Autor: Álvaro, Francisco. 
   "Que la pasión política no separe a los cristianos"  :   
 El arzobispo de Valladolid pide que no se celebre "una Eucaristía monocolor con excomuniones recíprocas". 
 ABC.    14/06/1977.  Página: 30. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

ABC. MARTES 14 DE JUNIO DE

la Iglesia en el mundo de hoy

«QUE LA PASIÓN POLÍTICA NO SEPARE A LOS CRISTIANOS»

El arzobispo cíe Valladolid pide que no se celebre «una Eucaristía monocolor con

excomuniones recíprocas»

Valladolid. 13 (De nuestro corresponsal, per teléfono.) «Atora estamos sintiendo

cómo la pasión política es una fie las fuerzas que más enfrenta´» los hombres

entre si Hasta tal punto que algunos cristianos llegan a dudar si podrán

celebrar juntos la Eucaristía coa sus adversarios ideológicos o de patudo. Si la

conclusión fuera que hay que excluir a los oíros de la celebración e» que

participamos nosotros; es decir, sí se propugnase una. Eucaristía, monocolor con

"excomuniones" recíprocas, esfaríamos confesando «jue la. obra de Cristo ha

fracasado en el empeño de reunir a los hilos «le Dios», dice el arzobispo de

Valladolid, doctor Deglicado Baeza, en carta pastoral que dirige a los fieles de

la arebidiócesis.

Y añade:

«El cristiano debe superar el pesimismo, la re conciliación o la visión

demoníaca del que Dienea que no puede haber pacificación si no es por el

aplastamiento - del adversario. El nilsmo debe ser digno de ese poder de

reconciliación que hay en la gracia salvadora de Cristo. Cada cual puede seguir

mirando las cosas con sus propios ojos, pero los creyentes hemos de saber

mirarlas a la luz de Cristo. Esta luz común nos tiene ame aprosimar les unos a

los otros.

Señala a continuación que Jos cristianos podrán mantener esta, comunión superior

en la medida en que. se dejen Interpretar por Cristo y su Evangelio. «Cuando

esto se hace realmente la diversidad no llegará jamás. al endurecimiento del

exclusivismo, que sería tanto como ía obstaculización de nuestros propios puntos

de vista en perspectivas que cor su naturaleza san relativas.»

«Deberíamos acostumbrarnos —concluye el doctor Delicado Baeza— a analizar jautos

las situaciones y las necesidades de los hombres, & recordarnos mutuamente lo

fundamental ¿e nuestro compromíso cristiana, a escuchar más y con mayor humildad

los unos a los otros y a relativizar Jo que no sea el reino de Dios y su

Justicia, Entonces seriamos más comprensiva y a pesar de nuestras inevitables

diferencias y tensiones seguiríamos celebrando en la esperanza la Eucaristía,

hasta que Jesús vuelva como signo de la reconciliación fina! que aguardamos. Con

lo cual confesa.riamos que la fe es una luz -más Intensa qué cualquíer Ideología

y el amor de Dios aras poderoso que cualquier fuerza disgrega dora incluida la

pasión politica,— F. ALVARO.

 

< Volver