Cumbre de religiones en Arriba. 
 Por vez primera, se sientan juntos a dialogar judíos, católicos, musulmanes, protestantes y budistas españoles     
 
 Arriba.    06/12/1977.  Página: 19-26. Páginas: 8. Párrafos: 56. 

Marte» 6 diciembre 1977

CUMBRE DE RELIGIONES EN ARRIBA

POR VEZ PRIMERA, SE SIENTAN JUNTOS A DIALOGAR JUDÍOS, CATÓLICOS, MUSULMANES,

PROTESTANTES Y BUDISTAS ESPAÑOLES

(Musulmán)

«La Constitución debe garantizar la practica de los derechos de cualquer

comunidad religiosa>

P. CORRAL

(Sacerdote jesuita)

>El peligro de incidencia en lo político es inevitable es toda faena social>

Esta cumbre de las religiones es el primer intento comunitario no sólo de

aproximación simultánea entre las diversas confesiones que representan el arco

de las principales creencias religiosas de los españoles, sino de

formulación de un pensamiento concreto, sobre un tema también concretó, en este

caso, el tratamiento del hecho religioso en la futura Constitución de nuestro

país. Hasta ahora habían prevalecido los contactos unilaterales: católicos-

protestantes, ludios católicos, católicos no cristianos. Sentar en una misma

mesa a judíos, protestantes, musulmanes, católicos y budistas en España, no

había sido posible. Descubrimos ahora —después de esta mesa redonda—que ha sido

un grave error semejante falta de comunicación. Así lo reconocieron al final los

propios interesados. El tema central de esta mesa redonda era el borrador de la

Constitución Española: ¿qué juicio merecía a las diversas religiones afincadas

en España el tratamiento que recibía en el borrador de la Constitución el hecho

religioso? Al plantear esta pregunta Iniciamos el tumo de las intervenciones.

Ero inevitable examinar una toma de postura que ya se hat£a producido desde la

óptica religiosa española ante la Constitución: el documento de la Conferencia

Episcopal Española. Por último, el diálogo buscó fórmulas de cooperación, que

dieran

una continuidad a la iniciativa de nuestro diario.

Desde una óptica religiosa ¿qué juicio le merece el borrador de la Constitución

española?

SEÑOR TOLEDANO. Comunidad Judía de España.

Me parece muy valiosa la ¡dea del diario ARRIBA de realizar esta mesa redonda,

ya que en estos momentos críticos por los que atraviesa el país es conveniente

que los creyentes se reúnan y discutan fraternalmente los temas de interés

común.

Una Constitución es el documento que ha de plantear los principios esenciales de

la vida nacional mediante el conjunto de las layes o disposiciones que la

desarrollen y regulen. Para la Comunidad Judía de España, sometida durante

tantos años a toda dase de persecuciones, hay dos factores absolutamente

fundamentales que debe reflejar lo Constitución: la libertad y la absoluta

igualdad de los ciudadanos ante la ley. Estamos de acuerdo con los principios

que se enuncian en el texto del borrador de la Constitución, concretamente con

el artículo 15. que proclama la igualdad de los ciudadanos ante la ley. y con el

17. en el que se garantiza la libertad religiosa. Igualmente estamos de acuerdo

can la no confesionalidad del Estado, tema que planteará polémica. Pero nos

preocupa, sobre todo, el espíritu con que se van a tratar todos los demás textos

legislativos; nos preocupa el espíritu con el que se aplicarán todas las

disposiciones posteriores que la desarrollen, y un primer indicio que considero

grave en estos momentos, en los que se pretende renovar unas estructuras, es que

se vulnera el principio de la igualdad de los ciudadanos ante la ley: la

Seguridad Social de los ministros del culto, en el que se hace una vaga

declaración de principios en el sentido de que se aplicará a todos el cuerpo de

la disposición cuando en realidad sólo se refiere a tos sacerdotes diocesanos

católicos, excluyendo a todos los ministros de culto de las demás religiones.

SEÑOR CORRAL Sacerdote jesuita. Profesor agregado numerario le la Facultad de

Ciencias Políticas y Sociología y vicedecano de la Universidad Pontificia de

Comillas.

Refiriéndome al tema religioso de la Constitución, hay una serie de artículos en

los que se debe Insistir si se mira a| Derecho internacional y al Derecho

comparado. Concretamente, los artículos 3, 17 y los referentes a la familia,

educación y matrimonio. Se habla de libertad religiosa y Estado no confesional

de manera mezclada: se debería reservar el artículo 3 a la libertad religiosa,

tanto Individual como pública, y el artículo 17 a la expresión del ámbito

comunitario de la libertad religiosa. Precisamente, tos Estados ñamados

separactonistas son tos que más to detallan. Aún más, si tenemos en cuenta que

España hoy se encuentra condicionada a una serie de conveniencias

Internacionales que vamos ratificando: Convención Europea de Derechos Humanos y

entrada en el Consejo de Europa.

Con todo, existen tres modelos con los que yo me quedaría, que son: e| alemán,

el holandés y el belga, y quizá también el italiano, aunque éste no sea un

Estado separactonista. El sistema alemán es con mucho el más amplio, porque

recoge todos las prescripciones claves, referente ya al ámbito social, de

abortad religiosa de ta República de Welmar garantiza de verdad el ámbito

comunitario, societario y la autonomía de la Iglesia. sin Injerencias del

Estado. Aunque quizá el más completo sea el texto italiano.

CARLOS ALFONSO. Sociedad Cultural Haspano-hindú.

