Autor: Valverde, Alberto. 
   los nuevos acuerdos hispano-USA, casi a punto para la firma     
 
 Informaciones.    15/01/1976.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Los nuevos acuerdos hispano-U. S. A., casi a punto para la firma

MIL MILLONES DE DOLARES, «PRECIO» DE.LAS BASES MILITARES •

POSIBLE ELEVACIÓN DE LA ALIANZA A CATEGORÍA DE TRATADO

Por Alberto VALVERDE

NUEVA YORK, 15.

FUENTES españolas aseguran que el secretario de Estado, Henry Kissinger,

visitará Madrid a finales de este mes, con el fin, al parecer, de firmar el

muevo acuerdo hispano-norteamericano de amistad y cooperación. Un funcionario

norteamericano, sin embargo, ha señalado a INFORMACIONES que las noticias sobre

tal viaje, que se llevaría a cabo al regreso de Kissinger de Moscú,. son

«especulaciones», y que no existe un plan concreto al, respecto «en estos

momentos». No obstante, se afirma por parte estadounidense que la firma de los

nuevos acuerdos es .((cuestión de semanas».

El mismo funcionario ha confirmado la recepción, el pasado lunes, por el

secretario de Estado, Henry Kissinger, de una carta firmada por el ministro

español de Asuntos Exteriores, señor Areilza, en la que se aborda el tema de las

negociaciones hispano-norteamericanas y del nuevo acuerdo. En concreto, la carta

del conde de Motri-co, entregada por el embajador español en Washington, hace

referencia a la «posición española», en estas negociaciones y presenta a la

parte norteamericana «las ultimas ofertas» del Gobierno de Madrid, tras las

conversaciones mantenidas, a nivel de embajadores y principalmente en Madrid,

entre las dos partes.

Sin conocerse más detalles de la carta del señor Areilza, que según un portavoz

norteamericano «será comentada posiblemente hoy de forma oficial», las fuentes

españolas han dejado filtrar que se ha cancelado la ronda de conversaciones que

se esperaba iniciar la próxima semana. Al mismo tiempo una delegación española,

compuesta por un funcionario dei Ministerio español de Asuntos Exteriores, dos

miembros del de Marina y un representante del Ministerio del Aire, ha terminado

en Washington sus reuniones técnicas» con la parte norteamericana y regresa a

Madrid en breve.

CANCELADA LA RONDA DE NEGOCIACIONES

Los contactos de estas delegaciones «técnicas» comenzaron el pasado lunes y se

esperaba que fueran continuadas a un nivel político por las representaciones

presididas, por el ex subsecretario de Exteriores, señor Rovira, y el embajador

volante estadounidense, señor Robert McCloskey. Sobre estas dos personas recayó

el pasado año el peso principal de las negociaciones que culminaron el pasado

octubre con el anuncio de la existencia de un «acuerdo marco» que prolongarla la

relación jurídica existente entre los dos países por medio de los acuerdos de

cooperación y amistad del año 1970, que expiraron el 26 de septiembre de 1975.

Por parte norteamericana, el señor Pezullo, ayudante del señor McCloskey en las

conversaciones, declaró ayer a INFORMACIONES que la próxima ronda de

conversaciones comenzará pronto entre las delegaciones habituales. El adjunto de

McCloskey también reveló que la carta del señor Areilza será analizada y

contestada pronto por el Departamento de Estado, aunque no pudo especificar la

forma que adquirirá la respuesta. Sobre el supuesto viaje de Kissinger a Madrid,

el señor Pezullo no lo descartó, aunque tampoco lo confirmó. Especificó, no

obstante, que por ahora no había nada decidido.

Una impresión contraria fue obtenida, sin embargo, de medios españoles. En ellos

se da a entender que el «acuerdo-marco» será la base de la nueva relación que

unirá a España y a los Estados Unidos i en los próximos cinco años. Este

«acuerdo-marco» fue suscrito en principo el pasado octubre, en medio de la ola

de, críticas mundiales contra España que siguió a las ejecuciones de cinco

condenados a muerte por delitos terroristas. .La reconsideración de este

«acuerdo-marco» había sido sugerida por el ministro, español de Asuntos

Exteriores, señor Areilza (al menos en algunas de las disposiciones no

completadas entonces), y confirmada por la entrevista del presidente del

Gobierno, señor Arias, a la revista «Newsweek»

MIL MILLONES DE DOLARES

Según se desprende de algunas fuentes, los contactos iniciados por el señor

Areilza en diciembre (el primero en París) con el Departamento de Estado han

discurrido sobre este deseo español de «modificar» y completar los cabos sueltos

dejados en octubre. Estos se refieren al incremento de la ayuda económica

estadounidense para fines militares, que una fuente norteamericana sitúa ahora

en 1.000 millones de dólares (en contra de los 670 millones primeramente

ofrecidos), y a la conversión del acuerdo anterior en tratado formal que

requiere la ratificación de los dos tercios del Senado.

De confirmarse estos dos extremos, el Gobierno norteamericano daría la baza al

primer Gobierno monárquico español de unir sus relaciones con los Estados Unidos

con un tratado entre naciones soberanas en toda regla —desde el punto de vista

constitucional estadounidense—, al tiempo que incrementaría (la parte española

desea qué se doblara) el precio de alquiler que Washington paga por las

instalaciones militares que utiliza en España. Ambos extremos pueden

considerarse positivamente, según se apunta en fuentes españolas, si se tienen

en cuenta las limitaciones contenidas en lo acordado y suscrito el pasado

octubre por los dos países.

Por parte norteamericana, la firma de los nuevos acuerdos se da como segura para

las, próximas semanas y se afirma que la postura española, que se ha modificado

obviamente tras la formación del nuevo Gobierno, no ha dejado nunca. de ser

razonable a pesar del natural fortalecimiento que ha experimentado con los

cambios democratizadores iniciados tras la muerte de Franco.

INFORMACIONES

 

< Volver