El documento episcopal, mañana. 
 Invitará al pueblo a que se pronuncie sobre la constitución     
 
 Pueblo.    25/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 22. 

El documento episcopal, mañana

INVITARA AL PUEBLO A QUE SE PRONUNCIE SOBRE LA CONSTITUCIÓN

La Conferencia Episcopal Española ha aprobado por «mayoría absoluta» «que había

que hablar sobre la Constitución y que lo tenía que hacer la Conferencia en este

Pleno», según ha manifestado el servicio de información de la asamblea. También

por mayoría absoluta acordaron los obispos tomar como base del documento un

borrador presentado por la Comisión Permanente. En una tercera votación, los

obispos eligieron por mayoría relativa la comisión encargada de redactar el

documentó incorporando las opiniones de los obispos. La comisión está integrada

—según informa Cifra— por los obispos monseñores Cirarda, Montero, González

Moralejo, Díaz Merchán y Setién. Ha comenzado ya su trabajo y tiene previsto

presentar hoy un primer borrador del documento, que sería sometido a votación.

Según las sugerencias hechas por los obispos durante el debate correspondiente,

el documento deberá tener las siguientes características:

• Conservar su carácter doctrinal desde los principios, sin descender a

pormenores que pudieran parecer opciones políticas.

Aparecer claramente su carácter episcopal y- estar dirigido a los católicos.

• Limitarse a unas cuestiones básicas entre las cuales destaca el derecho a la

libertad religiosa.

• Ser una nota doctrinal que no pueda interpretarse ni como defensa de unos

privilegios ni como intromisión episcopal en cuestiones propias de la prudencia

y opción política.

• Adoptar una actitud de neta cosmovisión cristiana, dejando a los.

políticos católicos la armonización de esos principios con. otras

ideologías.

• Partir de la conciencia colectiva del pueblo —pues la Constitución, debe

ser un fiel reflejo de la misma— y, desde la realidad sociológica de la mayoría

de los españoles católicos, pedir el reconocimiento de la Iglesia y sus

derechos sociológicos.

• Defender los principios éticos que debe tener todo Estado, e invitar al

pueblo a que sé pronuncie sobre la Constitución a través de los medios a su

alcance.

• Decir algo que_ ayude a mantener los valores morales en la actual

coyuntura permisiva, y hablar de las cuestiones éticas socieconómicas.

• Pedir que la realidad histórica de la > Iglesia esté afirmada al

principio con aplicaciones en el articulado .posterior. (Por ejemplo, uso de

los medios de comunicación, enseñanza, etcétera.)

• Reducir nuestra intervención a lo religioso y ético: el hecho histórico y

sociológico de la Iglesia católica con su dimensión evangelizadora, defensora de

los derechos humanos y criticoprofética.

El texto base había sido preparado por la Comisión Permanente los días previos a

la asamblea. Aunque se tenían noticias de la existencia de un borrador de la

Constitución, la Permanente prefirió prescindir del mismo.

Al revelar los medios de comunicación el texto de los 39 primeros artículos se

replanteaba la oportunidad y el modo del documento episcopal.

En el debate intervinieron los obispos monseñores Echarren, Rouco, Uriarte,

Capmany, Martí Alanis, Iniesta, Delicado, Infantes, Palenzúela, Setién, Oses.

Montero, Fernández, Cirarda, Del Val, Iribarren y Tarancón.

Los argumentos expuestos a favor, de una declaración de los obispos sobre la

Constitución fueron los siguientes:

*• El momento nacional es trascendente y nos exige una palabra clarificadora.

* La opinión pública está pidiendo una toma de postura de los

obispos. Lo contrario causaría .decepción.

•*• Están en juego cuestiones fundamentales para el futuro de la Iglesia y de la

patria.

•*• El silencio seria mal interpretado e igualmente significativo.

* Todos los episcopados se han pronunciado en momentos

preconstitucionales.

Hubo algunas opiniones contrarias a la declaración. Estas razones no fueron

suficientes y los obispos optaron por hacer la declaración, que, según todos loa

indicios, será dada a conocer mañana, • sábado.

 

< Volver