Voy a hablar como divulgador de las doctrinas hindú y budista, pero también como

abogado en ejercicio, preocupado por los problemas de las clases modestas del

país. España está situada en el orbe de una religión, que es el catolicismo. Es

y ha sido uno de tos países más católicos del mundo, tanto en sentido favorable

como desfavorable. Luego, no se puede disociar el hecho de que estamos en un

país donde ta Iglesia ha tenido mucha importancia, y hay que hacer que la nueva

Constitución española recoja lo más avanzado de la evolución de la Iglesia

Católica. Esta se ha producido en dos direcciones: abriéndose a un ecumenismo

que admite la libertad de conciencia y !a libertad t e culto, y hacia una mayor

exigencia de justicia social (diálogo entre cristianos y marxistes, por

ejemplo). Por tanto, la nueva Constitución, si quiere recoger lo más valioso,

tiene que abrirse a la libertad total de creencias, de convicciones e incluso de

la organización de ta vida íntima y personal. Creo que esto está reflejado

suficientemente en el texto de la Constitución salvo, naturalmente, tos

perfeccionamientos técnicos.

Pero, por otra parte, en España estamos sufriendo una abusiva economía

capitalista de mercado. Se ha suprimido de la Constitución el término «social»;

este matiz se ha eliminado, con lo cual la Constitución se excede en definir un

modelo de economía que serán las fuerzas sociales tos que deban de determinarla.

El hinduísmo posee seis doctrinas fundamentales, en las que todos tos

practicantes se consideran con tos mismos derechos morales y doctrínales, pero

en los que también se estima que el hombre es un ser limitado y que nadie puede

administrar la verdad absoluta v mucho menos contra su prójimo. El budismo, por

otra parte, es una religión revolucionaría, reformista, que niega las castas y

las divisiones sociales y abre a todas las personas el camino de su

autorrealización humana.

TOMAS BARRIO. Con sel o Ejecutivo de la Asociación Isla, mo-crístíana.

Como musulmán considero que el Estado debe estar en todo momento totalmente

desligado de cualquier ideología religiosa; debe ser arreligioso por sistema,

para que no establezca privilegios a favor de unas religiones y en detrimento de

otras. Mi opinión es que la Constitución debe garantizar 1a práctica de tos

derechos religiosos de cualquier comunidad, sea la que sea, sin inmiscuirse para

nada en ta religión. Igualmente, ta religión no debe inmiscuirse en ta función

del Estado. Como ciudadanos españoles, cada cual tenemos derecho al acceso a la

política y a la religión, pero ta religión es nuestra y to estatal pertenece a

todo el país.

SEÑOR MONROY. Presidente de la Iglesia de Cristo.

Quiero agradecer la oportunidad que me brinda ARRIBA de participar en esta mesa

redonda, ya que nunca me han dejado hablar ni han tenido ningún eco los

programas de radio ni los libros que he escrito.

Refiriéndome al texto de la Constitución, creo que to confesionalidad del Estado

ha sido un gran mal para to Iglesia. Soy partidario de que se mencione la

aconfesionalidad. pero me gustaría ver una especificación más dora; abundar en

qué se entiende por no confesionalidad. Porque, tal como se expresa ahora el

borrador, continúa discriminando a tos minorías no católicas y sigue

favoreciendo los intereses de to Iglesia Católica

SOLE

(Asamblea de Dios)

«El texto constítucional recógelo más esencial de la libertad religiosa>

TOLEDANO

(Judío)

>Se ha dicho aquí varias veces que son cuarenta años de predominio de la Iglesia

Catolica son muchisimo mas, son cientos de años.

DANIEL VIDAL Presidente de la Iglesia Evangélica Española

Quiero destacar el hecho de que se diga en la Constitución to que no es un

Estado. Creo que existe un temor Inherente a emplear la palabra tatoo. quizá

para evitar enfrentamientos que condicionarían situaciones graves desde el pumo

de vista político, como ocurrió en 1931. En conjunto tiene desequilibrios y

lagunas considerables. Creo que existe una filosofía de la libertad religiosa un

poco anacrónica. Cuando nosotros hablamos de Ofertad religiosa no estamos

hablando de concestones o privilegios por motivos religiosos, sino, dentro de

tas libertades civiles, de aquellas expresiones de asociación, de reunión,

etcétera, de toda la colectividad. Para hablar de libertad religiosa no basta

darte, concederla, sino que tiene que haber un acceso a tas fuentes de

información, a tos centros de decisión, y tiene que haber una serie de elementos

que no están dados de antemano y que Incluso están disfrazados, porque depende

de ta interpretación cuando se dice «con ta única limitación del orden público

protegido por tas leyes». Depende de lo que se entienda por orden público

protegido por tas leyes...

Me parece que una Constitución debe asentarse soto en principios generales, debe

de regular tas leyes de fuego generales. Ya afirmar que tenemos que entrar en

una economía de mercado, en una Constitución, elude el principio general.

Al pueblo español se te ha dicho siempre que es católico, que existe una

supertnayoría catolica, y la gran virtud de una Constitución, de esta

Constitución, es que «a a enfrentar a tas Iglesias consigo mismas, no con e|

Estado. Vamos a saber cuál es la verdadera supermayoria católica, porque esta

supermayoría luego como un concepto abstracto, es decir, como representación de

un conjunto de personas que en su ata fueron bautizadas, adscritas a una

creencia religiosa por motivos históricos. Va a tenerse que enfrentar ante el

hecho de la ´autoridad, no del Poder. Porque la autoridad está en el pueblo, y

ta Constitución es la ocasión de que la autoridad se ejerza poniendo cortapisas

al Poder, y no que, una vez más. el Poder regule y domine a la autoridad.

De hecho, los tres artículos que se refieren a la religión, me parecen

Insuficientes, pero bastante aceptables denetro de la situación: no podemos

romper de manera brutal, pero tampoco podemos seguir el ejemplo alemán de traer

la republica de weimar, porque si intetáramos traer a la situacion actual la

Constitución de la República de 1931 que es la que esta detrás de todo este

asunto esto provocaria reacciones de tal indole que de alguna manera, no sólo

los derechos individuales sino tambien Ios

derechos colectivos. Y existe en la Constitución un principio, aparte de las

grandes lagunas y desequilibrios, aceptables el principio de que la libertad

religiosa es una libertad política, que evita o hítenla evitar discriminaciones

Ideológicas, precisando bien que las actividades de cesura, cortapisas,

etcetera, a de censura, cortapisas, etcétera, a las que tan acostumbrados

estamos, no pueden ser orden público protegidos por las leyes.

