Autor: Roldán, Gregorio. 
 Jaén: Clero y Administración en desacuerdo. 
 Encarcelado el cura que dinamitó una ermita     
 
 Diario 16.    04/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Jaén: Clero y Administración en desacuerdo

Encarcelado el cura que dinamitó una ermita

Gregorio Rol

MADRID, 4 (D16.—Un cura, Manuel Medina Caballero, párroco de la iglesia del

Pillar., en Ubeda, que ordenó dinamitar parle de la ermita Madre de Dios, hecho

por el que fue posteriormente encarcelado, ha desatado con su actitud una de

.las más vivas polémicas que mantienen enfrentados al clero y a diversos

organismos de la Administración jienense.

La voladura de la ermita Madre de Dios, monumento que data del siglo XV, y que

se encontraba en estado parcialmente ruinoso, fue llevado a cabo "con el fin de

rescatar la parle noble, para trasladarla a la parroquia del Pilar", según

palabras textuales del sacerdote responsable de tal acto.

Detenido

Manuel Medina fue detenido, después de que algunos muros de la ermita

fueran demolidos y tras haber recibido la orden oficial de suspender la

operación. Pese a tal orden, el párroco der Pilar declara, en un escrito enviado

a los medios locales de comunicación, que "la demolición se llevó a cabo con el

visto bueno verbal del -alcalde, .Manuel Fernández, y del delegado local de

Bellas Artes, Rafael Vanó Silvestre".

Tras setenta y dos horas de detención, Manuel Medina ha sido puesto en libertad

provisional bajo fianza de 25.000 pesetas, cantidad entregada por un "feligrés

anónimo".

Bellas Artes, en contra

"Yo no sé si este sacerdote quería hacer una obra buena´ o no. Lo que sí me

parece claro es que debió de hacerlo dentro de la legalidad", declaró el

consejero provincial de Bellas Artes, Juan González Navarrete. "Primero —

continuó Juan González— tendría que haber hecho .un proyecto de su idea, con

fotografías y unas memorias, entregándolas poste nórmente a la Delegación.

Nosotros lo habríamos enviado a Madrid, -en donde, normalmente, se hubiera

desaprobado este proyecto." "Creo que este señor es una excelente persona, pero

carece de la formación suficiente para opinar cómo tiene que desmontarse un

monumento. Para eso hay unos técnicos. La Administración no habla, escribe."

"Naturalmente —concluyó—, tanto el consejero local de Ubeda como el Juzgado van

a exigir las responsabilidades pertinentes."

El clero, a favor

"Obré con el beneplácito y bendición de mi inmediato superior, él obispo",

explicó el párroco del Pilar.

Además de esta • aclaración personal,- el Consejo Diocesano del Presbiterio de

Jaén difundió un comunicado en el que, entre otras cosas, se decía: Apoyamos los

objetivos que se pretendían con la voladura de la ermita, que no eran otros,

sino rescatar- y conservar la parte noble de las ruinas que quedaban."

El escrito del Consejo Diocesano continúa en los siguientes términos: A pesar de

los defectos de forma en que se hubiera podido incurrir para la, tramitación del

derribo de parte de la ermita, confiamos en la buena fe de] párroco, al tiempo

que lamentamos el tratamiento desorbitado de los hechos y condenamos

enérgicamente el desusado rigor empleado con Manuel Medina . Caballero, a quien

se le encarceló como si se tratara de un peligroso delincuente."

 

< Volver