Autor: Torrado, Santiago S.. 
 La Iglesia en los barrios (I). 
 Moratalaz: "Casa del Pueblo de Dios"     
 
 Diario 16.    06/07/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Miércoles 6-julio 77/DIARIO 16

LA IGLESIA EN LOS BARRIOS (I)

Moratalaz: «Casa del Pueblo de Dios»

Santiago S. Torrado

MADRID, 6 (D16).—La parroquia de Nuestra Señora de la Montaña, de Moratalaz, se

fundó en el verano del año 64. De composición sociológica eminentemente

proletaria (sobre todo trabajadores de la construcción´ de la empresa Urbis), se

hizo cargo de ella desde el principio un equipo de sacerdotes bastante

homogéneo. La demarcación parroquial abarca el polígono E del barrio de

Moratalaz, con una población de 5.000 habitantes. Al tratarse de una parroquia

de nueva creación, la primera tarea consistió en remover los obstáculos de-

"Iglesia tradicional", que la gente traía consigo por sus procedencias

anteriores. Un primer paso de encarnación de los sacerdotes de la parroquia en

el barrio fue la incorporación al trabajo manual, según nos cuenta uno de ellos.

El contexto conciliar y posconciliar que se vivía aquellos años ayudaba a romper

la vieja imagen de Iglesia y facilitaba la benévola acogida del pueblo. Desde

^entonces la parroquia se convirtió en un verdadero centro de acogida de muchas.

causas populares, vecinales, reivindicativas: los defraudados por la operación

"Nueva Esperanza", el inicio de Comisiones Obreras... Se hizo verdad el lema que

figura en la fachada del templo: "Casa del Pueblo de Dios", reconciliando

términos muchas veces históricamente antagónicos.

Una alternativa popular

La parroquia de la Montaña ha adquirido desde entonces una fisonomía netamente

popular. La liturgia e« vive como asamblea, la comunidad cristiana sustituye al

conglomerado sociológico. El estado de excepción que el país sufrió y la

´detención, cárcel y entredicho del párroco —Mariano Gamo, que nos lo relata—

marca una época de cierto cautiverio y éxodo en la vida de la comunidad

parroquial, donde las posiciones se decantaron y purificaron. El pueblo vivió a

la vez la adhesión y el temor a la línea pastoral de la parroquia, que había

adquiri--do una clara posición de vanguardia. Era un verdadero hogar del pueblo

y un espacio de lucha contra la dictadura. Se sucedían las asambleas, los

encierros, las huelgas de hambre. La comunidad 6e ha radicalizado dentro de una

alternativa eclesial de opción por el pueblo, en contacto con el movimiento de

"Cristianos por el Socialismo" y en un proceso irreversible que no acepta el

calificativo de "Iglesia paralela", sino que reivindica con pleno derecho la

ciudadanía eclesial.

"No hay tiempo imposible para la fe"

Una especialísima atención-se dedica al mundo infantil y Juvenil dentro de una

lúcida perspectiva de futuro. "Catcquesis de hoy, Iglesia de mañana" es el

expresivo lema que. preside^el trabajo catecumenal largo, riguroso "y

contrastado con la realidad y la vida del barrio y del país. Se trata de una

actualización del mensaje cristiano, con la correspondiente desacralización del

tema catequético —tan perniciosa— y concebido como una escuela de fidelidad al

pueblo. Incorpora una sencilla e incisiva pedagogía del acontecimiento concreto

y de sus valores cristianos, evangélicos. No quiere ser una catcquesis ni una

comunidad "progre", formalmente renovadora y moderna, sino la formación y

atención consciente de un núcleo de creyentes abiertos a este tiempo y a este

mundo y comprometidos con él, esperanzadamente. Se atiende y cuida también el

nivel "sociorreligioso" —personas que acuden a su, cumplimiento dominical y a

recibir los sacramentos— y se ha creado un "forum dominical", espacio público de

discusión y diálogo desde una iniciativa cristiana, donde inciden todos los

temas

 

< Volver