Autor: Romero, Emilio (FOUCHÉ). 
   Historia de un gusano de seda     
 
 ABC.    23/04/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 1. 

OPINIÓN

JUEVES 23481

Pequeños relatos

Historia de un gusano de seda

Por todas partes está el rumor de una grave crisis interna en UCD. Nunca he sido optimista con la

homogeneización política del partido en el Poder. Su fundación fue una leva urgente de personajes y

familias políticas para hacer frente al pluralismo político de la reforma, o de la ruptura, con el regreso de

los prohibidos y de los exiliados, y que exigía una fuerte acción desde el Poder, No había un Cánovas,

pero había que contar con una buena lista de Romeros Robledos. Había que ganar las elecciones para

hacer "el cambio desde la legalidad". Suarez fletó un autobús con Leopoldo Calvo-Sotelo y Alfonso

Osorio como figuras principales, y entraron ios que no podían estar entonces en otro sitio, por el escaso

relieve de sus organizaciones. Los que no quisieron subirse, o fueron apeados, naufragaron. Adolfo

Suarez había alcanzado prodigiosamente el gran protagonismo en 1976, del brazo del Rey, y quería

conservarlo sobre los hombros del pueblo mediante las elecciones generales de sufragio universal. Eran

seis las famlias del autobús: suarecistas, demócrata-cristianos, socialdemócratas, azules, liberales y

abstractos Adolfo Suárez aspiró a homogeneizarlos como un batido, pero no era posible Carecía de

atractivo ideológico integrador y de estatura política respetable. Era solo la encarnación del Poder.

Estarían a su sombra. Pero no a su riesgo. Un buen día, a medida del desgaste de poder, las familias se

reagrupaban. Y como el Poder ya no las esperanzaba, se reintegraron a sus pequeños o a sus grandes

credos Y a "su puesta en forma» para el futuro. El Congreso de Mallorca fue el primer indicio de la

desintegración. Suárez presentó la dimisión, ya sin partido unido a su lado, sin crédito y con un

Parlamento enfrente, y el candidato era -como tenía que ser- un abstracto. Sola mente un abstracto en

el partido -no un abstracto en ideas- podría intentar la reunificación o la reestructuración, o la

armonización. y hasta la depuración por drenaje. El suarecismo ocupaba la alta burocracia del partido, sin

meditar que la única burocracia efectiva en un partido de poder no está en otra parte que en al Poder. El

líder designado fue Rodriguez Sanagún, pero el único líder efectivo sería siempre el presidente del

Gobierno: en este caso. Leopoldo Calvo-Soteto, Había concluido una etapa y empezaba otra. No se podía

decir, desde el fondo del pozo, que alagaran sus brazos los de arriba a los náufragos para que estos les

salvaran la vida. El destino de los náufragos es hundirse o, a lo sumo, alcanzar una playa otorgada para

respirar y vivir. Nada más. El partido Unión de Centro Democrático tiene que reconducirse hacia el

poder, que es su único sitio. Todo lo que no sea entregar a Leopoldo Caivo-Sotelo la titularidad del

partido es un error. Una UCD partida exige la disolución de las Cortes Y una UCD en la oposición es una

fantasmagoría Si el socialismo ocupara el Poder la especie política llamada ucede se transformaría en otra

cosa. Ahora es solamente un gusano de seda aferrado a esa hoja de motora llamada Gobierno de la nación

-Emilio ROMERO.

 

< Volver