Con nueve votos en contra. 
 Aprobado el Reglamento del Consejo Nacional  :   
 "La secretaría General debe ser controlada desde aquí y no controlar ésta al Consejo, como ahora ocurre" (LABADÍE). 
 Nuevo Diario.    28/07/1968.  Páginas: 1. Párrafos: 35. 

Con nueve votos en contra

Aprobado el reglamento del Consejo Nacional

«La Secretaría General debe ser controlada desde aquí y no controlar ésta al Consejo, como ahora ocurre» (LABADIE)

MADRID, 27. (Europa Press.)

El Pleno del Consejo Nacional del Movimiento ha aprobado esta mañana, con nueve votos en contra, el reglamento de dicho organismo. La sesión, presidida por el vicepresidente del Consejo y ministro secretario general del Movimiento, señor Solís, se inició a las diez y cuarto. Entre los consejeros asistentes figuraban el vicepresidente del Gobierno y los ministros de Justicia, Obras Públicas, Industria, Gobernación, Marina, comisario del Plan de Desarrollo y de Información, y Turismo, que se incorporó a las doce.

El señor Solís abrió la sesión y dijo que el principal asunto del Pleno era el proyecto de reglamento del Consejo Nacional.

Ideas

Comenzó después la deliberación sobre el proyecto e intervino en primer lugar el ponente don Torcuato Fernández-Miranda, quien dijo que entre los requisitos del reglamento figura el de que éste es la norma de funcionamiento de la Cámara o "el mecanismo funcional del Consejo". El Movimiento —dijo después— no puede confundirse con la opinión pública. Esta es la Cámara de las ideas y de los principios. Después de citar varías frases del Jefe del Estado, examinó las líneas generales del proyecto y pidió finalmente el voto afirmativo de los consejeros.

Contra!

A continuación tomó la palabra el señor Labadíe Otermín, quien había presentado una enmienda que ha sido —según dijo— parcialmente aceptada. Tal enmienda se refería a que los servicios y organizaciones de la Secretaría General del Movimiento sean controlados por sendas comisiones. Manifestó también que convenía que se reprodujera el artículo 38 de la ley Orgánica del Estado. "Somos nosotros —dijo— los que tenemos que marcar las orientaciones políticas de los servicios y organizaciones de la Secretaría Nacional."

Añadió más adelante que en el artículo 38 bis se desarrolle el precepto del artículo 39 de la ley Orgánica. Las orientaciones —siguió diciendo— no pueden dictarse en este Pleno y hay que hacerlo por comisiones. Habló también del futuro y dijo que se desconocía quién iba a ocupar la jefatura nacional y la vicepresidencia, por lo cual tomaba él estas cautelas.

La Secretaría General

—puntualizó el señor Labadíe— debe ser controlada desde aquí y no controlar ésta al Consejo, como ocurre ahora, Existe un gran vacío político que hay que llenar —siguió diciendo— para que los grupos de oposición no nos adelanten en las iniciativas, como ha ocui´rido alguna vez.

Mujer

Intervino seguidamente la señora Ménica Plaza, quien expuso una enmienda al artículo 46 y pidió que se añadiera el artículo 8.° de la ley Orgánica del Movimiento y de su Consejo Nacional, que dice así:

"El Consejo Nacional promoverá la formación de la mujer y fomentará su plena participación en la vida nacional."

Publicidad

El señor Pedrosa Latas interviene luego para expresar su acuerdo con el proyecto, en el sentido de que lo votaría positivamente, pero con reservas, pues, a su juicio, deberían introducirse algunas modificaciones.

Indicó su preocupación de que el proyecto .estuviera falto de algunas ideas o de algunos conceptos generales, tales como la publicidad de las sesiones y el auténtico contraste de pareceres. Estos dos últimos puntos fueron abordados también por los señores Romero Gómez, Ortí Bordas y Fernández Sordo, que intervinieron a continuación.

Esencias

El señor Pedrosa puntualizó que no quería que su enmienda fuera votada en particular, sino que hablaba al Pleno para quedarse tranquilo en conciencia, porque había dicho lo que tenía que decir. Resaltó que el diálogo es la base de la política, no el diálogo de los partidos, pero sí el de los representantes de las esencias nacionales. La diversidad en el pensamiento, en política, es tan inevitable —indicó— como conveniente.

