sin haber elegido previamente por

sufragio universal a sus electores —es decir, a los diputados y concejales—,

supondría, en opinión de este grupo de ediles, «una inadmisible hipoteca en este

campo fundamental de la gestión pública».

£3 aplazamiento de estas elecciones significaría, pues, que se está empezando a

superar un sistema que aleja a España de la Europa democrática y, lo que es más

Importante, supondría que los propósitos formulados estos días por las más altas

instancias, poníendo especial acento en el discurso de la Corona, no se limitan

a palabras sin real incidencia en la vida cotidiana.

 

< Volver