Autor: Aradillas, Antonio. 
 Madrid, tarde. Por su inexperiencia democrática, según Reyes Mate, en España. 
 Surge la Iglesia socialista     
 
 Pueblo.    10/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 15. 

Madrid tarde

Por su inexperiencia ¡democrática, según Reyes Mate, en España

—La democracia que la sociedad española se apresta * inaugurar es un largo

proceso que exige-un precio de todos los ciudadanos. Atrás quedan los

sinsabores, la cárcel, las muertes, la angustia de quienes, durante la larga

noche de la dictadura, creyeron y lucharon por la democracia. Ese dolor fue el

anticipo...

Reyes Mate, licenciado en ´ Filosofía por la Facultad de La Saulchoir-París y

doctor en Teología por la Universidad de Munster, autor de «El desafío

socialista», «¿Pueden los rojos ser critianos?», «Cristianos por el socialismo´,

«Interpretación histórica de la Unión Sindical Obrera», acaba ´de publicar el

nuevo título, «El precio de la libertad». A este propósito dialogamos con él

sobre tamas de candente actualidad.

TRES MODELOS

—En la realidad española de estos últimos años pode, mos fácilmente descubrir

tres modelos de relación entre religión y política. En primer lugar el nacional

catolicismo,, como «réplica» del fascismo político, expresión de una Iglesia

neobarroca que obligaba al país a levantarse literalmente con el rosario de la

aurora y a acostarse dándose.golpes de • pecho. ´-La* Iglesia ofreció al Régimen

su autoridad religiosa para sancionar su antidemocratismo. El, mismo cardenal

Goma, pensó que el .carácter totalitario del Régimen era una herencia religiosa,

ya que Dios es el vértice de la vida que lo informa todo y del que sólo se

escapa la pecadora libertad indi vidual. La Iglesia no oculta su simpatía por el

totalitarismo político y hasta desarrolla con su propio lenguaje muchos de los

tópicos que caracterizaron al> nuevo, Estado. «España es lo que es su

catolicismo.» «Los poderes de los Estados —decía el mismo Papa— hacen hoy de los

pueblos lo -qué quieren. Demos gracias a Dios de que se quiere-hacer de España

un pueblo católico desde la altura del poder»... A una España tan de. pauperada

intelectualmente como la franquista le vino a ser la ideología religiosa, con

sus sueños de grandeza, sus sublimaciones de la miseria y de´ la desesperanza,

su espaldarazo a las brutalidades de un capitalismo épico.´.., como elemento de

cohesión más importante... Y la Iglesia contempló esta obra suya, como el

advenimiento de una nueva era de «cristiandad».,

—La Iglesia. española, hacia 1973, sigue diciendo Reyes Mate, asume, por fin, en

cierto sentido, la democracia, pero la democracia tal y como la entiende la

burguesía. Con su anatema al ateísmo socialista, no hace más que legitimar los

límites antidemocráticos que la burguesía se impone como frontera de

seguridad... El hecho de que este sea el modelo hoy «oficial» dentro ´de la

Iglesia obedece a una larga experiencia llevada a cabo en ios EE. UU. y en las

democracias europeas, pero también en este modelo la universidad cristiana es

una reproducción de los papeles sociales que el Estado burgués espera —y, si

llega el caso, ,se impone— a la Iglesia...

CIERTOS CRISTIANOS

«la religiosidad popular es una caía de resonancia de músicas que no son

populares»

—¿En la actualidad?

—Una nueva sensibilidad religiosa y política de ciertos cristianos que, si bien

puede tomar formas organizadas, subsiste hoy, en general, a un nivel espontáneo.

Para estos cristianos o grupos cristianos, la emancipación I política, la

democracia, se llama socialismo. Para .unos, el socialismo es una bandera que

resulta de la crítica a las insuficiencias democráticas del sistema político

burgués y una exigencia moral derivada úe la lectura del Evangelio." Para otros,

el socialismo es uninstrumento preciso de análisis político y económico que

cuaja en una militancia marxista. Tal es el caso de «Cristianos por el socialis-

1 mo». Estos cristianos, pertenecientes- a la que llamamos «Iglesia subversiva».

son conscientes de su función política supletoria... La Iglesia no es experta, y

menos en España, en democracia y tiene que aceptar ponerse a la cola y dejarse

enseñar. El precio que la Iglesia ´tiene que pagar no es el de una oportunista

aceptación de un esquema de sociedad «democrática-, sino la reivindicación de su

papel crítico e, impaciente.

En relación con el tema de la religión y lo popular, puntualiza Reyes Mate:

«Tiene que aceptar ponerse a la cola y dejarse enseñar»

El pueblo resulta ser, sin más, objeto del pastoreo

—La Iglesia es quien fabrica la religión. Repasando : la historia de

Occidente, descubrimos que ha sido el aparato jerárquico quien ha ido

dando forma concreta y contenido doctrinal a la religión tal y como ésta

aparece en la plaza pública. El, aparato eclesial tiene el monopolio de las

formas, dé los símbolos, de la interpretación y hasta de los límites de. la

crítica religiosa. Esto. quiere decir que el pueblo es el objeto del pastoreo,

sin más. Pero quiere decir, además, que la religiosidad católica no sólo está

cortada del pueblo, sino marginada de la racionalidad moderna. La religiosidad

popular está \ envuelta en una religiosidad obra de la clase opresora e

inteligentemente introyectada en el pueblo oprimido,^ La religiosidad popular es

una caja de resonancia de músicas que no son populares... El pueblo es, en

definitiva, y con todas sus consecuencias, simplemente el consumidor y no el

productor de la religión...

—¿Qué impresión le han merecido, en términos generales, las orientaciones de los

obispos en relación con e. tema de las elecciones?

—Entre otras cosas, no m« parece bien que, en nombre de la religión y de la

Iglesia. se puedan manifestar jerárquicamente tantos temores, ante la

posibilidad de que los cristianos voten a favor de los «rojos»,.. No han sido

muchos los pasos auténticamente democráticos que han dado...

Antonio ARADILLAS

 

< Volver