Autor: Valero Bermejo, Luis. 
   Defensa de la comunidad marxista     
 
 El Alcázar.    03/12/1977.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

LA DEFENSA DE LA COMUNIDAD MARXISTA

UN rumor, una pregunta periodística a alto nivel, y el silencio, han anticipado una posible noticia: Felipe

González va a dar una conferencia en el CESEDEM. Parece ser que se trata de un globo sonda, de

parecido color al propósito, ya anunciado, de que el presidente de la Comisión de Defensa del Congreso,

el socialista Múgíca, va a iniciar contactos con las Fuerzas Armadas. Mientras lanío, el Ministerio de

Defensa no ha terminado todavía de regular, con todo detalle, las medidas necesarias para la aplicación

del Decreto Ley 10/1977, que señaló el absoluto apoliticismo del Ejército, si bien ha considerado falta la

presencia de un jefe de la Marina en un funeral público recientemente celebrado en Madrid, por las

víctimas de Paracuellos, con independencia de que entre ellas figuran más de cuatro mil oficiales y jefes

del Ejército. Nos da la impresión de que no hay verdadera neutralidad política en el señor ministro de

Defensa, mas bien cierta beligerancia en favor de una «apertura » que consideramos grave. Dado el

tiempo transcurrido desde el rumor publicado, de la presencia del jefe marxista español ante un auditorio

en extremo selecto del Ejército, hemos echado en falta el desmentido inmediato de los servicios de

Prensa, recientemente remodelados. En el CESEDEM, durante un brillante y prolongado período, con

aportaciones de . verdadero valor se creó toda una teoría de la Defensa de la Comunidad Nacional, cuyo

contenido bien valdría la pena recordar. Aquello no fue una improvisación, sino el establecimiento de

unos conceptos concretos y de una acción global, para eliminar toda posible de riesgo a la comunidad

española en su paz y en su progreso, como base de la fortaleza de la Patria. Solamente con esa fortaleza se

puede hablar de una Patria independiente. Confiemos que los viajes comprometidos ya por el jefe

marxista español, Felipe González, a Rusia para conseguir lo que Carrillo no trató de obtener, y al Japón,

para repetir el «show» americano, impedirá la sesión político-militar planeada, dentro de un programa

perfectamente estudiado, y con unos objetivos claramente perfilados. La Escuela Superior del Ejército no

es el Club Siglo XXI... Pienso.

Luis VALERO BERMEJO

 

< Volver