SEÑOR POVEDA. Pastor de la Iglesia Evangélica Española.

Poco puedo añadir a lo que ha expuesto el señor Vidal. Sólo quisiera reflexionar

sobre el aspecto que es el centro de esta reunión: el carácter religioso que nos

ha convocado. Como cristianos, vivimos la constante paradoja de estar en esta

especie de «polis» presente, pero aspirando a una polis futura, es decir, que no

existe Constitución alguna capaz de satisfacer plenamente la conciencia de un

cristiano. La Constitución en sí nos asusta, porque tiene un lenguaje demasiado

forense, tiene demasiadas palabras, y el exceso de palabras es una mala

experiencia histórica que hemos tenido nosotros, los evangélicos. Recuerden la

ley de Libertad Religiosa del 44, en la que lo curioso es que la único que tiene

de -libertad» es la palabra, ya que el contenido no es de libertad. También hay

que tener en cuenta los condicionantes psicológicos de un pueblo que durante

mucho tiempo ha estado mentalizado jurídicamente a una confesionalidad; de la

noche a la mañana no se puede Impunemente adecuar a todo un pueblo una

Constitución que, evidentemente va a entrañar una serle de conflictos de todo

tipo que nos costará mucho tiempo poder resolverlos.

VICENTE OLAIZ. Pastor de la Iglesia Española Reformada Episcopal

Yo me remito a la pronunciación del reciente 33 Sínodo de nuestra Iglesia, en el

que se aprobó un documento —que se redactó en el Comite de Defensa— y en e| que

se pedia que la Constitución tuviese en cuenta esto para la separación Iglesia

Estado. Mi opinión personal no puede ser otra que expresar mi alegría al ver que

aparece esto sobre lo que nosotros habíamos estado trabajando.

JUAN SOLÉ. Asamblea de los Hermanos.

En general, entendemos que el texto constitucional recoge lo más esencial de la

libertad religiosa, entendiendo que lo más esencial de esa libertad es el

derecho de conservar la religión, de cambiar de creencias, de asegurar la

inmunidad de coacción, etcétera, está contenido en el artículo 3 y 17. Hay

matices, pero, en general, el derecho está respetado. También el derecho de

expresar las creencias, con las formalidades que regulan ese derecho, están

contenidas en el artículo 23. en sus apartados. Y, además, que los poderes

públicos garantizarán el acceso a los medios de comunicación social de su

propiedad, o sometidos directa o Indirectamente a su control, de manera que el

derecho de expresión se garantiza a partir de la plataforma del Estado.

Donde quisiera poner la nota más personal es en el derecho a la enseñanza e

intrucción religiosa. Además de lo que dice el artículo 31 en su apartado 4, muy

genérico, se reconoce la libertad de creación

de escuelas dentro del respeto a los derechos constitucionales, me gustaría que

se expresara) de alguna manera la garantía a ultranza de que ninguna entidad

política o religiosa llegará a monopolizar la enseñanza. También el derecho de

defender no solamente el principio de libertad religiosa en el individuo, sino

en el asepcto comunitario, entiendo que en los artículos 10 y 2.° apartido del

26, existen bastantes garantías de que en la Constitución, esto se va a recoger

de manera clara.

CARLOS ALFONSO

(Asociación Cultural Hispano-Hindú)

«Al borrador de la Constitución le falta una mayor exigencia social>

VIDAL

(Presidente de la Iglesia Evangélica Española)

«Perdone P. Corral, que haya hablado así, pero ¡ya tenia ganas de decir todo,

esto!

CARDONA. Secretario general de la Comisión de Defensa de la Iglesia Evangélica

Española

Comunidades Evangélicas.

Creo que en cuanto a la parte de la Constitución que afecta a la libertad

religiosa como un derecho fundamental y esencial y las disposiciones que la

desarrollan, se ha dado un gran paso, ya que cierra una gran parte de la

historia, especialmente triste para las minorías religiosas, que han sufrido la

intolerancia y las dificultades de la disidencia religiosa, recogida en la ley

de Orden Público. Por tanto, saludamos con alegría esta manifestación de

libertad religiosa en la Constitución. Pero si ésta no tiene garantía de un

desarrollo consecuente, me temo que nos ocurrirá como en el pasado, que la

consecuencia de la República del 31 no fue te libertad religiosa, ya sea por el

predominio de una Iglesia mayoritaria, ya sea por unas relaciones de compromiso

de Iglesia y Estado. Igualmente tes consecuencias de 1a «tolerancia» del Fuero

de tos Españoles (en el que se decía que nadie será molestado por sus creencias

religiosas) fueron de intolerancia absoluta: el setenta por ciento de los

centros no católicos fueron clausurados y un gran porcentaje de ios pastores

sufrieron graves murtas. Y esta situación se ha prolongado hasta el año 60. Por

tanto, lo que nos preocupa es el contenido de esta libertad religiosa que va a

darse en te normativa subsiguiente a esta Constitución. Si no tiene los siete

elementos que los evangélicos españoles estiman esenciales a la libertad, ésta,

por muy promulgada que esté en 1a Constitución, se verá menoscabada.

Estos siete elementos fundamentales para nosotros, son el derecho de conservar y

de cambiar de religión, el que las personas se vean liberadas de toda coacción

esi todas las jurisdicciones, e| derecho de expresar las opiniones

religiosas...,-Según nuestro criterio,, una ley de libertad religiosa es

innecesaria, porque todos tos españoles deben oslar regulados por la misma ley

que establezca el derecho de expresión. Entendemos que el Estado debe permitir

que las Iglesias existan como derecho propio de organizarse y de sostenerse

disponiendo de sus propios patrimonios; Si a todo esto falta la separación de

Iglesia y Estado quedará malparado el concepto de libertad religiosa. El

principio cristiano de esta separación es para nosotros una Iglesia libre en un

Estado libre.

