El Cardenal Tarancón abrió la Asamblea Episcopal. 
 "La Iglesia debe buscar nuevas formas para no llegar tarde"  :   
 Por primera vez en la Historia de España, la Iglesia no ha estado en el centro de la lucha electoral. 
 Informaciones.    20/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

EL CARDENAL TARANCON ABRIÓ LA ASAMBLEA EPISCOPAL

"LA IGLESIA DEBE BUSCAR NUEVAS FORMAS PARA NO LLEGAR TARDE" POR PRIMERA VEZ EN

LA HISTORIA DE ESPAÑA, LA IGLESIA NO HA. ESTADO EN EL CENTRO DE LA LUCHA

ELECTORAL

MADRID, 21 (INFORMACIONES).

NOS encontramos en el umbral de un nuevo "mundo cultural, social y

•politicamente, y la. Iglesia ha de buscar nuevas formas de encarnación. Y esto

es, a mi juicio, urgente, mas bien inaplazable para no llegar tarde», ´dijo ayer

el presidente de la Conferencia Episcopal, cardenal Enrique y Tarancón, en el

discurso que pronunció con motivo de la apertura,-dé la vigésima sexta asamblea

plenaria de los obispos españoles

El presidente de la Conferencia Episcopal expuso, en la primera parte de su

discurso, el momento de la Iglesia española, .señalando cue, en las pasadas

elecciones, se había preocupado más como ciudadano que como hombre de Iglesia,

ya que ésta no debía sentirse influida —ni podía aparecer influida— en el

resultado electoral.

La Iglesia como tal —añadió— ,no quiso entrar en la lucha electoral. Además ha

tenido un marcado interés en que no se la considerara como beligerante en un

problema que, aun siendo crucrial" para nuestra Patria y que afectaba a valores

trascendentales; debía ser debatido en el terreno d« las Opciones personales.

AYo. estaba seguro además -r-dijo— de que la Iglesia habla de aalir purificada,

ennoblecida y hasta potenciada de este proceso."

Monseñor Tarancón indicó que quizá por primera vez en toda • la historia de

España no ha estado la Iglesia en el centro de la lucha electoral ni se ha

manifestado con motivo de la propaganda aquel anticlericalismo- feroz que surgía

slempr» en las luchas políticas. Después de señalar que esta actitud podría

deberse « que han cambiado las tácticas, manifestó cue existían lai mismas

razones y aún mayores cue en qtras ocasiones, y subrayó: "Estoy convencido de

que . este hecho nos da una mayor independencia y más autoridad para nuestra

actuación en el futuro, en el que habremos de seguir recordando detechos y

deberes a unos y a Otros, actuando cómo* conciencia crítica- de las mis(mas

"opciones políticas y proyectando la luz de la fe sobre toda la vida de los

hombres."

En este .sentido, el cardenal Tarancón señaló que, desde hace afioa, la postura

de la Conferencia

Episcopal «e.ha basado en los principios siguientes: la independencia de lo

político; «1 reconocimiento del valor de lo temporal ,por si mismo, y de sus

peculiares reglas -di Juego, que nosotros habíamos >de respetar; la renuncia al

Poder, económico y político, para que apareciere claramente, la faz evangélica

de la Iglesia; el compromiso por la justicia, qw importaba el ser conciencia

critica, de. las justicias sóplales y el tomar decididamente la causa de los

pobres, asi como el reconocimiento de .la libertad religiosa en el ordenamiento

«I-*il, renunciando a lo* privilegios.

En la segunda parte d« ni discurso, monseñor Tarancon se refirió a las tareas

que se- abren para la Iglesia española cara al^futuro, dentro de una sociedad

democrática, secularizada, religiosamente pluralista, en la que el magisterio de

la Iglesia no siernpre.es aceptado cordialmente por muchos. V señaló como primer

objetivo «1 "reconstruir el significado del ser cristiano", "porque :—dijo— con

buena voluntad sin duda, pero con no suficiente seriedad, algunos cristianos

quieren hacer-compatible la fe con todas las ideologías, con todas las posturas,

con todas las concepciones de la vida". • Urge ´—afiadíó— reconstruir la unidad

eclesial en todos los estratos de la Iglesia, pero principalmente entre los

sacerdotes y los religiosos. Esa unidad exige, según el cardenal Tarancón, la

unidad en ia fe, según las enseñanzas del magisterio auténtico; el

reconocimiento explícito de la dimensión institucional de la Iglesia, y el

fortalecimiento de la autoridad, . de acuerdo con los conceptos vertidos sobre

el tema por él Concilio Vaticano II

Para el cardenal Tarancóa e», preciso pensar en la promoción y fortalecimiento

de las asociaciones de seglares, "como un instrumento indispensable para la

presencia efectiva de la Iglesia en esa sociedad futura", asi como organizar la

presencia d« la Iglesia en las distintas actividades y estructuras sociales..

Finalmente se .refirió a la necesidad de formar criterios uniformes respecto a

la confensionalidad del Estado, a la enseñanza, matrimonio-y fámula y a la

economía de la Iglesia.

El cardenal Tarancón se mostró optimista cara al futuro, y subrayó que el pueblo

"Tía dado una gran prueba de- maduración y podrá establecerse conéctamenté el

diálogo democrático, consiguiendo que España sea para .todos´ y superándose loa

enfrentamlentos • que tantas veces nos han dividido a los españoles"

PALABRAS DEL NUNCIO

A continuación pronunció . un discurso el nuncio de Su Santidad, en España,

monseñor Dadaglio, cjulen dijo que "una época como la que comienza constituye

cuando menos un reto a la creatividad de la Iglesia para que defina nítidamente

su Idenr tidad en una España pluralista".

pespués de señalar que la Santa Sede seguía- con profundo respeto los pasos, que

el pueblo español, va dando hacia 1* convivencia -pacífica y en libertad, Indicó

que el Vaticano se mantendrá siempre dispuesto al diálogo fecundo con

las autoridaes españolas. "Fieles al Concilio Vaticano II —añadió—, a las

directrices del Santo Padre y a las sugerencias de la Conferencia Episcopal,

deseamos que, en pieno reconocimiento de la autonomía del Estado y de la

libertad religiosa de los ciudadanos, se • asegure a la Iglesia el cumplimiento

de su misión y se tenga en cuenta el peso de la fe católica" en. vuestro ser

histórico y en vuestra comunidad nacional:

Señaló a continuación las tareas que le quedaban por delante a la Iglesia

católica 65 España, después del reconocimiento de la autonomía en el

nombramiento -de los. pastores, y enumeró las siguientes: la revisión de las

circunscripciones eclesiásticas, cuando lo exijan los intereses pastorales: la´

mejor comunicación de bienes entre las diócesis; la actualización de la

formación de los-aspirantes al sacerdocio y a la vida religiosa, la potenciación

de las Universidades eclesiásticas; la puesta al día de la´ pastoral Juvenil y

obrera, y la reactivación de la vida de, fe, en primer lugar de los ministros

del Señor, "si queremos edificar el pueblo de Dios".

INFORMACIONES

 

< Volver