Congreso y senado aprueban la Ley. 
 La amnistía entra en vigor el lunes o el martes     
 
 El Alcázar.    15/10/1977.  Página: 4-6. Páginas: 3. Párrafos: 55. 

Congreso y Senado aprueban la Ley.

LA AMNISTÍA ENTRARA

Carro Martínez: "Las caro se pueden vaciar o tomar, \ ocurrió con la Bastilla, pe ello desencadenó la revol

que terminó con Luis XVI

Marcelino Camacho: "La consecución de la amnistía, resultado de un política coherente iniciado por el

PCE en 1956"

Salvo imprevisto de última hora, pese a que se dio como muy probable su entrada en vigor para hoy

mismo, la amnistía aprobada ayer por el Congreso y el Senado no empezará a surtir efectos hasta la

próxima semana, con su publicación en el Boletín Oficial del Estado del lunes o, a los más tardar, el

martes. El texto de la ley de amnistía sólo esta* pendiente para su envió al Boletín Oficial del Estado de la

Sanción del Rey, quien regresa a Madrid hoy por la tarde. Sin embargo, aunque sancione la ley hoy, la

amnistía no podrá ser promulgada hasta la próxima semana, debido a que el Boletín Oficial del Estado no

se publica los domingos. Después de la lectura del texto de la proposición de ley, que consta de doce

artículos, el presidente del Congreso, Fernando Alvarez de Miranda, anunció que se pasaba a ía

explicación de voto por parte de los portavoces de los distintos grupos parlamentarios.

Seguidamente tomó la palabra el diputado de "AP" Antonio Carro Martínez, para explicar ante el Pleno el

sentido del voto de su gjupo.

Carro Martínez anuncio que "AP" se abstenía en la proposición de Ley de Amnistía.

Afirmó que su grupo acepta y reconoce la institución de la amnistía pero es consciente de que la amnistía

es una institución de excepción en todo estado de derecho.

Señaló que apoyaba y aplaudía la amnistía aue se produce cuando cambia el régimen político, sobre todo

cuando afecta a personas que se hallaban cumpliendo condena por hechos que constituyen el ejercicio

legítimo de derechos democráticos.

Se refirió a las amnistías promulgadas desde la coronación del Rey y señaló que la última, de marzo, fue

capaz de aceptarla por considerar que existió una razón de Estado, que fue el precio que hubo que pagar

para que todos los partidos participaran en las elecciones.

Añadió que llegados a este momento ya no hay delitos políticos y preguntó a que viene esta nueva

amnistía y qué razón existe para que la amnistía siga siendo la gran estrella de nuestra recién estrenada

democracia. Señaló que parece que la preocupación fundamental es amnistiar en lugar de gobernar, lo que

calificó como la política más peligrosa y desestabilizadora de cuantas puedan seguirse. Tras citar palabras

del ministro de Justicia y del socialista Jiménez Asúa, pidió una sola garantía, afirmó que estaría

dispuesto a sacrificar sus dudas y temores, si la Cámara fuera capaz de garantizar que esta amnistía es la

última. Pero, señaló, nadie puede creerse seriamente que esta sea la última. Afirmó que las cárceles se

pueden vaciar, asaltar o tomar, como ocurrió con la Bastilla el 14 de julio de 1789, pero recordó que esta

fecha fue la desencadenante de la revolución que guillotinó a Luis dieciseis. Por último, razonó su voto de

abstención en defensa de la opinión pública y en defensa de la democracia, para la que —dijo— no es

buena medicina la amnistía, sino la estricta aplicación de la ley y la justicia.

MARCELINO CAMACHO (PC)

Intervino a continuación, en turno de explicación de voto, Marcelino Camacho del grupo comunista.