DANIEL VIDAL.

Yo quisiera apostillar que todo lo que ha añadido el señor Cardona está recogido

en la Constitución, pero yo creo que los elaborádores de la Constitución, quizá

por Inexperiencia constitucional, han caído en la trampa de hacer al mismo

tiempo que la Constitución una serie de leyes positivas que aparecen dispersas

por ahí y que constituyen los desequilibrios a los que yo aludía. Si pusieran

los principios básicos, las reglas de juego, se salvaría esto. Porque, por

ejemplo, está expresada la objeción de conciencia, pero, ¿qué es la objeción de

conciencia? Porque existe no sólo religiosa, sino de todo tipo: la de un

budista, la de un marxista o de un ateo integral. Existe una confusión por no

existir estas normas genéricas.

Los obispos españoles han publicado un documento sobre el texto constitucional.

¿Qué opinan de este documento sus respectivas confesiones?

LA LIBERTAD RELIGIOSA Y LAS IGLESIAS EN EL DERECHO COMPARADO

En el Pacto internacional sobre los derechos civiles y políticos (21 de

diciembre de 1966) se garantiza el derecho de libertad religiosa de la siguíente

manera: (19)

Art 18.—1. Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de

conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de tener o de adoptar

la religión o sus creencias. Individual o colectivamente, tanto en público como

en privado, mediante el culto, la celebración de los ritos, las prácticas y la

enseñanza.

2. Nadie será objeto de medidas coercitivas que puedan menoscabar su libertad

de tener o de adoptar la religión o las creencias de su elección.

3. La libertad de manifestar la propia religión o las propias creencias

estará sujeta únicamente a las limitaciones prescritas por la ley que íean

necesarias para proteger la seguridad, el orden, la salud 6 la moral públicos, o

los derechos y libertades fundamentales de los demás.

4. Los Estados partes en el presente Pacto se comprometen a respetar la

libertad de los padres y, en su caso, de los tutores •legales, para garantizar

que los hijos reciban la educación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus

propias convicciones.

Como fórmulas más elaboradas que distinguen los dos aspectos, el individual y el

social —concreto-histórico—, tenemos las siguientes:

ALEMANIA

Artículo 4

(1) La libertad de creencia y de conciencia y la libertad de profesión

religiosa e Ideología son inviolables.

(2) El libre ejercicio del culto está garantizado.

Artículo 5

(1) Todos tienen el derecho de expresar y difundir libremente su opinión por

medio de la palabra, por escrito y por la Imagen, y de informarse sin trabas en

las fuentes accesibles a todos. La libertad de Prensa y la libertad de

Información por radio y cinematografía están garantizadas. No se ejercerá

censura.

(2) Esos derechos tienen su límite en las disposiciones de las leyes

generales, las medidas legales adoptadas para protección de la juventud y el

derecho del honor personal.

13) El arte y la ciencia y (a investigación y la enseñanza son libres. La

libertad de enseñanza no exime de la fidelidad a la Constitución.

HOLANDA

Art. 174.—Chacun professe ees opinions religieuses en pleine liberté, sous

reserve de la protection de la société el de ses membres contra les infractions

á la los pénale.

BÉLGICA

Art. 14

La libertad de cultos, la de su ejercicio público, asi como la libertad de

manifestar sus opiniones en toda

materia, están garantizadas, «alvo la represión de los delitos cometidos con

ocasión del uso de estas libertades.

ITALIA

Art. 19

«Todos, tienen derecho a profesar libremente su fe religiosa en cualquier forma

individual o asociada, y a hacer propaganda de ella y ejercer el culto en

privado o en/público, siempre que no se trate de ritos contrarios á las buenas

costumbres.»

Libertad religiosa y de (as comunidades, cultos e iglesias

Existen varias fórmulas para solucionar el problema:

— la más completa es la de ALEMANIA, que reasume las disposiciones de Ja

Constitución

de Weimar en la actual ley Fundamental.

— la más breve, pero suficiente, es la de ITALIA.

—• no deja de llamar la atención la de HOLANDA (con un capítulo: el VIH).

HOLANDA CHAPITRE VIII qOU CULTE

Art 174.—[Supra].

Art. 175.—Une protection égale est accordée á toutes tes confessions religieuses

du royaume.

Art. 176.—Les adhérents des divers cultes jouissent tous des mémes droits civils

et politiquea, et sont également hábiles á revétir les dignités, fanctions et

emplois.

Art. 177 —L´exercice public de tous les cultes est permis á l´intérieur des

édífices et lieux fermés, sauf Íes mesures nécessaires pour assurer l´ordre el

la tranquilité publique.

L´exercice public du cuite reste autorisé sous la méme reserve hors des édifices

et lieux fermés, partour oü li est actuellement permis d´aprés les lois et

réglements.

Art. 178.—Les traitements, pensiona et autres revenus de toute espéce dont

jouissent actuellement (es diverses communautés religieuses ou teurs ministres

leur sons garantís.

Aux ministres qui. jusqu´ici. ne touchent aucun traitement ou ne touchent qu´un

traítement insuffisant sur (a calsse de l´État, peut étre alloué un traítement

ou une augmentation de traítement.

Art. 179.—Le rol veille a ce que toutes les communautés religieuses se

maintlennent dans les bornes dé i´obéissance aux loís de l´État.

Art 180,—L´intervention du Gouvernement n´est exigée, ni pour la correspondance

entre les chefs des diverses confessions religieuses, ni, sauf la responsabilité

résultant de la loi, pour la publication d´instructions religieuses.

SEÑOR CARDONA.

