Autor: Conte, Rafael . 
   El señor Areilza, al encuentro de Europa     
 
 Informaciones.    17/12/1975.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

EL SEÑOR AREILZA, AL ENCUENTRO DE EUROPA

• EL MINISTRO ESPAÑOL DE ASUNTOS EXTERIORES SE ENTREVISTO CON KISSINGER,

WALDHEIM Y CHIRAC

• LA DECLARACIÓN DEL GOBIERNO DE MADRID, BIEN ACOGIDA EN FRANCIA

• DIRIGENTES DE LA OPOSICIÓN, EN EL CONSEJO DE EUROPA

Por Rafael CONTÉ PARÍS,. 17.

ESPAÑA está cambiando, ha cambiado ya», ha declarado al diario francés «Le

Monde» el ministro español de Asuntos Exteriores, señor Areilza, que se

encuentra en París al frente de la delegación española que asiste a la

Conferencia Norte-Sur. Por otra parte, todos los medios informativos franceses

se han hecho amplia eco de la declaración de principios del nuevo Gobierno

español, calificada de liberal, de reformadora y de ampliamente renovadora. "El

lenguaje del liberalismo», titula su editorial el citada diario, señalando que

«esta vez algo ha comenzado a cambiar al otro lado de los Pirineos. La dirección

del primer Gobierno de Juan Carlos I es la del liberalismo, tanto en política

como en economía».

Los observadores hacen especial mención del propósito del Gobierno español de

reformar las instituciones representativas para ampliar sus bases y a la

extensión de las libertades, sobre todo, del derecho dé asociaciones; también se

subraya la aceptación de una crítica responsable y reconocimiento de las

regiones y de las autonomías locales, así como la Intención de poner a España a

la hora de la comunidad occidental "Esta referencia —se dice en París— no tiene

sentido más que si deja presagiar el establecimiento del sufragio universal y de

la democracia política.

También está, siendo muy comentada y analizada la declaración de monseñor

Tarancón en la apertura de la Conferencia Episcopal. "A situación nueva —ha

dicho el conde de Motrico—, relaciones nuevas y métodos nuevos. Es entonces

natural que nuestras relaciones con los demás, con todos los demás, evolucionen

y se modifiquen de manera tan armoniosa y positiva que sea posible."

La declaración del Gobierno ha sido calificada por el ministro español de un

"esbozo y no un programa, un cuadro general de acción. Los programas precisos

correspondientes a cada Ministerio «eran publicados interiormente y explicados a

todos".

CON KISS1NGER

El conde de Motrico se entrevistó ayer con Henry Kissinger, secretario de Estado

norteamericano, y con el secretario general de las Naciones Unidas, señor Kurt

Waldheim, y piensa también ser recibido por el primer ministro francés, señor

Jacques Chirac.

En cuanto a la renovación de los acuerdos con Estados Unidos, el ministro

español piensa que "Estados Unidos deberían hoy hacer un gesto hacia el pueblo

español en el momento en que han saludado con simpatía la coronación de Juan

Carlos I y la llegada de una nueva época en España» Una ayuda norteamericana

real sería simple Justicia. Lo que hemos firmado es una especie de acuerdo marco

con Estados Unidos. Es susceptible de correcciones y de perfeccionamientos y

muchas readaptaciones son posibles en el interior de este cuadro." Por la tarde,

el señor Areilza intervino en un breve discurso de diez minutos —como el resto

de loa 27 participantes, pues el tiempo estaba limitado— ante el pleno de la

Conferencia Norte-Sur.

EN EL CONSEJO DE EUROPA

Por otra parte, durante toda la jornada, en la sede de París del Consejo de

Europa, el día fue también dedicado a la situación en España. La comisión de

países no miembros del Consejo, que preside el diputado centrista suizo, señor

Walter Hoffer, mantuvo una serie de contactos con personalidades españolas de la

oposición no legal por la mañana, y por la tarde, con tres procuradores de las

Cortes españolas. Estos contactos van a servir de base para el informe que la

Comisión presentara ante el pleno del Consejo en Estrasburgo el día 26 de enero

próximo, sobre la situación española, cuyo ponente es el diputado demócrata-

cristiano italiano Giuseppe Reale.

A la reunión de la mañana asistieron, por parte española, los señores Ruiz-

Giménez, Alvarez de Miranda, don Felipe González, don Luís Yáñez, Diez-Alegría

(jr.), don Santiago Carrillo, don Rafael Calvo Seres, don Raúl Morodo, Vidal

Beneyto, don Jaime Satrustegui y don Ignacio Camuñas. La atmósfera fue

calificada de "abierta y amistosa" por el señor Hoffer, quien manifestó que los

participantes españoles habían constatado la importancia de la reunión que unía

por vez primera las diversas tendencias de la oposición española ante un

organismo internacional.

En la rueda de Prensa posterior el señor Satrustegui se manifestó partidario de

la Monarquía liberal histórica, que en su opinión representa el conde de

Barcelona. El señor Ruiz-Giménez, por su parte, constató un cambio en el estilo

general del Gobierno español, pero manifestó una serie de exigencias mínimas:

apertura de un poder constituyente, liberación de los presos políticos,

abolición del decreto-ley antiterrorista, derechos de reunión y de asociación.

"Respetamos a algunas personas del Gobierno —vino a decir— que han hecho

declaraciones democráticas, pero estamos en la oposición mientras a las palabras

no sigan los actos. Habló también el señor Vidal Beneyto, defendiendo la

necesidad de una lucha democrática y diciendo que el Gobierno está haciendo una

"pseudo-democratización".

Por la tarde, la misma Comisión del Consejo de Europa recibió a tres

procuradores de las Cortes españolas: don Ignacio Satrustegui, don Manuel

Escudero y don Juan Luis Martínez de Sicilia; excusaron su asistencia don

Marcelino Oreja y don Jesús Esperabé de Arteaga. El señor Sicilia declaró que se

hallaba presente a título personal y que no pertenecía "ni al Gobierno ni a la

oposición". El señor Hoffer presentó a los tres procuradores como "no

alineados", después de la reunión, que duró dos horas y media. Por su parte, don

Manuel Escudero se manifestó dispuesto a encontrar se con miembros de la

oposición, si fuera preciso, pues, en su opinión, nadie debe ser excluido de la

política en España.

En resumen, los tres procuradores manifestaron que se estaba asistiendo en

nuestro país a un cambio sin precedentes. El ponente, el italiano Reale, a quien

hace unos meses se le prohibió la entrada en España, manifestó que el actual

Gobierno no solamente no se opondría a ello, sino que hasta había permitido a

miembros de la oposición, al devolverles el pasaporte, que asistieran a esta

reunión. El tono, la clave, ha cambiado", dijo. Por último, esta misma mañana,

el conde de Motrico, a petición propia, se ha entrevistado con el presidente de

la Comisión, señor Hoffer, quien manifestó: "El nuevo Gobierno español muestra

ya cierto interés por ponerse en contacto con el Consejo de Europa."

 

< Volver