Autor: Monge, Celestino. 
   Son los fieles quienes deben sostener económicamente a la Iglesia  :   
 La selección de la política hace que las autoridades se sientan cada vez más desligadas de la atención material al clero. 
 ABC.    14/08/1977.  Página: 19. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

ABC. DOMINGO, 14 DE AGOSTO DE 1977.

la Iglesia en el mundo de hoy

SON LOS FIELES QUIENES DEBEN SOSTENER ECONÓMICAMENTE A LA IGLESIA

La selección de la política hace que las autoridades se sientan cada vez más

desligadas de la atención material al clero

Soria. (De nuestro corresponsal.) Como orientación a sus diocesanos sobre

aportación económica al Fondo Común Diocesano, cuya jornada se celebrará en la

diócesis de Osma-Soria él 21 de agosto, su obispo, monseñor cardenal Fernández,

ha publicado unas directrices sobre el tema, indicando que «el motivo principal

de la Jornada no es realmente la cuantía de los recursos que la colecta pueda

proporcionar, sino más bien que los fieles se vayan concienciando de esta

obligación de la comunicación cristiana de bienes para atender a las necesidades

de la Iglesia».

Refiriéndose al nuevo ordenamiento económico de la misma dice «que no es ningún

deber que nosotros nos Inventemos ahora, ni mucho menos un "snobismo" de moda.

La Iglesia ha vivido desde el principio esta comunicación de bienes y ha tenido

siempre entre sus mandamientos uno que, en unas formas concretas u otras,

recordaba a sus hijos esta obligación».

Ahondando en el hecho,que motiva el escrito dice que, por una parte, existe en

un amplio sector del clero un Interrogante y hasta una cierta tensión acerca de

su futura situación económica, en la que no se siente debidamente atendido; por

otra, es un hecho maniñesto la creciente secularización de la sociedad y de las

Instituciones civiles y estatales que, probablemente, con el tiempo se irán

considerando cada vez más desligadas de esta atención material al estamento

eclesiástico».

Por ello, añade, se hace verdaderamente preciso que los fieles de la Iglesia se

vayan mentalizando de una forma, lenta si se quiere, pero Insoslayable, en orden

a sentir como propia la obligación de sostener económicamente a esa Iglesia,

Luego de una clara exposición de orientaciones de la Iglesia, afirma que lo

Importante no es el hecho inmediato, ni mucho menos el resultado contante. La

tarea primordial es la de responsabilizar a nuestros fieles, «aunque nos cueste

paciencia», en este deber que les concierne.

Termina diciendo que, «dadas las circunstancias por las que atravesamos y las

que nos pueden esperar, esta labor catequizadora es sin duda una parte de la

evangelización que hoy debemos Impartir en orden a una profundización en la

conciencia eclesial y en e] sentido de comunidad con las consiguientes

obligaciones relativas a las necesidades materiales de la Iglesia».—Celestino

MONGE.

 

< Volver