Autor: Castro Zafra, Antonio. 
   Clarificar ideas     
 
 Arriba.    21/06/1977.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

CLARIFICAR IDEAS

¿Qué sucede cuando el obispo «con mondo en plazas es separado de las luces

sagradas —protocolo y énfasis— e Incluso de esa «teología de corte» que le rodea

a sol y sombra en su diócesis? Sin ceremonias ni sotanas llamativas, lejos de

los problemas que le hacen envejecer más aprisa de lo corriente —porque ser

obispo hace tiempo que de¡ó de ser una canonjía—, parecen los hombres más

dichosos del mundo. ¡Por fin tienen una semana diferente, en la que no serán

protagonistas! Así aparecen ton sonrientes en ta casa de ejercicios de El Pinar

de Chamartín.

La plenaria de! Episcopado, durante su primera ¡ornada, ha escuchado al

presidente, cardenal Tarancón, referirse al tema que atraía todas las miradas:

(as elecciones generales que acaba de celebrar el país. El arzobispo de Madrid —

como ya es habitual de un tiempo a esta parte— ha vuelto a poner el dedo en la

llaga, a propósito de la Iglesia y la política; la Iglesia, dijo, ha pasado la

prueba de estas elecciones sin sentirse influida ni desempeñar un papel

beligerante.

Este era el objetivo y lo ha conseguido. Pero queda un segunda parte, que es la

moa importante si se tiene en cuenta que los obispos no vienen a recibir

diplomas, sino a planear el futuro. Y el futuro se llama clarificación de Ideas.

Uno de las principales tareas de nuestros obispos va a ser, en opinión del

cardenal Tarancón, salir al encuentro de tantos cristianos que «quieren hacer

compatible la fe con todas las ideologías y con todas las posturas».

El programa que presenta el presidente de la Conferencia Episcopal Española es

concreto y ambicioso. Sólo querríamos ver subrayado con más fuerza un punto:

promocionar la, presencia de los seglares en organismos eclesiásticos. Que la

Iglesia vaya dejando de ser un patrimonio clerical: los seglares tienen oigo que

decir.

Lo ponencia de monseñor Estepa ha ocupado la tarde, y Jos obispos tienen mucho

que reflexionar ahí sobre uno de los temas más polémicos y actuales de nuestra

sociedad: la enseñanza religiosa. El flamante secretario del Sínodo de los

Obispos de Roma —monseñor Estepa acaba de, recibir este nombramiento— tiene

también no pocos probabilidades de ser elegido secretario de la Conferencia

Episcopal, para sustituir a monseñor Vanes, que se marcha a Zaragoza como

arzobispo. Otra candidatura para el secretariado apunta hacia monseñor Echarren,

auxiliar de Madrid. Pero esto no se decidirá hasta el jueves.

A. CASTRO

12 Arriba

 

< Volver