"Arriba" contra el "Post"     
 
 El Alcázar.    05/12/1977.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Instantánea

«ARRIBA» CONTRA EL «POST»

LEYENDO fa acerada réplica de «Arriba* al periódico norteamericano «Washington Post», que se ha

atrevido a decir que la democracia española os de risa, sentimos la emoción que produce siempre la

bravura en combates desiguales. «Arriba * contra el «Post- es algo así como Amín de Uganda

amenazando al Gobierno británico: un espectáculo regocijante. Pero mejor que el gesto (yel gesto

gallardo hace tiempo que falta en los sectores gubernamentales) es la argumentación. Al leer la réplica,

hay momentos en que a uno le parece estar leyendo el "Arriba" de verdad, el de antes, no el que hoy se

publica bajo una cabecera ideológicamente ajena. Es cuando se revuelve contra el patetismo de los que se

aboban ante el elogio extranjero (del que se nos han servido dosis masivas como estímulo at «cambio») o

se amilanan* ´ante sus censuras. Es cuando denuncia que algunos individuos utilizan las páginas de

periódicos extranjeros, para, de rebote, lograr impacto en España. Es cuando desvaloriza la importancia

de publicaciones que en los cenáculos españoles se leen como sí fueran la Biblia. En fin, es cuando, tras

haber pisado «Post» el rabo al Gobierno Suárez, «Arriba* se revuelve como si fuera el de antes (eJ de

antes «Arriba* y el de antes Suárez). Luego dice que el panorama político español (del económico no

habla, por innecesario) no concuerda con las esperanzas de los «correligionarios democráticos

continentales y ultramarinos». V lo dice con satisfacción desafiante, como un trágala a esos

"correligionarios", con cuyo apoyo (moral, monetario y visitador) se estableció la «democracia» en

España, Es un delicioso corte de mangas, que si el pueblo español se lo hizo a tos entrometidos

extranjeros en los anos cuarenta, sin ceder un milímetro en su dignidad e independencia, hacerlo ahora,

después de que la «democracia» española se dejó llevar al rio, disminuye bastante cualquier pretensión de

virginidad inmaculada. Las diferencias entre lo que los ridículos demócratas extranjeros esperaban y lo

que Jos demócratas indígenas han hecho se concreta en la rápida implantación del Partido Comunista, en

la línea marxista del Partido Socialista ¡internacional y puño cerrado) y, ¡oh maravilla de las maravillas!,

en que «el¡partido de derechas», en vez de estar formado por gente de derechas, está constituido ¡«por

desconocidos del centro-izquierda»! ¿Hay quién dé más. puestos a construir una democracia en la que

España siga siendo «diferente»? No nos estrena la sorpresa de los «correligionarios» extranjeros. Una

democracia en la que e! partido de la derecha está formado por desconocidos de izquierda, más que una

democracia es un baile de disfraces. Tras el argumento, la amenaza. «Arriba» es de mucho cuidado y va y

le dice al «Post»: «Ojo, que como aquí caiga la democracia les va a costar a ustedes llorar a cuenta de las

inversiones de las multinacionales». Definitivo. El «Post» ya tiene cuerda para torcer: Es arriesgado poner

en ducfa (a solidez de una democracia que se encuentra asentada sobre los intereses del capitalismo

extranjero. Lo dice "Arriba". El que no fundó José Antonio.

2

 

< Volver