Ministros

Respecto a las atribuciones de la Comisión Permanente dijo que se confiere a Tos ministros más derechos que a los miembros del Consejo Nacional. El clima en que parece se han llévado las negociaciones por parte del Consejo, los ministros y la Secretaría General le ha parecido un tanto diversificado, porque cada uno seguía su propio camino.

En cuanto a la publicidad de los temas tratados en el Consejo dijo que debe darse en el Pleno y secciones, siempre que el presidente o el vicepresidente no lo considere reservado por razones políticas. El Movimiento y la organización colegiada —añadió— deben dar una nota representativa con la publicidad que den a los asuntos que consideren.

En cuanto al Consejo —prosiguió—, sus deliberaciones no deben quedarse entre nosotros. Puntualizó asimismo, que la ley de Secretos Oficiales afirma, en su artículo 1.°, que todos los órganos del Estado están sometidos a la publicidad. Quien pierde si así no se hace es el país, que, en su opinión, está ansioso de opiniones. La política debe ser una acción continuada, pero respaldada por el pueblo, agregó.

Pareceres

Sobre el contraste de pareceres el señor Pedrosa dijo que debería reducirse el número de un tercio establecido en el artículo 46 del proyecto, con el fin de dar más fluidez y suavizar la rigidez actual.

El señor Pedrosa Latas concluyó su intervención señalando que el contraste de pareceres no tiene actualmente una base asociativa y que es una pluralidad de opiniones individuales.

Obstáculos

A continuación, tornó la palabra el señor Ortí Bordas, quien expresó su temor de que la Cámara se relegara a una función complementaria en vista del proyecto de reglamento, y expresó su parecer de que la Cámara se vería así capitidisminuída. Mostró su desacuerdo con el tercio de consejeros que establece el citado artículo 46 para formular iniciativas y puntualizó que la Cámara tiene más de obstáculos que de funciones normales.

Confusión

En cuanto al contraste de pareceres, el señor Ortí Bordas dijo que el reglamento confunde el contraste de pareceres con la formulación de medidas y programas y con las deliberaciones sobre asuntos de carácter político, como si todo lo que hiciese el Consejo no requiriese el trámite previo de la deliberación política.

Habló después de la publicidad, de las deliberaciones y ratificó las opiniones antes mencionadas, afirmando que una Cámara política secreta es incapaz de suscitar la adhesión del país. Afirmó después que la ponencia trató de ilegales a las comisiones que querían controlar a la secretaría General del Movimiento y rezono que tales comisiones no eran ilegales diciendo que los órganos ejecutivos no pueden estar inmunes. Finalmente, el señor Ortí habló de la soberanía de la Asamblea y pidió un reglamento mis ancho y abierto que el que se presentaba.

El señor Fernández Sordo, que intervino a continuación, defendió los principios de la publicidad de los trabajos, apoyándose en la idea apuntada por el señor Romero Gómez de que las Cortes Españolas no han tenido calor popular hasta que se ha permitido la entrada de la Prensa en las comisiones.

Ponente

Finalmente, el señor Fernández Miranda, en su calidad de ponente, intervino para rebatir los conceptos vertidos por los consejeros sobre los temas de la iniciativa, el contraste de pareceres y la publicidad de los trabajos. No mostró su desacuerdo en que se redujera a un quinto el número de consejeros que presentaran iniciativas. En cuanto al contraste de pareceres, dijo que es distinto en el Consejo Nacional que en la vida normal.

Moción

La presidencia del Consejo, por parte del señor Solís, dijo que se elevara al Gobierno la reducción de un quinto, en lagar de un tercio, el número de consejeros establecido en el artículo 46, y manifestó después, que creía que el Gobierno no tendría inconveniente en aceptar tal moción.

Aprobado

Se sometió después a votación el proyecto, que fue aprobado, como ya se ha dicho, con nueve votos

en contra, entré ellos los de los señores Orti Bordas, Matea de Ros, Labadíe Otermín y el de la señora Monica Plaza.

Se siguió después el orden del día y se pasó a estudiar el proyecto de "criterios para el planteamiento político del régimen local, a la vista de la ley organica del estado que Fue dictaminado en su día por la sección octava del Consejo, encargada de la promoción política de las estructuras básicas. Intervino como ponente el señor García Hernández. Sometido a votación, fue aprobado por cuatro votos en contra.

 

< Volver