Autor: Madrid Corcuera, Luis. 
   ¿Han incurrido en penas canónicas?     
 
 El Alcázar.    19/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

¿HAN INCURRIDO EN PENAS CANÓNICAS...

Por Luis Madrid Corcuera Canónigo Magistral de Vitoria

EL Partido .Comunista ha sido legalizado en España. Y a mi sacerdote, fiel tojo

de la Iglesia, se me ha planteado un grave, problema de ´condénela. Quienes han

legalizado el Comunismo ateo son españoles, que aparecen públicamente como

católicos. No entro ni puedo entrar en su conciencia y no debo entrar como

sacerdote en los tortuosos caminos por los que suele discurrir derta política.

Mi tortura no es política. Es religiosa y teológica. Y como tal se la traslado

humilde y angustiosamente a mis Padres en la Fe y guardianes del Depósito

revelado, los obispos. ¿Han incurrido en penas canónicas nuestros gobernantes

católicos al legalizar el Comunismo ateo en una nación católica y en un Estado

confesionalmente católico...? ¿Han incurrido en penas canónicas aquellos

católicos que públicamente han apoyado la legalización del Partido Comunista...?

La pregunta, que me tortura, es muy grave y públicamente la descargo en manos de

los Maestros de la Fe, a quienes suplico en nombre de Dios una respuesta dará y

urgente.

Pió IX calificó al Comunismo de "nefanda doctrina/totalmente contraria al

Derecho natural" y "sistema horrendo y catastrófico". León XIII le Hamo "cáncer

mortal, que está invadiendo las articulaciones más Intimas de la sociedad

humana". Pió XI dijo que era "esencialmente contrario a los principios del

Cristianismo"... "totalmente antirreligioso"... e "intrínsecamente perverso".

Juan XXIII insistió en que su filosofía es "totalmente contraria´ a la

naturaleza humana y a la concepdón cristiana de la vida". Pablo VI, con el

Cóndilo Vaticano u, queriendo establecer hacia el Comunismo el puente, salvador

del dialogo constata los graves obstáculos, que surgen de "la oposidón radical

de ideas y la opresión de los hechos" y recordando el carácter de su ateísmo

positivo reitera las condenas de sus predecesores.

En esta linea de la doctrina y condenas de la Iglesia, que todo fiel católico

está /obligado a aceptar y a seguir, es preciso destacar las prohibiciones y las

penas ..canónicas estableddas por el Santo Oficio, bajo el pontificado de Pío

XII, en 1949. Prohibiciones y penas, que signen en vigor, sin que obste el

esfuerzo de la Iglesia, Madre universal, por dialogar con todos los hombres y

salvarlos. En el estilo clásico de preguntas y respuestas del Decreto del Santo

Oficio dice que no es lidio a los católicos afiliarse a Partidos Comunistas o

prestarte» apoyo; que no es licito editar, propagar o leer las pnblicadones que

defienden la doctrina o la praxis del Comunismo o escribir en cuas´. Y añade,

con el peso de la autoridad de la Iglesia, que los fieles católicos, que

realicen tales actos libre y conscientemente, no pueden ser admitidos a los

Santos Sacramentos y aqnéDos, que profesen la doctrina materialista y

anticristiana del Comunismo y sobre todo los que la difunden o se hacen sus

propagandistas incurren, como apóstatas de la Fe Católica, en excomunión.

El Decreto contiene, nos guste o no, una condena moral y jurídica con privación

de Sacramentos e indnso con excomunión "ipso facto", reservada de modo especial

a la Santa Sede. De acuerdo con el deben ser privados de los Sacramentos los

católicos que "se adhieran a Partidos Comunistas o presten su apoyo a los

mismos". Y ello, razona el Decreto porque "el Comunismo es materialista y

anticristiano" y porque "los dirigentes del Comunismo, aunque de palabra

declaran a veces, que no quieren combatir a la religión, de hecho, con la teoría

y con la acción, se muestran enemigos de Dios, de la verdadera religión y de la

Iglesia de Cristo".

Ahora bien ¿no es .acaso "prestar ayuda al Partido Comunista? el abrirte las

puertas de la legalización..? ¿No es "prestarte ayuda" el pedir, declarar y

exigir públicamente, como han hecho algunos católicos, esa legalizadón? Si todo

ello no es ayudar al Partido´ Comunista ¿que significa "prestar apoyo a los

Partidos Comunistas"? .¿Puede de hecho prestarse al Partido Comunista Español

apoyo mayor que otorgarte carta de naturaleza en la sociedad española..?.

En consecuencia, excelentísimos señores obispos, ¿puedo yo sacerdote católico

admitir a los Sacramentos a los católicos —gobernantes o no— que han preparado,

mantenido, ayudado y nevado a cabo la operadón de legalizar a los "enemigos de

Dios, de la verdadera religión y de la Iglesia de Cristo...?

El problema es de una rabiosa actualidad y no se le puede eludir. Yo no lo puedo

eludir. Y como yo miles de sacerdotes españoles.- Creemos en la Iglesia y

tenemos que cumplir sus deddones y mandatos. Creemos que por encima de las

ideologías democrático liberales están los prindpios de orden natural y de la

Ley de Dios. Creemos que por encuna de los hombres está Dios y que hay que

obedecer a Dios, aunque los hombres se irriten. Aquí no caben oportunismos

políticos, ni razones de estrategia, falaces claudicaciones o pactos ocultos con

ocultas fuerzas. Aquí sólo cabe Dios, la Fe, la Iglesia y España. En Dios, en la

Fe, en la Iglesia y en España radican nuestras razones. Y por Dios, por la

Iglesia y por España que me vería obligado a negar los Sacramentos a esos

"católicos" —gobernantes o no— que han "prestado su ayuda" al Partido Comunista

de España.

 

< Volver