20-N Plaza de Oriente a las doce. 
 Mañana estará llena     
 
 El Alcázar.    19/11/1977.  Página: 1. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

LA PLAZA DE ORIENTE

A LAS DOCE MAÑANA ESTARA LLENA

Esta plaza tiene un nombre convencional, que alude a situaciones y emplazamientos y, desde

1808 a nuestros días, se ha ganado otros muchos que aluden a la dignidad y a la soberanía y

al Caudillo y a España. Plaza Mayor de España es realmente, porque a ella vino el pueblo cada

vez que intuyó que la Patria estaba en peligro o que sus enemigos exteriores o interiores

avanzaban. Mañana también será el pueblo quien llegue hasta ella y la" vaya llenando con un

rumor de mar en calma, pero firme y constante. Como la resaca, el pueblo ha ido cada día a su

quehacer, pero siempre ha vuelto a empapar de emoción la gran plaza en el momento en que

España necesitaba una expresión extema de la fe interior en sus destinos. Mañana, el pueblo

llenará la Plaza de Oriente, Plaza Mayor de España y echará en falta al hombre cuyo solo

nombre alejaba el sentimiento de peligro y encendía el legítimo, limpio y sereno patriotismo. Es

un pueblo que ha comprobado lo que siempre supuso: Que la ausencia de Franco iba a

costarle fatigas e iba a traerle problemas; aunque nunca pensara que la paz ciudadana y el

nivel de vida se deterioraran tanto. Y ese pueblo llenará, llenaremos, la Plaza para honrar la

memoria de quien siempre estaba en el balcón cuando le pedíamos una consigna o la

colaboración de que España no se vendía ni se humillaba. Con el recuerdo se aliará la

promesa de defender los mismos ideales de unidad y de libertad, aunque cueste más hacerlo

sin la presencia física de quien siempre infundía seguridad. Mañana, en la Plaza Mayor de

España —la que llaman de Oriente—, se cantará el Cara al Sol y, en el escalofrío que

producen sus estrofas cargadas de poesía, revivirá José Antonio, poeta del resurgimiento

espiritual, inspirador de la justicia social, mártir caído ante los fusiles del odio. Y Franco y José

Antonio y kx Caídos por España, estarán también con el pueblo en esa maravillosa posibilidad

que sólo muy pocos nombres saben ganarse, y se llama inmortalidad.

 

< Volver