Autor: Gómez de Pablos Maristany, Amaro (LAVERN). 
   Dicho y oído     
 
 Arriba.    22/03/1977.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

DICHO Y OIDO

NINGUN Ministro del Gobierno se presentará a las elecciones legislativas del

próximo mes de junio. Una reciente encuesta define la unidad de equipo existente

entre los componentes del Gobierno a quienes, al parecer, Adolfo Suárez pidió

que se mantuvieran en sus puestos aun a costa de su posible carrera

parlamentaria. Encabezan la lista de los noes a la participación en las

elecciones, Osorio, Martín Villa, De la Mata y Reguera. Tampoco existen entre

las listas de candidatos ningún sacerdote. Si esto ocurriera, por primera vez

existiría una plena identificación de actuaciones entre curas y gobernantes.

UN coronel norteamericano dijo, algo molesto, a un diplomático español: «A

ustedes no les gustará tener americanos en su país, pero bien les gustan

nuestros dólares.» A tal afirmación, el diplomático español, que era Agustín de

Foxá, respondió: «También nos gusta el jamón y no tenemos el cerdo en casa.» Gen

estas anécdotas y frases célebres de nuestra diplomacia, hoy por hoy

desconocidas, se está terminando un libro hecho por otro diplomático español que

reúne en sus archivos una magnífica documentación y que por razones obvias

quiere pasar, de momento, en el más absoluto anonimato. Eso sí, era gran amigo

de nuestro admirado Foxá, la última víctima española de Filipinas.

En la iglesia de Nuestra Señora de la Montaña, dé Moratalaz, que administra el

popular padre Gamo, ios «Cristianos por el Socialismo» celebraron un mitin no

autorizado por todo lo alto. Allí se decidió no vincularse, como grupo, a

partido político alguno, y dejar a sus componentes que elijan libremente aquel

partido que prefieran. En la iglesia, llena de ikurriñas, senyeras, pendones de

Castilla y banderas andaluzas, pancartas pro amnistía y libertad, se cantó, puño

en alto y por primera vez en los últimos cuarenta años, y en un lugar sagrado,

la Internacional. Dos obispos apoyaron la celebración del acto con el

consiguiente cabreo de Tarancón, que prefería tal celebración cristiana en el

Paraninfo de Filosofía y Letras (como estaba previsto para el día anterior) a

que se hiciera en una iglesia. Pero en la Universidad lo prohibió el Gobierno

Civil, por lo que se decidió celebrarlo, al siguiente domingo, en la parroquia

del padre Gamo. Como era de esperar, no pasó nada, ni intervino la Fuerza

Pública.

En los informativos de Televisión Española van a haber cambios sustanciales, no

de personas, pero sí de horarios. Eduardo Sotillos pasará a emitir a las nueve -

su programa informativo a partí rde abril. Y para aquellos que prefieran la

amenidad en los programas Informativos a los ladrillos noticiosos, el sabroso

plato de «Redacción de Noche», que dirige Miguel Ángel Gózalo, y en el que vemos

caras bonitas hasta en la predicción del tiempo, pasará a emitirse, a lo largo

de una hora y por el «uhacheefe», a las ocho de la tarde.

LAVERN

12 Arriba

 

< Volver