Tensión en el Senado     
 
 El Alcázar.    15/10/1977.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

TENSIÓN EN EL SENADO

La proposición de Ley sobre Amnistía na quedado convertida en ley, a falta sólo de su promulgación por

el Jefe del Estado, después de que el Senado, al igual que lo hizo el Congreso previamente, aprobase ayer

tarde el texto de dicha proposición. La votación sobre la proposición de ley se realizó a Fas ocho de la

tarde, algo más de dos horas después de que se iniciase el pleno de la Cámara. El resultado fue de 1%

votos a favor, ninguno en contra y 6 abstenciones. Las abstenciones correspondieron a los señores

Arespacochaga, Silva Melero, Diez Alegría (Luis), Salas Larrazábal (Ángel), Gamboa y Zaragoza, todos

ellos de designación real y miembros del Grupo Mixto. La sesión se desarrolló con algunos momentos de

tensión, como cuando al final el presidente negó la palabra a senadores que la habían pedido y que no

eran portavoces de sus respectivos grupos, como en el c aso del senador vasco señor Bandrés y del

senador del PSP y miembro de Comisiones Obreras, José Alonso, quien mientras se encontraba de pie

votando afirmativamente la proposición, gritó un "¡Viva la clase obrera!". Casi al principio de la sesión y

mientras hablaba el portavoz del Grupo Socialista, Francisco Ramos a favor de la amnistía, se escuchó

brevemente una interrupción de un senador situado en tos primeros bancos que interpeló diciendo —sin

levantarse— y de Paracuellos ¿qué?". Esta interpelación apenas si pudo ser escuchada por el resto de la

Cámara, y según se supo después fue realizada por el almirante de la Armada, Gamboa. Finalmente, se

abrió un debate interviniendo los portavoces de los diferentes grupos parlamentarios: Satrústegui, Ramos,

Azcárate, Xirinachs, Vidarte, Arespacochaga y Sánchez Agesta. Poco después de las ocho de la tarde el

presidente del Senado, don Antonio Fontán levantó la sesión, que proseguirá el próximo miércoles a las

cuíco y media de la tarde.

APROBADO EL REGLAMENTO

El pleno del Senado aprobó el reglamento del mismo tras unas diez horas de debate. En la última sesión

de los debates fueron aprobados los títulos noveno ("de los ruegos, preguntas e interpelaciones ), el dé-

cimo ("de las proposiciones de ley"), el undécimo r´de la publicidad de los trabajos del Senado"), el

duodécimo ("del Gobierno ulterior del Senado"), el decimotercero ("de las peticiones") y el decimocuarto

("de la reforma del reglamento") así como las tres disposiciones adicionales. El debate más importante

tuvo lugar por el voto particular formulado por los Grupos Socialistas y Progresistas y Socialistas

Independientes en el sentido de incluir cuatro artículos más en los que se habla de los votos de censura

que se intenten contra el Gobierno o contra alguno de sus miembros. El grupo parlamentario de "UCD se

negó a que se incluyeran estos artículos por considerar que el reglamento es una ley interna de una

Cámara, mientras que el voto de censura supone una moción interpoderes es decir entre el ejecutivo y el

legislativo. Los grupos patrocinadores del voto particular mantuvieron el texto y fue sometido a votación

el dictamen de la ponencia, arrojando el siguiente resultado: 112 votos en contra de que se introdujeran

los nuevos artículos, 86 a favor y ocho abstenciones. Otro debate importante fue en el artículo 147 que

regula que las sesiones de las comisiones se celebrarán a puerta cerrada y podrán tener acceso, en su caso,

los representantes de los medios informativos, según las normas que dicte la mesa del Senado, oída la

Junta de Portavoces parlamentarios.

 

< Volver