No me sorprenden las reacciones de la Conferencia Episcopal Española,

especialmente cuando lo Iglesia Católica ha tenido este trato de favor durante

tanto tiempo en el país. La reacción me parece más de tipo económico que de tipo

espiritual. Pero creo que lo Constitución es un oten para la Iglesia Católica,

porque la reducirá a sus cauces y la permitirá proyectarse como lo que es, un

ente espiritual, cuyo propósito sea la relación de los hombres con Dios.

SEÑOR POVEDA.

El problema para mí es saber si el documento de la Conferencia Episcopal supone

una injerencia en el Estado, o si se trata de una simple toma de postura.

Considero que la declaración ha sido inoportuna e Inconsecuente, porque oí

tratarse sólo de un borrador puede servir de condicionamiento psicológico para

la propia Comisión, para las Cortes y para, incluso, los partidos políticos. A

pesar de la democracia, todo el aparato jurídico español sigue estando

condicionado por la confesionalidad de la Iglesia, y esto favorece una situación

de privilegio en la sociedad, en la cultura, en la economía y en la política. Es

evidente que a la Iglesia Católica te interesa esta situación transistorio.

ambigua, en la que de hecho la separación de ambas potestades es puramente

dialéctica. Por otra parte, en esta declaración se menosprecia a las minorías,

además con cierta inconsistencia argumenta!. Si Tarancón reconoce que nuestra

sociedad es pluralista ideológicamente, una conciencia auténticamente cristiana

no podrá argumentar (amas que la mayoría, por el hecho de serlo, tenga derechos

que hayan de ser discriminados constituctonalmente en contra dé la minoría. Es

una postura poco evangélica. Sin embargo, los jerarcas católicos se muestran muy

consecuentes con su normal actitud predemocrática. (Recordemos tos Principios

del Movimiento y las Leyes Fundamentales, que nos recuerdan a todos que la Santa

Iglesia Católica Apostólica y Romana es la verdadera y su creencia es

inseparable de la conciencia nacional.) Todo gira en tomo a este criterio

relativista, que se aparta de Jas normas exigidas por el Concilio Vaticano II.

SEÑOR VIDAL

Siento una gran admiración por la sabiduría de la Iglesia. Sin embargo, en el

texto que nos ocupa aparecen cuestiones en lo* que me permitiría discutir el

documento de la Convención episcopal católica desde el punto de vista del

protestantismo. Por ejemplo, se da por sentado que la familia es una institución

inamovible; que el matrimonio que conocemos es el mismo de ayer, de hoy y por

los siglos; que toda to serie de Instituciones son to que deben ser y cualquier

variación es un ataque a ta moralidad. Esto es to que me permito discutir. NI el

matrimonio de hoy es el que siempre ha sido, porque desconocen tos influencias

culturales sobre el matrimonio; ni e| matrimonio occidental es el único que

existe en el mundo, ni hemos alcanzado la plenitud de la forma matrimonial, ni

se pueden prejuzgar ensayos. En ta Mea de ta fámilia, nos estamos pasando de una

a otra Idea- ¿Qué es ta familia? En ta enseñanza está muy oten hablar dd derecho

de los paparo sus hijos, con una1 condición: que haya opción. Pero en una

sitauacion de infodesarrollo de gran parte de la sociedad española no hay

elección. Gracias si exista alguna; solo to dv aquellos que pueden pagar la

elección. Y asi hoy toda uno alerto de Indicaciones en la situación de minoría a

uno situación de poder. Es decir, la Iglesia esta reconociendo su condición de

minoría y, en es* sentido, sus propias predisposiciones morales tienen que ser

revisadas y* sobre todo^ debe acostumbrarse a someter tos a discusión, porque no

van a ser automáticamente legislados en el mismo sentido que to fueron antes.

Por ejemplo, en ta enseñanza el Estado tiene algo que decir. Es un empeño dsl

Estado, en primer lugar, al que todos debemos contribuir: católicos.

protestantes, etcétera. Esto no quita para que tengamos que hacer una

diferenciación sobre ta labor de ta Iglesia en ta enseñanza y to contribución a

la labor general, que no es necesariamente doctrinal, sino de solidaridad humana

a la que todos tenemos que contribuir.

SEÑOR MONROY

Yo reconozco que soy más pasión que cerebro, y este documento ha sido elaborado

por técnicos, por especialistas. Pero la declaración me parece de una

inconsecuencia total y creo que. por una vez. la Iglesia se ha adelantado un

poco a los acontecimientos. La Iglesia siempre ha ido a remolque de los

acontecimientos. León XIII publicó la Rerum Novarun cuando ya los obreros

europeos estaban conquistando sus libertades. Yo creo que la declaración de los

obispos españoles en este caso concreto se anticipa al futuro y tratan de

cubrirse. Al mismo tiempo, me parece inconsecuente. Habla de libertad de

derechos, pero se refiere siempre a la Iglesia católica, sin tener en cuenta e|

derecho de los demás. Ahora pide que se dé libertad para evangelizar y lleva

cuarenta años para evangelizar y tenemos a las clases universitarias y obreras

totalmente desligadas no de Dios, sino de la Iglesia Católica. Me gustaría que

ta Iglesia Católica se acordara alguna vez de mí. que no soy católico,

apostólico y romano, y clamara por mis derechos.

SEÑOR BARRIO

yo creo que que la enseñanza debe ser laica, y luego, cada cual, tendra derecho

a llevar a sus hijos a la iglesia o confesion qe estime conveniente . Yo no

tengo hijos pequeños, porque soy ya un anciano,

pero no me haria ninguna gracia que los instruyeran en una religión que no fuera

la mia. Por ello insisto en la separación de la Iglesia y el Estado, y de

manera muy especialisima, en la enseñanza.

SEÑOR ALFONSO.

Esta reacción me parece demasiado humana. Efectivamente, el dominio de la

Iglesia durante cuarenta años ha sido de tal índole que ante una posible pérdida

de privilegios, de la influencia que los católicos puedan ejercer, me parece

lógica.

