Autor: Drake, Joaquín. 
   Evidente riesgo vial en Valmojado     
 
 ABC.    25/11/1959.  Página: 63. Páginas: 1. Párrafos: 2. 

ABC. MIÉRCOLES 25 DE NOVIEMBRE DE 1959.

EVIDENTE RIESGO VIAL

EN VALMOJADO

En relación con el trágico suceso de Valmojado, donde perdieron la vida los señores de Ubeda, recibimos copiosa correspondencia. Reproducimos, por su importancia, las siguientes comunicaciones que nos envían D. Joaquín Drake y el Dr. Díaz-Regañón, médico titular de Valmojado:

"PELIGRO DE MUERTE: He leído en A B C y otros periódicos diversos comentarios sobre los cinco accidentes de tráfico en Valmojado, el sábado pasado, con dos muertes. La noticia me ha.afectado profundamente, pues el 15 de octubre do 1857, hace dos años, yo nací precisamente en ese lugar. Rodando despacio un Seat 1.400, me dispuse a pasar una fila de carros cargados de uva, y ya no pude volver a mi mano: el coche patinó como quiso y se me fue a la izquierda por una barrancada, dando tres formidables vueltas de campana, dos de ellas de morro a cola. Mi mujer quedó dentro del coche y gracias a Dios sólo sufrió ligeras contusiones; yo salí despedido en el volteo y aparecí a unos cincuenta metros del coche con una herida en la cabeza y grávemente conmocionado; para mi mujer, muerto. Parece ser que en algún momento me falló seriamente el pulso, pero gracias a Dios ya tenía junto a mí alguien que supo y pudo traerme de nuevo hacia este mundo. De esto hace dos años. Se hablaba, entonces en Valmojado de, otros accidentes más o menos recientes en el mismo sitio. Después he sabido de gente muy señalada que también había nacido, como yo, en Valmojado. Creo que mi voz en este caso tiene suficiente fuerza para denunciar el inalterable mal estado de aquella carretera convexa, deslizante, sucia durante demasiado tiempo. En muchos lugares de España es insuficiente la señal de peligro: hay que escribir PELIGRO DE MUERTE y pintar calaveras y tibias. Esto lo he visto denunciando puntos peligrosos en carreteras extranjeras de máxima categoría.

Es bochornosa nuestra lista periódica de tragedias en carretera. Creo que la acción seria y eficaz de la Policía de Tráfico y la Guardia Civil; presentes por doquier en nuestros caminos, han conseguido en poco tiempo que se conduzca en España mucho mejor, de día y de noche. Ya son otros los conductores de camiones, antes a mi modo de ver detestables, y ahora con frecuencia maestros ejemplares de muchos turismos indisciplinados. Hace poco caí entre numerosos conductores de camiones en una casa.de comidas de un pueblo de Toledo. Era unánime, enorme, el malestar de aquellos trabajadores por el hecho de que en las notas, oficiales sobre accidentes de tráfico no se, aludía para nada al estado de las carreteras; por completo de acuerdo con ellos, debe hacerse también una referencia lo más técnica posible al suelo en el lugar de cada catástrofe. ¿No será el estado de nuestras pistas una de las principales causas de que, nos proclamemos campeones internacionales de desastres de tráfico?—Joaquín DRAKE."

"En A B C he leído la información y el comentario sobre el desgraciado accidente en el que perdieron la vida los esposos señores Ubeda en la variante de la carretera de Extremadura, en las Inmediaciones de este pueblo.

Quizá cuando lea estas líneas esté ya Informado de la gran cantidad de accidentes que ocurren en - dicha , variante, aunque afortunadamente no todos tengan la gravedad del que ha dado lugar a la triste Información. Pero por si no lo sabe, debo decirlo que el mismo día del accidente, y cuando a las dos de la tarde estaba con varios parientes en el lugar del suceso, presenciamos el choque de otros dos turismos, que produjo grandes desperfectos en los vehículos, y que sucedió a pesar de que ambos iban a escasa velocidad, unas horas después. Otro coche, en el que viajaba un ilustre personaje salió por las mismas causas violentamente de la carretera, yendo a parar a una tierra de labor próxima. Al día siguiente, otro turismo, después de girar varias veces sobre sí mismo, arrolló a un asno, derribando a un chico que lo montaba, pese a que la caballería marchaba por el paseo lateral, señalado para la circulación de los semovientes. Hace unos días, y en ocasión en que el que escribe esperaba, un coche de línea para ir a Madrid, un Seat 600 resbaló, y, después, de varios giros salió de la carretera y volcó sobre una finca colindante. El día antes dé la muerte de los señores Ubeda (q. e. p. d.), un camión salió también del mismo modo y se metió en una granja próxima, después de derribar tres o cuatro metros de la pared que la circunda.

En alguno de los casos no había llovido, o sea que estaba seca la- carretera. Así, pues, los técnicos tienen motivos suficientes para estudiar las posibles causas y poner remedio con toda urgencia, pues es lamentable que cualquiera pierda la vida en un trozo de carretera recién construido, donde no hay inconvenientes de índole topográfica. - Se trata de una recta con perfecta visibilidad y anchura normal en esta clase de carreteras.

Mi intención al escribirle estas líneas es contribuir al conocimiento de unos hechos que deben evitarse buscando el bien común y que se repitan desgracias tan lamentables que, por mi profesión, tenso que tocar tan de cerca.—F. DÍAZ-REGAÑÓN."

 

< Volver