El auditor de La Rota, en España. 
 Campaña de evangelización contra el divorcio     
 
 Diario 16.    27/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

El auditor de La Rota, en España

Campaña de evangelización contra el divorcio

MADRID, 87 (D16). — LA Iglesia, no debe tomar parte en un referéndum para una

ley sobre el divorcio, ya que la verdad de una doctrina no dependerá nunca del

número de voto?, afirma el auditor del tribunal de La Bota en España, Feliciano

Gil de Jas Heras, en un articula publicado en el último número de la resista

"Ecclesía"".

Pide, no obstante, la urgente puesta en marcha de una campaña de evángelización

para la preparación doctrinal de los católicos ante la posible legalización del

divorcio en España.

El auditor recuerda que la Congregación para la Doctrina de la Pe advirtió, en

circular de 1973, aprobada por el Papa, sobre "la difusión de opiniones nuevas

que niegan o ponen en duda la doctrina acerca de la indisolubilidad del

matrimonio, constantemente propuesta por la Iglesia". A la vez. insistía sobre

Ja necesidad de "permanecer fieles a la doctrina de la Iglesia sobre este

punto".

:

Sobre la actitud de la Iglesia ante la ley del divorcio en España, afirma que

"allí donde los gobernantes son católicos, si se trata de promulgar la ley del

diyorcio, la Iglesia deberá proclamar la doctrina verdadera, la que ella enseña,

la que ha sido revelada por Dios y finalmente interpretada por el magisterio

Urgirá esta doctrina con medios evangélicos, sin coacciones extrañas,-pero a la

vez sin claudicaciones.

Urgirá la obligación que tienen los católicos de obrar según su conciencia,

formada a la luz del evangelio y del magisterio".

Sobre la actitud de los gobernantes católicos, admite el caso en que el

gobernante católico, consideradas todas las circunstancias, estado general de

las costumbres, desenvolvimiento cultural de ios individuos, etc., se viese en

cierto modo "obligado a tolerar esos males que no se puede impedir". No

obstante, siempre debería luchar por defender la verdadera naturaleza del

matrimonio, según su conciencia, en su vida privada, en su vida profesional y en

el cargo que ocupe en la sociedad.

Tras afirmar que la Iglesia nunca debe tomar parte en un posible referéndum para

una ley sobre el divorcio* señala que es necesario que los católicos estén

preparados doctrinalmente para que, si llegase el caso, sepan a qué atenerse y

en uno y otro caso respondan según su conciencia. "La batalla que debe librar la

Iglesia es la de evangelizar y urgir a sus la encarnación de ese evangelio en

sua vidas en el campo espiritual y en el temporal."

El auditor de La Rota termina afirmando que la campaña de evangelización debe

empezar ya. "Ahora, antes de que la batalla se convierta en política de bandos,

que tanto puede perjudicar a la misma Iglesia. Semanas, cursillos, prensa y

medios de comunicación social deben ponerse a disposición en esa campaña de

evangelización. Pero sobre todo la predicación -durante un espacio de tiempo^

explicando la raturaleza del matrimonio y las leyes a que Dios le ha sometido.^

 

< Volver