SEÑOR TOLEDANO.

Yo creo que esta declaración del episcopado católico parte de tina óptica

católica, como tiene que ser, y es perfectamente lógico que cada uno exprese su

opinión sobre el tema que se trata directamente, y cada una de las confesiones

aquí presentes pueden hacer lo mismo. Todos tenemos derecho a pronunciarnos

sobre el tama de la Constitución e instituciones del país. Esta declaración creo

que, por una parte, representa una cierta concienciación de que las cosas

cambian, y por otra, representa una línea tradicional de la Iglesia católica.

Stf ha .dicho varias veces .que son cuarenta años de predominio de la Iglesia

católica; son muchísimos mas, son cientos de años. Porque tos judíos sufrimos la

expulsión de 1492. que fue precedida de toda suerte de masacres anteriores. Por

to tanto, es difícil romper esa barrera psicológica que representa esa

acumulación histórica, y tengo el temor de que se establezca un diálogo entre

católicos en el momento de discutir la Constitución, entre tos obispos y tos

legisladores que van a «laborar la Constitución. Y temo que esto haga que

pierdan de vista, muy posiblemente, una serie de valores, no intencionadamente,

sino por tradición psicológica, por costumbre, por habito simplemente, que

puedan vulnerar taras principios qus son fundamentales, por costumbre, y atentar

contra otros, sin la delicadeza con que se deben abordar estos tomas. Para mí to

fundamental es la Igualdad absoluta de tos ciudadanos ante la ley, y la

consecuencia de este principio es la protección de las minorías. Las minorías no

piden privilegios, sino derechos igules a los demás. No hay que dar los

privilegios que la mayoría exige sin una protección especial para las minorías,

para respetar un principio que está por encima de la Constitución y por encima

de las leyes, el da la igualdad absoluta de tos ciudadanos.

PADRE CORRAL

Me ha agradado muchísimo escuchar a todos ustedes. Y debo decirles que todo

cuanto se refiere al pasado me parece, en gran parte, el 90 por 100, algo que

hay que aceptar, y estoy de acuerdo en ello con ustedes.

A raiz del Concilio Vaticano II se establece, para la doctrina católica, que la

libertad religiosa es dgp que debe tener todo régimen, separacionísta o

confesional. Pero el orden debería ser inverso, no primero confesional o

separacionalista, sino primero un régimen de libertad reilgiosa y después vendrá

un sstema.

Reconozco que siempre que se establecen unos principios hasta que van calando en

to mentalidad de tos gantes ha de pasar mucho tiempo. Ustedes han hablado desde

una carga histórica, pero esto conctencizoctón se está produciendo más rápido de

to que pensamos. Creo, pues, sinceramente que las cosas irán por buen camino, en

este campo, en España, antes Incluso de lo que pensamos quienes estamos aquí

reunidos.

LA LIBERTAD RELIGIOSA Y LAS IGLESIAS EN EL DERECHO COMPARADO

ITALIA

Art 7

«El Estado y la Iglesia Católica son, cada uno en su propio orden,

independientes y soberanos.

Sus relaciones están reguladas por los Pactos de Letrán. Las modificaciones de

los pactos, aceptadas por ambas partes, no necesitan procedimiento de revisión

constitucional.»

Art 8

«Todas las confesiones religiosas son Igualmente libres ante la ley.

Las confesiones religiosas distintas de fa católica tienen el derecho de

organizarse según sus estatutos, mientras no se opongan al ordenamiento Jurídico

italiano.

Sus relaciones con el Estado se regularán por leyes sobre la base de acuerdos

con los respectivos representantes.»

BÉLGICA

Art 15

Nadie puede ser forzado a participar, de cualquier manera que sea. en ios actos

o ceremonias de un culto ni a observar los días de reposo.

Art. 18

El Estado no tiene derecho a Intervenir en el nombramiento ni en la instalación

de los ministros de un culto cualquiera, ni a prohibir que éstos se comuniquen

por carta con sus superiores y a que publiquen sus actas, salvo, en este último

caso, la responsabilidad ordinaria en materia de Prensa y publicación.

El matrimonio civil deberá preceder siempre a la bendición nupcial, salvo las

excepciones a establecer por la ley si hubiere lugar a ellas.

Art 117

Los sueldos y pensiones de los ministros de cultos correrán a cargo del Estado;

las cantidades necesarias para ello serán incluidas anualmente en el

presupuesto.

Art. 127

Ningún Juramento puede ser impuesto más que en virtud de una ley. Ella es quien

determina la fórmula.

ALEMANIA

Normas que contiene los derecho fundamentales de las comunidades religiosas:

Art. 140

Las disposiciones de ios artículos 136. 137. 138. 139 y 141 de la Constitución

alemana del 11 de agosto de 1919 son parte integrante de la presente ley

fundamental.

(Artículos de la Constitución de Weimar, asumidos por la ley Fundamental de

Bonn.)

Art 136

(1) El ejercicio de la libertad de cultos no condiciona ni limita los

derechos y obligaciones civiles y cívicos.

(2) El disfrute de derechos civiles y cívicos, asi como la admisión a cargos

públicos, son independientes de la creencia religiosa.

(3) Nadie estará obligado a manifestar su creencia religiosa. Las autoridades

no tendrán el derecho de preguntar sobre la pertenencia a una comunidad

religiosa, sino en cuanto que de ella dependan derechos y obligaciones o en

cuanto lo exija una comprobación estadística dispuesta por >a ley.

(4) Nadie deberá ser obligado a un acto o solemnidad eclesiásticos o a

participar en ejercicios religiosos o a emplear una fórmula religiosa de

juramento.

Art 137

(1) No existe una Iglesia del Estado.

(2) Queda garantizada la libertad de asociación para sociedades religiosas.

La agrupación de sociedades religiosas dentro del territorio del Reich no estará

sometida a restricción alguna.