Marcelino Camacho, hablando en nombre del "PCE" y del "Partido Socialista Unificado de Cataluña",

comenzó afirmando que la sesión debe ser histórica para nuestro país, y recordó que la primera propuesta

presentada en la Cámara había sido hecha por el Grupo Comunista y estaba orientada hacia la

consecución de la amnistía. Dijo que ello no había sido casualidad, sino el resultado de una política

coherente que el "PCE" inició en el año 1956 en favor de la reconciliación nacional. Para esta

reconciliación —añadió— la amnistía tiene que ser una pieza capital se trata —dijo— de borrar el pasado

de una vez para siempre y de reparar las injusticias cometidas en cuarenta años de dictadura, hay

que cerrar un pasado de guerras civiles y de cruzadas y abrir una nueva etapa. No queremos recordar el

pasado —diio Marcelino Camacho—, la minoría comunista se congratula del consenso alcanzado en la

Cámara y yo rogaría a los representantes de "AP" —añadió— que para que ésta sea un acto de

unanimidad, reconsideren su postura. Esta es, dijo, la amnistía que el país reclama, a partir de ella ningún

crimen y ningún robo puede ser ya considerado como un acto político. En esta hora de alegría —añadió—

solo lamentamos que en aras del consenso general hayan quedado fuera de la amnistía los patriotas

trabajadores de uniforme, pero esperamos que el gobierno en un futuro próximo pueda reparar este hecho,

también esperamos que la amnistía pueda alcanzar a los delitos de la mujer como el adulterio, etc.

Finalmente, Camacho, hablando como militante obrero y sindical, encarcelado durante años por ello, dijo

que sentía triple alegría porque esta es "también ´ la amnistía laboral". Este será el mejor recuerdo que

guardaré del Parlamento". Añadió que los trabajadores que habían sido la clase mas reprimida a lo largo

de cuarenta años que ahora se quieren cerrar, debían participar en la solución de la crisis económica por la

que atraviesa el país, mediante el establecimiento de un nuevo código del trabajo y de un marco adecuado

para las relaciones con las empresas, si hemos salido de la dictadura sin traumas graves, también

podremos salir de la crisis económica, si para los acuerdos de la Moncloa se cuenta con la participación

de los trabajadores.

DONATO FUEJO (PSP)

Seguidamente subió a la tribuna el diputado Donato Fuejo, del "PSP", miembro del Grupo Parlamentario

Mixto. Afirmó que ahora la amnistía tiene su máximo sentido de reconciliación nacional, paz entre los

españoles y entendimiento pleno entre los pueblos de España, y añadió que, si se aprueba, supondrá la

superación de la dictadura. Fuejo señaló que quisiera que esta fuera la última amnistía, pero que los

condicionamientos de los poderes tácticos le hacen pensar que se han dejado parcelas que pueden ser

corregidas en el futuro, en este sentido, se refirió a los presos comunes de los que dijo que son presos

políticos, ya que son resultantes de la coyuntura política que fue el franquismo, por lo que pidió un

indulto para los comunes y un nuevo ordenamiento penal. Finalmente dijo que noy esta amnistía le parece

la mejor posible, pero que mañana "en ese esplendoroso mañana que preveemos los socialistas", habrá

que modificarla y evitar las injusticias que hoy se les han impuesto pero que aceptan por realismo.

TRIGINER

Habló después Triginer del grupo "socialistas de Cataluña", que dijo que la ley debería ser más generosa,

pero que se iba a limitar a destacar sus aspectos positivos. Afirmó que se cierra definitivamente una etapa

histórica de nuestro país y que este acto es el inicio de una nueva era de confianza en el futuro y en poder

resolver en el parlamento las diferencias políticas. Señaló que al igual que fue un error demorar tanto la

amnistía o intentar sustituirla por sucedáneos, también sería un grave error no seguir con firmeza el

proceso democrático en marcha. Finalmente afirmó que lo que da más fuerza a esta amnistía es preci-

samente el consenso logrado en torno a ella por casi todas las fuerzas políticas presentes en la cámara,

después de su intervención se concedió un descanso de diez minutos.

TXIQUI BENEGAS, (SOCIALISTA)

Txiqui Benegas comenzó diciendo que era un gran honor que su primera intervención ante la cámara se

relacionara con la amnistía y calificó la sesión como transcendental al abordar un tema sentido

popularmente y largamente esperado; esta cámara —añadió— comienza a enterrar hoy, y a superar,

cuarenta años de dictadura, de obscurantismo, de supresión de libertades y de división entre españoles.

