Don Antonio Garrigues:. 
 El Ministro de Justicia estudia ciertos delitos de convicción política     
 
 Informaciones.    02/01/1976.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

DON ANTONIO GARRIGUES:

«El Ministerio de Justicia estudia ciertos delitos de convicción política»

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 2. (INFORMACIONES y resumen de agencias.)—«El Ministerio

de Justicia está estudiando a fondo los problemas subyacentes relativos a

ciertos delitos de convicción política, pero él Gobierno no ha entrado hasta el

momento en el estudio y consideración del tema de la amnistía», declaró don

Antonio Garrigües antes de abandonar Galicia.

El ministro de Justicia, señor Garrigües, volvió a hablar de forma ocasional

para los representantes de los medios informativos en Santiago de Compostela,

sobre el tema de la amnistía, a la que se había referido en la rueda de Prensa

celebrada el martes.

El ministro dijo al respecto textualmente: «El señor arzobispo de Santiago

aludió el martes, al contestara la ofrenda al Apóstol, que el indulto y la

amnistía allanarían los caminos de la reconciliación en este Año Jacobeo. Yo,

como ministro de Justicia, no pude menos de hacerme eco de las palabras de

monseñor Suquia en el siguiente sentido, que está expresado con bastante

fidelidad en el texto recogido de mis palabras, pero no tanto en los titulares

de los periódicos. En consecuencia, quiero decir: .

1. Que el Gobierno no ha entrado hasta ahora en el estudio y consideración de la

amnistía —en cuánto al indulto, hay ya uno concedido—, lo cual no quiere decir

que el Gobierno no tenga conciencia y conocimiento de un asunto como el de la

amnistía, que está en la calle, pero son cosas distintas esta conciencia y la

consideración como asunto de Gobierno.

2. Que el Ministerio de Justicia no ha entrado tampoco hasta este momento en el

tema especifico de la amnistía, que está presentándose por algunos sectores de

opinión de una manera responsable y por otros de una forma demagógica. Pero que

si lo que está estudiando a fondo el Ministerio son los problemas subyacentes

relativos a ciertos delitos de convicción política, de acuerdo con la

declaración de. este Gobierno subsiguiente al mensaje de la Corona. Este estudio

lo está haciendo en profundidad con la debida prudencia política y sin dejarse

afectar por coacción de ninguna especie.»

APERTURA DEL AÑO SANTO COMPOSTELANO

Con la apertura de la puerta santa quedó Inaugurado el dia 31 el Año santo

Compostelano de 1976. Previamente, la procesión bajó la presidencia del

arzobispo, monseñor Suquía, y de la que formaban parte los obispos de las

diócesis gallegas.

Momentos antes de que la procesión hiciese su entrada en la plaza de la.

Quintana, aproximadamente a las cinco y siete minutos de la tarde, algunos

sectores del numeroso público presente desplegaron banderas gallegas y pancartas

con inscripciones, relativas a la amnistía, y la libertad de los presos

políticos, al tiempo que proferían gritos y consignas del mismo tipo. Después de

varios minutos, un amago de intervención de algunos números de la fuerza-pública

puso fin a estas manifestaciones.

Una vez llegado el cortejo a la: altura de las tribunas oficiales, monseñor

Suquia dio cuenta de sus gestiones en torno a la confirmación de la gracia

jubilar para este Año Santo y a la petición de dos mensajes papales uno para la

fecha.de hoy y otro para el próximo 25 de Julio.

MENSAJE DEL PAPA

El texto de la carta autógrafa remitida por el Papa, es el siguiente:.

«Al venerable hermano Ángel Suquia Goicoechea, arzobispo dé Santiago de

Compostela:

Con motivo de la próxima apertura del Año Santo Compostelano, queremos expresar,

a usted, señor arzobispo, a sus diocesanos y a todo el pueblo español, nuestros

sentimientos de complacencia, Junto con nuestros ardientes votos de que la

celebración del Jubileo constituya un punto de partida hacia una auténtica

revivificación de - la vida cristiana en España.

La apertura de la puerta santa de esa catedral de Santiago asocia en nuestra

mente el recuerdo del Ano Santo que acaba de concluir en Roma. Esta continuidad

en el tiempo nos hace desear que el Año Jacobeo sirva a todos los peregrinos

para continuar y profundizar los ideales de renovación personal y de acrecentada

fraternidad que han animado a tantos cristianos que han acudida a la tumba de

San Pedro.

Quiera Dios que cuantos sigan en el próximo año el camino de santiago,

experimenten un afianzamiento en sus. compromisos cristianos, en su conciencia

eclesial, en su determinación de Imbuir de contenido evangélico las realidades

temporales de su propia vida.

Con estos sentimientos y deseos impartimos a usted, señor arzobispo, a los

obispos de la provincia eclesiástica compostelana ya los otros obispos

presentes, a los sacerdotes y religiosos, a los fieles de la archidiócesis do

Santiago y a todos los españoles, la bendición apostólica.»

A continuación, el arzobispo, con un martillo de plata, procedió a la apertura

de la puerta santa, hecho que se produjo a las cinco y veinte de la tarde. La

procesión continuó seguidamente hacia el interior del templo, incorporándose

autoridades, representaciones y público, que en gran número acudió a la puerta

santa para recoger fragmentos de la pared derribada. Un «tedeum», cantado en el

altar mayor de la catedral compostelana, puso fin a la ceremonia religiosa.

Posteriormente tuvo lugar en el salón de actos del palacio de Rajoy una

recepción, en la que el ministro de Justicia, don Antonio Garrigues, manifestó

su satisfacción por la belleza del acto y por su agradable estancia.

Finalmente, el ministro de Justicia aseguró que transmitiría a uS Majestad el

Rey cuantos votos recibió en Compostela.

2 de enero de 1976

 

< Volver