(3) Toda sociedad religiosa reglamentará y administrará sus asuntos

independientemente, dentro de los limites de la ley vigente para todos,

confiriendo sus cargos sin intervención del Estado ni de la comunidad civil.

(4) Las sociedades religiosas adquieren la capacidad jurídicas con arreglo a

las disposiciones generales del Derecho Civil.

(5) Las sociedades religiosas que antes hubieren sido corporaciones de

derecho público siguen siéndolo.

A las demás sociedades religiosas se les concederán, si lo solicitaren, los

mismos derechos, siempre que por su estatuto y el número de miembros ofrezcan

garantía de duración. Si varias de tales sociedades religiosas de derecho

público se reunieran en una agrupación, ésta será asimismo una corporación de

derecho público.

(6) Las sociedades religiosas que sean corporaciones de derecho público están

facultadas para percibir Impuestos con arreglo a las disposiciones legales de

los Estatutos, a base de las listas contributivas civiles.

La libertad religiosa en la Comunidad Europea

(7) A las sociedades religiosas serán equiparadas las asociaciones que se

consagren en común a las atenciones a una ideología.

(8) SI para el cumplimiento de estas disposiciones se necesitare otra

reglamentación, ésta corresponderá a la legislación de ios Estados.

Art 138

(1) Las prestaciones del Estado a sociedades religiosas, fundadas en ley.

tratado o titulo Jurídico especial, serán redimidas por la legislación de los

Estados. Los principios para ello serán establecidos por el Reich.

(2) Estarán garantizados la propiedad y los demás derechos de las sociedades

y asociaciones religiosas sobre centros, fundaciones y demás bienes destinados

al culto, a la enseñanza y a la beneficencia.

Art 139

El domingo y los días festivos reconocidos por el Estado quedarán protegidos por

la ley como días de descanso y de edificación espiritual.

Art 141

Siempre que en el Ejército, en los hospitales, en los establecimientos penales o

en otros centros públicos cualesquiera exista la necesidad de culto y cura de

almas, fas sociedades religiosas serán admitidas para proceder a actos

religiosos, debiendo abstenerse de toda coerción.

El Vaticano II fuerza a los católicos a decir que el sistema ideal no es el

sistema confesional, sino que es uno de estos dos: o separacionista con libertad

o confesional con libertad. La clave es la libertad religiosa, una libertad

religlosa que tiene que ser igual y completa para todos. Hay que hacer que esta

libertad entre de verdad en todos los pueblos. A mi parecer, los españoles, como

ya es un poco habitual para nuestra sicología, parece que entramos ahora en una

especie de tsprint» final. De modo que de cerrados pasamos a una apertura

brutal. Queremos una Constitución y nos olvidamos de todo, incluso de tos

derechos de los demás, y soñamos en hacer algo totalmente original. Es un poco

tópico nuestro.. Y yo digo, «señores, pensémoslo bien, y sentémonos y rompámonos

los codos y digamos a partir de entonces algo genial». Por lo que se refiere af

texto de la Constituidor», no olviden que es un borrador. Por tanto, la realidad

viene a traducirse en una especie de enunciados mínimos consensúales.

El texto constitucional que comentamos es un borrador que rompe un sistema, en

el caso de la confesionalidad, al incluir esa fórmula negativa. De modo que

cítiéndome al tema, parece que tos legisladores han dicho «hablemos de la

confesionalidad, que sea negativa». Hay que poner subvenciones, pues, pongamos

subvenciones a las escuelas»; «una Constitución debe hablar de la familia, pues

hablemos de la familia». Y en cada caso aparecen una especie de «mínimos», de

manera que los artículos redactados son realmente el resultado de una serie de

cesiones de todos. Se borra un poco de cada cosa, y el se borra no hay nada

determinado y concreto, definitivo. Ellos mismos, los representantes que

redactan el texto, han explicado esto; que no está suficientemente desarrollado

ningún tema, porque se trata de un borrador. De ahí la insuficiencia de la

libertad religiosa, y de la enseñanza, por ejemplo. Unos, de ustedes, han dicho

que aquí se ha recogido, en la Constitución, la perspectiva católica; otros de

ustedes han dicho que se cae en la cuenta, por primera vez en la historia, que

la nación española no es la nación católica. Ya es algo.

Por lo que se refiere al documentro de (os obispos sobre la Constitución, la

Prensa publicó que no hubo unanimidad, ni siquiera por parte de los propios

obispos. ¿Es oportuna esa declaración o no es oportuna? De hecho, la mayoría de

los obispos la ha aprobado, menos nueve o diez. Y yo respeto el juicio de esa

mayoría. SI, por ejemplo, ios iglesias protestantes se reúnen, y sus jefes

acuerdan algo yo, caramba, respeto esa opinión, y hago más casos de tos 50 ó 100

del Consejo Ecuménica que de tos otros nueve o diez disidentes del conjunto. A

lo mejor me gusta más una opinión que la otra, pero el razonamiento que me hago

es sencillo: el documento ha sido discutido por todos ellos, y aprobado por la

gran mayoría. Lo acepto.

En cuanto al otro punto, ta Influencia que ese documento pueda tener por haberse

pronunciado tos obispos católicos «en momentos cruciales», como recalca

Tarancón, estamos de acuerdo en que, efectivamente, son momentos cruciales.

Comprendo la alegación que hocen ustedes de que incidirá, la declaración de tos

obispos, en lo político. Pero este peligro lo tienen que afrontar todos las

fuerzas sociales Independientes, sean políticas o no lo sean. Eso es inevitable.

Han apuntado ustedes que temen el desarrollo de la libertad religiosa, y yo

ahora íes digo que, en mi opinión, la Iglesia católica debe tratar de dar

contenido a esa libertad, que procure garantizarla. Esto, la Iglesia católica, y

en la medida de to posible, cada una de los demás confesiones. Los siete puntos

indicados por el señor Cardona ayudarán a garantizar eso libertad.

