Autor: Sopena Daganzo, Enrique. 
 Don Manuel Fraga.... 
 Una Cataluña institucionalizada es necesaria para una España democrática     
 
 Informaciones.    16/01/1976.  Páginas: 2. Párrafos: 12. 

DON MANUEL FRAGA, EN LA TOMA DE POSESIÓN DEL GOBERNADOR CIVIL DE BARCELONA:

"Una Cataluña institucionalizada es necesaria para una España democrática"

Por Enrique. SOPEÑA

BARCELONA, 16.—«Existe un deseo creciente de que la planificación y la

Administración, además de los planos nacionales o Incluso internacionales en los

que Inevitablemente ha de moverse, tenga una parte de su desarrollo en los

niveles locales, comarcales, provinciales y regionales para que, en su contacto

más directo entre gobernantes y gobernados, se alcance la escala humana de

gobierno, una mayor economia del esfuerzo, una mayor adecuación a los deseos y

modo de ser de la población, y asi cada entidad tenga la posibilidad de vivir a

su modo el mejor espíritu de sus tradiciones y de sus formas peculiares de

vida.»

Asi se expresó el ministro de la Gobernación, don Manuel Fraga Iribarne, en el

transcurso del acto de toma de posesión del nuevo gobernador civil de Barcelona,

don Salvador Sanchez-Terán. El acto se celebró ayer en la dudad Condal, tal como

anticipamos a nuestros lectores. Al mismo asistieron, junto a las autoridades

locales y provinciales, cinco ministros: el de Relaciones Sindicales, el del

Movimiento, el de Obras Públicas, el de Vivienda y el ya citado de Gobernación.

Estaban, asimismo presentes, algunas personalidades catalanas ligadas a algunos

clubs políticos —Catalonia y Agora— y asociaciones del Movimiento, como la

U.D.E. No acudió, en contra de lo que en determinados medios se había

especulado, ningún político de la oposición. Hablaron, aparte del nuevo

gobernador, los ministros señores Fraga Iribarne, Adolfo Suárez y Martin Villa,

antecesor del señor Sánchez-Terán en el cargo.

EL TEMA REGIONAL

Don Manuel Fraga Iribarne, que cerró la sesión, añadió a lo transcrito al

empezar esta crónica que el úl-

timo mensaje de Franco y el primer mensaje de la Corona aludían al lema

regional, dándole "gran importancia". Dijo a continuación que la nueva ley de

Régimen Local también aborda este problema. Recordó un discurso suyo, en 1964,

en el que "habló ´´con toda franqueza sobre el fecundo diálogo de las lenguas y

de las culturas dentro de una España más grande y liberada de complejos".

Precisó que actualmente presta especial atención a tales cuestiones, a través,

ahora, de contactos con la Diputación Provincial de Barcelona. "Una Cataluña

fuerte y satisfecha —subrayó el señor Fraga Iribarne— es necesaria para una

España grande; una Cataluña institucionalizada es necesaria para una España

democrática, como una España grande y progresiva es necesaria para una Cataluña

próspera y pacifica. Por supuesto, que a esta Cataluña y a esta España no las

.sirven quienes, fuera de la realidad de nuestra sociedad y de nuestros,

problemas del mundo actual, hacen con su actitud muy difícil su participación en

los esfuerzos que todos hemos de hacer para mejorarlas." Hizo hincapié "asimismo

el ministro de la Gobernación en su reiterado planteamiento en contra de

posturas maximalistas.

Del otro abanico de discursos, he aquí los puntos más relevantes de cada uno de

ellos: Abrió el turno don Rodolfo Martín Villa. Una parte de su discurso lo

dedicó a recordar, su etapa al frente del Gobierno Civil, que "me ha permitido,

poder contemplar la panorámica española desde el más Importante mirador de la

periferia peninsular. Me voy —continuó , más adelante— teniendo el "firme

convencimiento de que para los catalante, y muy principalmente para los

barceloneses, empieza una etapa difícil, pero sugestiva, en la que una vez mas

tendrán que poner a prueba su capacidad creadora".

