Balance de un viaje     
 
 ABC.    19/12/1975.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

BALANCE DE UN VIAJE

Las intensas jornadas vividas por el ministro de Asuntos Exteriores en París, en

esta misma semana, cuajadas de entrevistas, de declaraciones a periódicos

extranjeros, con un discurso prácticamente programático en cuanto al futuro

previsto por el Gobierno español para sus relaciones con el exterior, tanto a

nivel económico como político, y con una rueda informativa que ha tenido puntual

transcripción en la Prensa nacional, no permiten ahora establecer un balance

auténtico de su labor, porque la impresión más generalizada indica que el señor

Areilza ha mostrado las cartas con que se pretende comenzar a jugar. Y que las

bazas, por mucho que se canten ahora, vendrán en las próximas semanas v los

próximos meses.

El papel de «relaciones públicas del Gobierno» ha sido asumido por el ministro

de Exteriores con gran habilidad. Parecen afortunadamente olvidados los tiempos

en que «jugada cantada» equivalía a «jugada fracasada». El señor Areilza ha

indicado, con la mayor precisión que la juventud del Gobierno permitía, las

jugadas que están en la mente de sus compañeros y en la suya propia, ante una

serie de cuestiones con las que no caben ni silencios ni titubeos. Y aquí sí

cabe establecer un balance de definiciones de esta primera salida del nuevo

Gabinete.

• CAMBIO.—«Estamos dispuestos a colaborar con todas las fuerzas políticas

que acepten el marco de juego del sistema, que es muy amplio.»

.

• PRECIO.—«Si el Gobierno va a recorrer un camino democrático es porque

creemos que España lo necesita, no porque sea un precio que nos pida nadie.»

• MERCADO COMÚN.—La C. E. E., por el momento, no nos Han ofrecido nada

ni les hemos pedido nada. En primer término vamos a reanudar con ellas las

conversaciones comerciales, en espera de una segunda fase en que iremos al

acercamiento.»

• INCOMPATIBILIDAD.—«Para la construcción de la democracia no podemos contar

con un partido totalitario, que es el caso del partido comunista, como ya se ha

visto en Portugal.»

• ELECCIONES.—«Creo que las Leyes Fundamentales del sistema permiten el

sufragio universal, en la medida en que aceptan el referéndum. Hay que ampliar

la base electoral, preparar una nueva reglamentación, de tal forma que en una

primera consulta, que yo espero sea a finales del año próximo, podamos pulsar

los mecanismos v su funcionamiento.»

• AMNISTÍA.—La amnistía y la ley antiterrorista dependen del Ministerio dle

Justicia, pero pienso que Garrigues buscará formas abiertas, puesto que es un

hombre liberad.

• SAHARA.—La posición española ha oído, en último término, el mantenimiento

 

< Volver