Autor: Colomer, Julio. 
   El ministro de Asuntos Exteriores llega a Alemania     
 
 Informaciones.    08/01/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

El ministro de Asuntos Exteriores llega a Alemania.

COLONIA, 8. (INFORMACIONES, por Julio Colomer.) Hoy ha llegado al aeropuerto de

Colonia-Wahn el ministro español de Asuntos Exteriores, don José María de

Areilza. La visita del conde de Motrico ha suscitado expectación en Bonn. La

importancia concedida al viaje se ha visto potenciada por las declaraciones que

el señor Areilza hizo recientemente a dos de los diarios de mayor tirada de

Alemania, el «Frankfurter Allgemaein Zeitung» y ayer mismo a «Die Welt», en las

que exponía las reformas previstas por el Gobierno de la Monarquía española para

alcanzar, en el plazo de dos años, unas estructuras democráticas homologables

con las de los demás países de la Comunidad Europea.

Se presenta en los diarios alemanes la figura del señor Areilza como la as un

«politico reformista», que por sus ideas de moderada oposición abandonó hace ya

diez años una carrera política y diplomática de claras perspectivas. Y a pesar

de que esta visita está encuadrada en el marco de las consultas periódicas

establecidas entre los Gobiernos de los dos países desde 1970, no se considera,

sin embargo, que la actual estancia de dos días del ministro español revista

carácter rutinario.

«VENDER LA DEMOCRACIA ESPAÑOLA»

"Areilza —afirma hoy el Trankfurter Allgemaein Zeitung´, que dedica su principal

artículo editorial al viaje del ministro español— es el primer ministro de

Asuntos Exteriores de la Monarquía que visita Bonn. En Bonn hay curiosidad e

interés por José María de Areilza, y en Madrid se espera algo de este viaje.

Areilza viene como representante de una España renovada a un país en el que

desde hace mucho tiempo se habría visto de buena gana una colaboración más

estrecha de España con los países de la Comunidad Europea. Areilza es el más

fidedigno de los ministros de Arias y, en un Gobierno que no es homogéneo,

pertenece al ala liberal. Pero sabe Areilza también que viene a vender una

mercancía que no existe todavía: la democracia española de después de Franco."

Actualmente no existen dificultades bilaterales entre la República Federal

Alemana y España; por ello impera aquí la opinión de que las conversaciones

entre los dos ministros sobre asuntos puramente bilaterales ocuparán; a lo largo

de la visita, un lugar secundario. A Bonn le interesa, sobre todo —y se espera

que Areilza dará cumplimiento a este deseo— conocer detalladamente la nueva

orientación de la política Interior y exterior de la España de la Monarquía, su

programa de reformas prometido y su calendario. Particularmente interesan a Bonn

los planes para una aproximación de España a la Comunidad Europea, que Bonn

estaria dispuesto a apoyar.

A las trece horas, el ministro español se ha sentado a almorzar con su colega

alemán, Genscher, y a las 17,25 será recibido por el Presidente, Walter Scheel,

en su residencia.

 

< Volver