El paso a la Seguridad Social de tos sacerdotes católicos es otro punto que

ustedes presentan como discriminarlo; tendría que advertirles que tampoco

nosotros tos religiosos —y no sólo tos pastores protestantes, por ejemplo— hemos

sido entre tos beneficiarios de la Seguridad Social. Evidentemente, to lógico es

que tos beneficios sean para todos por igual, como quieren hacer, por ejemplo,

en Polonia:

Seguridad Social no sólo para los sacerdotes católicos, sino para los demás; es

natural que esto deba ser extensivo.

En fin, como norma de libertad religiosa, repito, yo pondría la del Consejo de

Europa, que permite el recurso de Estraburgo. Pero, en cualquier caso, quería

decir esto; que la base de la norma sea que lo que se pide para los católicos

cea también paro todos por Igual. Hoy en día, 1o tendencia de to comunidad en el

orden internacional es tratar de garantizar Jos derechos por encima de los

Estados, tos partidos y los grupos de presión. Para hacer que un privilegio no

to sea. cuando se pide algo hay que pedirlo para todos.

3 En busca de una posible colaboración

POVEDA

(Iglesia evangélica)

«La Constitución, el borrador, nos asusta porque tiene demasiadas palabras: el

exceso de palabras

es una mala experiencia histórica>

CARDONA

(Protestante)

>la Constitución cerrará una triste historia del pasado: la de las minorías

religiosas>

SEÑOR MONROY

Perdone^ querrá puntualizar el asunto de la Seguridad Social. Nosotros hemos

venido aquí —nosotros, me refiero a José Cardona, Soler y yo—, acabamos de venir

de una reunión de pastores de toda Esparta, donde se ha estado discutiendo el

tema de la Seguridad Social. Y es que nosotros rechazamos completamente que el

Estado incluya a los pastores. Es decir, se ha rechazado en esa reunión de

pastores, casi en un 95 ó 96 por 100, que el Estado incluya en la Seguridad

Social a los pastores con dinero del presupuesto nacional. Esto, porque nuestros

principios lo Impiden. Creemos en una separación total de Iglesia y Estado, y no

aceptamos dinero del Estado para la Seguridad Social de nuestros pastores. Si

ese dinero lo acepta lo Iglesia Católica es cuestión de ella.

ARRIBA ha sentado un precedente al recabar las apantanes de personas de

distintas confestones a la de la Iglesia Católica. Lo verdaderamente Importante

es que este nivel de contactos continuara.

ARRIBA.—Yo quisiera que ustedes buscaran ia fórmula más adecuada para que estos

contactos tuvieran lugar. Nosotros decimos: aquí tienen ustedes una mesa, un

periódico, ¿pueden buscar la fórmula que permita una colaboración entre ustedes

para llegar a crear algo?

MONROY

Nosotros tenemos en el protestantismo una Comisión de Defensa, con un secretario

-ejecutivo, que es el señor Carmena. Luego, por to que respecta a tos

protestantes, creemos que el punto para establecer tos contactos sería esta

Comisión.

POVEDA

Además, existe un Comité Cristiano interconfesional. en el cual está presente

Incluso la Iglesia Católica. Y este Comité tenia precisamente el día 29 el

propósito de hacer algo similar a lo que ARRIBA ha propuesto tratar el tema de

1a Conferencia Episcopal y la Constitución.

CARDONA

Yo creo que una aportación positiva que podría salir de aquí, y el diarto ARRIBA

ya ha dado la pauto en éste encuentro, es hacer que la legistaciótt que va a

producirse ahora, con la Constitución y las

normas posteriores, pudiera tener el consejo o 1a visión de las minorías

religiosas. Es decir, que ias minorías religiosas tengan voz, que el periódico

muestra esta laguna o que sirva de portavoz.

VIDAL

Yo propondría que el periódico, si lo considerase oportuno, entablase un debate

abierto. Que, a través de artículos o escritos dirigidos al periódico, se

mantuviese un diálogo, una corriente de opinión en la que se abordasen

cuestiones directas, relativas o las Instituciones, a la enseñanza, desde el

punto de vista del Interés que a todos nos mueve el llegar hacia una nueva

perspectiva que tiene que ser globalizada, sin particularismos.

POVEDA

Yo veo en esa opinión una dificultad: que el periódico puede tener interés en un

momento determinado, ya que se mueve con arreglo a Ja actualidad. Y Jo que

nosotros debíamos buscar es roas consistencia, algo más permanente, separado,

por tanto, del momento cronológico de) periódico.

SOLER

Lo importante es que las minarias religiosas tengamos voz. Por «femplo, citemos

el caso concreto de la revisión de ias normas concordatorias. Podría pensarse

«jue esta revisión afectaría solamente al Estado y a la Iglesia Católica, pero

es evidente que las minorías sufrimos tas consecuencias de los privilegios que

estas normas concordatorias conceden a to Iglesia Católica. Y, como son normas

internacionales, puede ocurrir que éstas anulen las leyes interiores que afecten

a tas minorías religiosas. Por tanto, si se habla de revisión concordatoria,

debemos ser oídos» como ocurre en el caso concreto de Italia. Esto Implica que

debemos sostener una colaboración entre nosotros de manera que podamos ser oídos

por ios poderes públicos, y es evidente que esto no se puede hacer a través de

un periódico, sujeto a Imperativos de actualidad que no corresponden

necesariamente a los nuestros.

CORRAL

Yo propondría: unión Interna de las minorías religiosos, y después, empezar a

trabar contacto con la Iglesia Católica. A través del Consejo ecuménico de tos

Iglesias, puesto que en él podrían forzar cualquier postura.

(Por unanimidad, tos asístanles acuerdan que el señor Cardona tome la dirección

de todos, y tos convoque más adelante, para reuniones posteriores.)

 

< Volver