Se trata —dijo también— de. una amnistía total que venia siendo innecesariamente rechazada por el

obstinamiento de" quienes se negaban a reconocer que era algo inevitable. Txiqui Benegas aludió a las

movilizaciones populares y a los muertos registrados en lucha por la amnistía desde que falleció el

general Franco y a la tensión que ha sufrido el País Vasco hasta llegar a hoy, "en que decididamente se va

a enterrar la guerra civil". El señor Benegas se refirió a la situación en Euskadi y dijo que el pueblo vasco

ha sido un baluarte fundamental en la lucha por la libertad de sus ciudadanos y la libertad de España, hay

algunos recelos y dudas —añadió— sobre el alcance de esta amnistía por parte de sectores radicalizados

que la consideran insuficiente, y en Euskadi ha vuelto la sangre, pero yo quiero pedir calma, la amnistía

es total para nuestro pueblo. Añadió que esta amnistía no es totalmente satisfactoria para los profesionales

que tienen la misión de defensa del país. Dijo luego que la amnistía laboral es una gran conquista del

movimiento obrero y añadió que la amnistía, en general, debe ser formalizada en su aplicación mediante

medidas que supongan la revisión de la legislación restrictiva, mediante el control de los grupos

incontrolados y poniendo fin a la violencia creciente; comienza —afirmó— una nueva época en la que los

ciudadanos deberán respetar la voluntad popular, y sobre quien no lo haga deberá caer la fuerza de la ley.

Txiqui Benegas terminó dirigiéndose al pueblo vasco que —señaló— tiene hoy ante sf la posibilidad de

construir su propio futuro, pero Euskadi vuelve a ser —dijo— escenario de violencias. Yo hago un

llamamiento para que esa violencia cese, para que se abandone la lucha armada y todos nos incorporemos

a la construcción de un Euskadi socialista donde se respete la voluntad y la vida de todos los ciudadanos,

en estrecha unidad con todos los ciudadanos y los pueblos de España. Las palabras de Benegas fueron

aplaudidas por los representantes vascos presentes en el hemiciclo, incluso algunos de ellos no pertene-

cientes al grupo socialista, como los diputados vascos de UCD.

ARZALLUS (MINORÍA VASCOCATALANA)

A continuación tomó la palabra, en nombre de la miñona vasco-catalana, el diputado vasco Javier

Arzallus. El señor Arzallus, al comienzo de su intervención, recordó la lucha por la amnistía del partido

socialista vasco y del pueblo vasco, para señalar que, a pesar de ello, quería olvidar todo protagonismo

porque la reconciliación no debe admitir ningún protagonismo. Tras señalar que este proyecto es una

amnistía de todos y para todos, dijo que en el edificio se reúnen personas que han luchado unas contra

otras y que son imagen de la sociedad española, por lo cual han de adoptar también el olvido de todo lo

anterior; pidió que no se citen hechos de • sangre porque los hubo por ambas partes; que no se cite el

terrorismo porque si terrorismo es la imposición de una política por el terror también lo ha habido por

ambas partes. Señaló que tal vez hay sectores no representados en la cámara que no están dispuestos al

olvido y que la ley puede establecer el olvido, pero ese olvido ha de llegar a toda la sociedad; recordó que

hay un largo resentimiento difícil de superar y una desconfianza mutua basada en la sangre y en el odio,

difícil también de olvidar. Finalmente, dijo que la amnistía es un acto de reconciliación pero también de

credibilidad democrática y de cambio de procederes, por lo que esta cámara ha de ser desde hoy garante

de esta transformación democrática del estado y la sociedad si no no tiene sentido y este acto quedará

reducido a un gesto vacío, de buena voluntad.

EXPLICACIÓN DE ________LETAMENDIA_______

A continuación, el presidente concedió cinco minutos para la explicación de voto al diputado Francisco

Letamendia, de Euzkadito Ezkerra. El señor Letamendia, afirmó que era consciente de ser una voz

inoportuna que clama en el desierto pero también de que representa a un sector del pueblo vasco que

entiende la amnistía de modo distinto a como lo hace la proposición de ley. Explicó que este sector del

pueblo vasco está de verdad por la pacificación de Euzkadi pero entiende que una amnistía total es, de

verdad, inicio del comienzo de la democracia y añadió que la amnistía debe alcanzar hasta el día de su

promulgación. Dijo que además es necesario que todas las fuerzas políticas sean legales ya que se da el

contrasentido de que él milita en "EIA", y esta´ en el parlamento cuando ese partido es ilegal, de modo

que el diez por ciento de la población de Guipúzcoa ha enviado al congreso un delincuente. Pidió la

sustitución de las fuerzas de orden público, que han creado en el País Vasco una psicosis de zona

ocupada, por tuerzas de orden dependientes de los poderes autonómicos.