ES LA HORA DE LAS RESPONSABILIDADES

"España —dijo también— está en el camino de cu vertebra clon social dentro de

las coordenadas de los países libres, y, cojijo culminación del largo y penoso

proceso, trata añora de agilizar y robustecer el estado que la expresa, bajo el

signo de la participación y autogestión ciudadana. Ello significa el ejercicio y

disfrute de unos "derechos, pero asimismo implica la asunción de unos deberes

irrenunciables. Es la hora de las responsabilidades, que han de aceptar,

primordialmente, aquellos qué mas tienen que ofrecer en lo Individual y en lo

social. De ahí mi cónvicción dé que Cataluña figurará en la primera linea de

esta hora histórica.

Como partícipe y como observador de la vida política y social barcelonesa —

señaló posteriormente— he podido conocer las virtudes que adornan á este noble y

viejo pueblo. Por ello considero que constituiria un grave error que sus

posibilidades se esterilizaran por un falso culto a nostalgias de un pasado que

ya no puede ser reivindicativo. Quisiera ser sólo un leonés de a pie, que por

ello ha entendido y amado a Cataluña, para decir con la imparcialidad que me

podría dar la ausencia da responsabilidades públicas, que no se puede resucitar

a quienes hace más de cuarenta años produjeron el más absurdo de los suicidios

que la historia ha registrado. Mantengo la justificada esperanza de que el

realismo catalán comprenderá la hondura de la, misión que se le señala y que no

se obstinará en proyectos y evocaciones que, lejos de integrar voluntades,

ahuyentarían la necesaria convivencia. El éxito de nuestro ordenamiento político

estará en función del mutuo entendimiento de los diversos pueblos que

constituyen España."

PROMESAS DE PRESENTE Y DE FUTURO

Don Adolfo Suárez dijo, entre "otras cosas: "Vivimos en un tiempo español que,

lleno de esperanzas y promesas de presente y de futuro, puede verso amenazado,

Incluso saboteado, por el egoísmo, la impaciencia y la desmesura de algunos o

por las siempre peligrosas radicalizaciones de los extremismos utopizantes y

maximalistas que tanto daño han producido en etapas cruciales de nuestra

historia. Por ello, si el sentido de responsabilidad, tolerancia y realismo,

piedra angular y hábito centra] en la existencia de Cataluña, ha sido siempre

necesario a nuestra convivencia civil y política, tanto más lo será en estas

horas en que la mesura y el sentido de la realidad deben embridar y orientar el

proceso de Innovación y adecuación en el que estamos inmersos."

Sobre el tema regional, apuntó: "España, síntesis y culminación de sus regiones,

sólo podrá alcanzar su auténtico peso histórico y participar, con BU peculiar

personalidad, en la nueva etapa que ya aparece entre nosotros, si actúa plural y

unitariamente, nunca si se atomiza."

El nuevo gobernador, señor Sánchez-Terán, afirmó: "Avanzar en la construcción de

una convivencia democrática Implica la necesidad de estructurar las fuerzas

políticas capaces de canalizar las aspiraciones del pueblo y expresar su

voluntad. Este es el objetivo que juntos debemos alcanzar. Hasta que estas

agrupaciones políticas estén consolidadas y el pueblo no se manifieste en los

próximos procesos electorales, quien ejerce la autoridad del Gobierno deberá dar

los pasos que conducen a ese fin, garantizando la paz, el orden, la libertad y

el progreso.

El proceso de democratización tiene aquí especiales características. El

reconocimiento de la personalidad histórica de Cataluña, dentro de la unidad de

los pueblos de España y su tratamiento en todos los órdenes, debe ser afrontado

con serenidad, profundidad y eficacia."

 

< Volver