Autor: Narvión, Pilar (CASANDRA). 
   Con la Iglesia hemos topado     
 
 Pueblo.    03/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

CON LA IGLESIA HEMOSTOPADO

EL cardenal Tarancón ha dicho que «la Iglesia quiere ser independiente en la

lucha política, pero no puede ser neutral en la defensa de los valores éticos».

A todos nos ha hecho mucha gracia la réplica andaluza de pura cepa de Felipe

González cuando ha advertido que el PSOE «no quiere participar en el Sínodo de

los obispos», lo que ocurre es que este país nuestro es más complicado que una

copla andaluza, que ya es decir, con todo el pensamiento de Séneca que son

capaces de colocar los andaluces en lo que sólo parece la letra de una «soleá».

Sin ir más lejos que un palmo más allá de mi pueblo (no voy a echar toda la

crónica a andaluces), nos topamos con Calanda, patria de Luis Buñuel, qué posa

por esos mundos internacionales de Dios, y viene a cuento lo de mundos de Dios,

de blasfematorio e impío entre las gentes poco dadas a los.análisis profundos,

mientras que, junto con Bergman, están considerados como los máximos exponentes

del cine religioso. Son los dos genios del séptimo arte que, de verdad, se han

enfrentado con el abismo infinito de la incógnita de Dios, y es que los

españoles, irremediablemente, nacemos con Dios puesto, de modo que lo de la

broma del Sínodo de los obispos, Felipe, que ha leído a Cervantes, sabe que de

verdad > sé trata de «con la Iglesia hemos topado». No sólo la Iglesia del

cardenal Tarancón, la que llevamos puesta, aunque no, vayamos a misa y no

sepamos rezar el padrenuestro, que creo es una asombrosa declaración de falta de

memoria que ha hecho en alguna parte Alfonso Guerra (sabrá cantar la «Salve» y

el «Bendita sea tu pureza», no se preocupen).

A Cuando la Iglesia, que no quiere saber nada de política, según propia

declaración, se lancé a la defensa de los valores éticos, saltarán al ruedo

todos los políticos defensores de los valores éticos de la Iglesia sin excepción

y allá será el llevarnos las sorpresas y .el pasar la cuenta y hacer los

números, a modo de indicativo, de los hijos de los padres que hoy se sientan en

los escaños de las Cortes educados en colegios oficialmente católicos (no hablo

de estatales), precisamente en razón de los valores éticos que se supone que se

inculcan a sus hijos en esos colegios. Sólo miembros del OPUS, dicen las

crónicas que se sientan sesenta en los escaños de derechas e izquierdas y que

don Santiago busca uno para el PC con esto del eurocomunismo.

A La Iglesia lleva tantos años practicándola, que nos gana en sabiduría a.

todos, es un entrenamiento en el que no hay modo de competirle y al «con la

«Iglesia hemos topado» viene el. cardenal y dice «con la ética nos

encontraremos» y en éste país todavía no hay moral práctica que haya superado en

imagen a la moral cristiana. Hasta cuando se hace alusión, positivamente, a la

moral de algunos miembros de las doctrinas ácratas se dice, en nuestro país, que

«son como los primeros cristianos».

A Y va Peces Barba y dice que él está «preocupado • como católico», y una amiga

mía me cuenta que cuando a la hija de Tamames la operaban, su papá estaba en la

capilla del sanatorio con su abuela, y es que cuando se ha, nacido olivo no se

dan cebollinos en la cosecha.

A El gran problema de la Iglesia, ante este momentó constitucional español,

está, a mi entender, en todo lo católicos que somos los españoles, los que

practican como los que no practican, y en lo mal que íbamos a aceptar que la

Iglesia no estuviese en estos momentos a la altura de los.católicos a lo Peces

Barba, que van a ser los más exigentes con ella. Es muy oportuno que el cardenal

Tarancón haya puesto el índice en los valores éticos, la política necesaria para

la defensa de esos valores éticos ya la hará quien la tenga que hacer, ¿de dónde

le viene, de lo contrario, la fuerza a los Osorio o los Fernández-Miranda? Lo

ideal sería que esa ética sea a tal punto totalmente indiscutible e intemporal

(temporal en el sentido de los bienes temporales) que, además de Osorio, la

defendiesen otros políticos católicos como Peces Barba, en este momento

histórico la Iglesia debe de estar más allá de la democracia cristiana, y los

políticos que" no son demócratas cristianos tienen el deber de estar lo

suficientemente cerca de la Iglesia para que no sea una «secuestrada» de la

democracia cristiana en el país de Luis Buñuel.

Pilar NARVION

 

< Volver