Sobre este proyecto dijo que es bastante seguro que algunos exiliados no puedan volver y que el pueblo

vasco no se conforma con una amnistía para los vascos, sino que quiere la amnistía total para la totalidad

de los hombres del estado

español. Tras señalar que la amnistía debe abarcar a los militares que lucharon durante el franquismo por

la democracia, anunció que no votaría en contra sino que se abstendría porque comprende que los partidos

de izquierda no han tenido

más remedio que aceptar este proyecto que es una amnistía parcial.

Seguidamente, el diputado Hipólito Gómez de las Roces hablando únicamente en nombre de la candi-

datura aragonesa independiente y no del grupo parlamentario mixto del que forma parte, anunció que se

abstendría a pesar de que en espíritu estaba de acuerdo con los que votasen a favor.

El señor Gómez de las Roces señaló que también él había sufrido en su carne los resultados del régimen

anterior, pero que ni como parlamentario ni como jurista podía dar su voto a una proposición de ley que

se había tramitado sin dar posibilidad a que se presentasen enmiendas, además, dijo, el texto está lleno de

imprecisiones jurídicas.

El turno de exposición, a cargo de los portavoces de los grupos, sobre el respectivo sentido de su voto, se

cerró con la intervención de Rafael Arias Salgado en nombre del grupo gubernamental, "UCD",

El señor Arias Salgado anunció el arxtyo de "UCD", al texto sobre amnistía porque, dijo, aunque somos

conscientes de que con ella no se resuelve por srsolo ningún problema, constituye una medida necesaria

en situaciones históricas como la que vive España actualmente, cuando se persigue construir algo nuevo e

instalar un estado democrático de derecho.

El señor Arias Salgado dijo que se trataba de superar las divisiones que habían enfrentado a los españoles

en el pasado y de procurar la instalación de un estado democrático en un país donde jamás la democracia

ha tenido arraigo.

Expresó su deseo de que la amnistía nazca con el consentimiento de todos y añadió que "UCD" asume y

recoge como propia la bandera de una reconciliación imprescindible, que culminará con la adoptación

democrática de las normativas legales a la situación democrática.

La amnistía, dijo el señor Salgado, nos permite a todos mirar al futuro con dignidad, por eso, "UCD" se

ha sumado a los restantes grupos; es preciso olvidar el pasado y empezar a construir ahora una nueva

situación contando con la convicción de todos los españoles.

Finalmente, el señor Arias Salgado manifestó que la "UCD" apoya sin reservas la amnistía con la

convicción profunda de que contribuirá a dotar a nuevo estado democratice de la fortaleza que necesita. A

partir de ahora, dijo, pedicemos que las leyes se apliquen con todas sus consecuencias.

{Pasa a la pág. siguiente)

15 —OCTUBRE — 1977

Donato Fuejo: "Los presos comunes son presos políticos ya que son resultantes de la coyuntura política

del franquismo".

(Viene de la pág. anterior)

VOTACIÓN

A las 2,30 de la tarde, el presidente del Congreso, Fernando Alvárez Miranda, tras rogar a todos los

senadores que se hallaban en el edificio que lo abandonasen, y después de preguntar si todos los

diputados disponían de la llave para votar por el procedimiento electrónico, se pasó a la votación de la

proposición de ley mediante el sistema mencionado.

La votación tuvo como resultado la aprobación de dicha proposición por 296 votos a favo/, dos en contra

y dieciocho abstenciones, mientras uno de los votos fue registrado como nulo, una vez proclamado por el

presidente el resultado de la votación y tras haber anunciado que la proposición de ley quedaba aprobada,

todos los diputados puestos en pie prorrumpieron en el más largo aplauso que se ha registrado hasta ahora

desde la constitución de las nuevas Cortes.

VIGOR EL LUNES O EL MARTES

Congreso: 296 votos a favor y 2 en contra y 18 abstenciones. Senado: 196 votos a favor, ninguno en

contra y 6 abstenciones.

 

< Volver