Autor: Aradillas, Antonio. 
   No al obispo     
 
 El Imparcial.    17/12/1977.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

página 12 EL IMPARCIAL 17 diciembre 1977

regiones

No al obispo

DE la diócesis de Jaén nos llega una documentación enjundiosa acerca del momento

que vive allí su Iglesia. Nos limitamos en esta ocasión a extractar parte de tal

documentación:

«El obispo actual de Jaén ha seguido un camino pastoral muy similar al de los

obispos-semi-feudales de otras épocas de nuestra remota y reciente historia».

En una carta dirigida al Nuncio Apostólico del Papa acompañada de miles de

firmas, los cristianos de Jaén hacen una radiografía muy perfilada de

determinados hechos:

—Venta especuladora de solares por valor de alrededor de ciento cincuenta

millones de pesetas.

— Venta del Colegio Menor San José.

—Proyecto de nuevo Palacio Episcopal y edificación de viviendas para la venta,

tras la demolición del actual.

—Abandono de amplios espacios del seminario antiguo.

—Administración diocesana al margen del pueblo de Dios: no se da cuenta del

•destino de los millones percibidos por la venta.

—Desaparición de movimientos o asociaciones seglares.

—Sacerdotes removidos de sus cargos, sin previa

JAÉN

consulta ni a los interesados ni al pueblo de Dios: En Bailen fue destituido uno

de los sacerdotes que formaba parte de un equipo sacerdotal, siguiendo las

consignas críticas de un grupo de poderosos de la localidad. Un hecho similar

ocurrió en una parroquia de Linares, de la que fue trasladado un sacerdote,

Tomás, hombre popular que, en su ministerio pastoral, ha sacado siempre a la luz

los valores de liberación que contiene el Evangelio acusándosele de politizar

los temas religiosos. El sacerdote José Isidro fue desposeído de sus licencias

ministeriales en la diócesis de Jaén, apelando a que en sus misas el pueblo

participaba activamente y a que sus homilías no eran del agrado del obispo. El

delegado episcopal de Caritas de la diócesis fue también desposeído de su cargo

bajo acusación de que le colocaban detrás de todos los movimientos populares en

contra de las actuaciones del obispo. Esteban Ramírez, delegado de Caritas, ha

trabajado en esta institución en línea de verdadera promoción: en el Plan de

Desarrollo Comunitario de la Sierra de Segura^ con emigrantes en el Secretariado

de Gitanos.

PLENA VIGENCIA

La situación diocesana se está haciendo auténticamente crítica y ha trascendido

a la calle a través de la Prensa, habiéndose celebrado además una concurrida

manifestación en Linares en la que aparecieron pancartas redactadas en los

términos siguientes: «No al poder religioso». «Iglesia comunidad». «No se puede

servir a Dios y al dinero». «Obispado: empresa capitalista...»

Y es que en Jaén, al igual que en tantas otras diócesis españolas, la Iglesia

jerárquicamente ha de comprometerse hoy de verdad con el pueblo situado en las

zonas más tristes del más deprimente subdesarrollo, si no quiere perder el tren

de la historia y del Evangelio. Las fórmulas extras o antipastorales del

ejercicio de la autoridad eclesiástica, no son ya admisibles y los cristianos de

base han tomado conciencia de ello, dispuestos a expresar tanto su

disconformidad como su incomodidad. «Pluralismo», «corresponsabilidad»,

«comunidad», «gestión democrática», «Asamblea Permanente», «pueblo de Dios»,

«opción por los pobres», «denuncia por parte de los creyentes»... son conceptos

que alcanzan en la Diócesis de Jaén, capital del Santo Reino, plena vigencia y

que concitan la atención de propios y extraños...

Uno de los escritos que ha llegado a nuestras manos, proclama con optimismo

conciliar lo siguiente: «La Iglesia del pueblo de Dios, ha nacido en Jaén y

nadie va a ser causa de sofocarla, porque arranca del Evangelio y tiene su

arraigo en el pueblo».

ANTONIO ARADILLA?

 

< Volver