Autor: Velasco Puente, Miguel Ángel. 
   El marxismo, incompatible con la fe cristiana     
 
 Ya.    07/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

f/ marxismo, incompatible con la fe cristiana

Inquietud de Pablo VI ante la adhesión de católicos a los partidos marxistas •

Discurso de Pablo VI a un grupo de obispos franceses

CIUDAD del VATICANO

(De nuestro corresponsal, Miguel Ángel Velasco.)

"Nos vemos, no sin profunda inquietud, cómo algunos pueden pensar que, en nombre

de la solidaridad y en pro de una mayor eficacia, es posible ser verdaderamente

cristiano, dando a la vez la adhesión a un partido cuyos principios de análisis

y de acción nacen de una Ideología Incompatible con la fe cristiana, tributarla

de un leal enfrentamiento con ´el Evangelio."

PRIMERA VISITA DE UNA AUTORIDAD DEL ESTE

Lo ha dicho el Papa Pablo VI «ala mañana en el discurso dirigido a los obispos

de la región eclesiatica meridional francesa, que están en Roma en visita "ad

limina". Ya no es un grupo de obispos; no es el sustituto de Secretaria de

Estado en una conferencia en Viena; ni una conferencia episcopal. Es el propio

Pontífice en persona quien, sin medias tintas, con luminosa • claridad, afirma

la incompatibilidad, sin ^excusas posibles, entre cristianismo y marxismo. La

toma abierta de posición es muchísimo más significativa «i se tiene en cuenta

que el Jueves próximo Pablo VI recibe en audiencia a Janos Kadar, primer

secretario del partido en Hungría y Jefe del Gobierno. Kadar, líder del

comunismo húngaro desde los días de Budapest, hace veintiún años, es el primer

líder de un país del Este recibido en visita oficial por el Gobierno italiano,

que le ha invitado, y, obviamente, el primero de un país del Este que es

recibido en audiencia por un F.pa. No falta quien ve en ello el último paso de

la "ostpolitik vaticana" hacia la regularización de relaciones con Hungría; pero

ello no obsta para que en el terreno de los principios el Papa haya querido ser

absolutamente claro tres días antes, hablando a unos obispos y cumpliendo su

misión de confirmar en la fe.

EXCESIVA POLITIZACIÓN Ha dicho él Papa además: "Es lamentable que ciertas

personas y grupos, dentro mismo de la Iglesia, tengan la tendencia a juzgar las

cosas desde un punto de vista esencial y prioritariamente político. El hombre, a

la luz del Evangelio, por encima de sofismas falseadores o confortantes, percibe

la nítida incompatibilidad con la fe de tantas ideologías ateas y minimizadoras,

de lo cual nace la necesidad renovada de fortalecer y purificar su fe y de

ayudar al hombre integral a abrirse a la fuerza liberadora de la fe. Aparece así

la incompatibilidad entre una vida cristiana coherente y tantas prácticas

sociales, económicas y politicas que mutilan al nombre y le niegan sus derecho»

fundamentales."

 

< Volver