No a la destrucción de Navarra     
 
 El Alcázar.    05/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

NO A LA DESTRUCCIÓN DE NAVARRA

La Junta Provincial de Navarra de la Confederación Nacional de Combatientes, ha difundido un

comunicado en el que se informa de los acuerdos adoptados en dicha junta. La nota, tras hacer

consideraciones sobre la muerte del comandante don Joaquín Imaz y señalar que sus asesinos,

probablemente, estarán ya amnistiados de otras muertes, y que el Gobierno de la Monarquía no hace nada

por impedir tal estado de cosas, y en cambio pacta y dialoga con los que tras quemar públicamente

enseñas nacionales, intentan anexionar Navarra a ese monstruo que impúdicamente llaman «Euzkadi», da

cuenta de los acuerdos tomados.

1. Expresa la más enérgica condena no sólo par los autores de tan execrable crimen, sino también para

quienes desde el Poder no hacen nada por impedirlo. Condena, asimismo, a los partidos políticos que con

sus escritos y manifestaciones verbales amparan e inicitan a los asesinos, para los que luego solicitan

amnistía aduciendo «intencionalidad política» en tales desafueros, amnistía que les es rápidamente

concedida por Real-Decreto.

2. Manifiestan su total repulsa por la actuación del Gobierno en el terreno del Orden Público y en el

empeño de sojuzgar a Navarra con el futuro estado socialista de «Euzkadi», rompiendo así la unidad

nacional.

3. Demuestra su apoyo a las Fuerzas de Orden Público y a la Diputación Foral de Navarra, a la que

consideran única representante legitima.

4. Hace un llamamiento a S.M. el Rey, en demanda de justicia, para que intervenga impidiendo la

maniobra que intenta destruir a Navarra, sus fueros y sus libertades.

HERMANDAD DE COMBATIENTES REQUETES

La Junta Nacional de la Hermandad de Combatientes Requetés, ha difundido una nota firmada por su

secretario, señor Viéitez Pérez, titulada ¡¡LIBERTAD PARA NAVARRA! !, en la que hace alusión a

otras notas publicadas ya en EL ALCÁZAR y El Pensamiento Navarro en las que se advertía, días antes

del asesinato del comandante Imaz, de la maniobra de las fuerzas marxistas-separatistas para sojuzgar a

Navarra por todos los medios. Recuerda también el artículo publicado en la revista de la Hermandad

Nacional de Alféreces Provisionales, Servicio, así como en Iglesia-Mundo en el que se decía al Gobierno,

entre otras cosas: «¿Es mucho pedir que en un Estado de Derecho se garantice la paz, el orden y la

justicia, y que no esté la vida de cualquier ciudadano —especialmente si es destacado patriota— expuesta

a caer en manos de unos malvados que tengan asegurada, bajo presiones de repetidas amnistías, la

impunidad?» Pasa a continuación a denunciar al Gobierno su actitud pasiva ante la muerte de un buen

navarro, un gran español y un extraordinario patriota como fue el asesinado señor Imaz. Reprueba al

Gobierno, asimismo, el no enviar a un miembro del Gabinete al entierro. Se adhiere a continuación a los

acuerdos tomados por la Junta Provincial de Navarra de la Confederación Nacional de Combatientes, así

como a las de la Comunión Tradicionalista. Solicitan libertad para que el pueblo navarro, sin presiones ni

amenazas de nadie, pueda decidir su propio destino, al margen de las maniobras de anexionarlo al

artificial estado separatista de «Euzkadi». Acaba la nota solicitando la ayuda de todos los navarros y

patriotas del resto de España para lograrlo.

 

< Volver